1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos)
Cargando…

La historia de Nataly…. De «Nat». Aunque Ud. No lo crea, en algunas partes del mundo hay niños «XY» que nacen con genitales femeninos, al entrar en la pubertad sus gónadas toman la forma que deberían tener por genética, este es el caso de Nat..
-HETERO?
-TRANSEXUAL?
-GAY?
(decida usted mism@)

 

………………

Han pasado 3 meses desde que Natalia descubrió que había sido desde su nacimiento un Güevedoce, el shock inicial de saberse un varon atrapado en un cuerpo de niña que, además se volvería cuerpo de hombre muy pronto le había pegado muy duro a la frágil mente adolescente de Natalia, ¿acaso podria seguir llamandose así? ¿Natalia Daniela? ¡Nunca más! había dejado de asistir a la escuela, había dejado de salir de casa, y de su propio cuarto, se rehusó a recibir visitas de sus amigos, incluso de Laura, incluso de Pascual, quien parecía haberse alejado tambien de ella, pues pasaba sus horas entre el colegio y las canchas de basket, llegando a casa casi al borde de la tarde y la noche, luego se bañaba y comía en su propio cuarto.

Tambien habían ocurrido algunos incidentes que afectaron mucho a Natalia, como el día en que sintió asomar su glande por primera vez desde dentro de su vagina cambiante, los vellos que brotaba por primera vez de lo que antes habían sido sus labios vaginales, o al abrir su gaveta de ropa interior y notaba la hilera de pantis y sostenes que en algún momento perderían su funcionalidad; se sentía un monstruo y hay que entender que la adolescencia es una parte extremadamente importante para el autoestima de cualquier persona.

Su madre la apoyó en todo momento llevandola a charlas y consultas psicológicas, su padrastro tambien asistió, y les fué de mucha ayuda ya que para toda la familia habran surgido mil preguntas acerca de ¿Cómo tratar a Nat en medio del proceso? ¿debo cambiar yo tambien o permanecer igual?, pero el único que se mantuvo a la distancia fue Pascual, siempre entre sus estudios y sus desgastantes juegos de baloncesto. Medio año desde la revelación y hubo una cierta ocasión Natalia se encontraba en su depresión de rutina, no había nadie en la casa así que decidió darse un baño, despojose de sus ropas y envuelta en una toalla caminó hasta el baño, una vez dentro se vió al espejo, su rostro parecía no haber cambiado, su cuerpo había perdido sutileza y curvas si, Pero la verdad había un perfecto balance entre su apariencia de sexos ambigüos, (a menos hasta que observaba sus gónadas cambiantes), al observar sus genitales, un pene en reposo ligeramente mas pequeño que el de su hermanastro, y dos testiculos del mismo tamaño según ella, se asqueaba de si misma maldiciendo su destino por millonésima vez, probablemente la falta de sexo la tenía así de irritable y triste, extrañaba las caricias firmes y besos apasionados de Pascual, extrañaba la superioridad de su cuerpo rubio sobre ella tomandola fervientemente, penetrandola hasta que él, mirandola con esos bellisimos ojos verdes le anunciaba que estaba a punto de acabar y, entonces ella computando en su calendario de días fertiles, era quien le daba luz verde para depositarle su semilla o sacarlo rápido para que se las diera a comer, ¿pero como podría pedirle a su hermanastro hacer cualquier cosa con este cuerpo? especialmente ahora que parecía haberle tomado algún tipo de repulsión, manteniendose bien a la distancia; luego pensó en sus exploraciones lésbicas con Laura, era una chica hermosa y ahora que lo pensaba si se convertía en un varón podría tomar su virginidad y hacerle sentir el amor como Pascual se lo había hecho sentir a ella en el pasado.

Tomó el celular y citó a Laura a su casa, ella le correspondió rápidamente y al cabo de media hora, tal vez mas, sonó el timbre, Natalia (había adoptado el diminutivo de Nat) le hizo pasar, se encerraron en su cuarto y luego de la ametralladora de preguntas sobre su repentina desaparición en su escuela y su silente celular esta procedió a desnudarse frente a su mejor amiga, esta escuchó en detalle lo que Nat le decía, al encuerarse totalmente terminó de explicar en breves terminos todo el apocaliptico destino en su vida, Laura sopesó largo rato la información y luego de evaluar los pros y contras esta le dió una sonrisa mientras miraba el apéndice que colgaba de sus piernas, a los ojos de Laura se hallaba un chico de rostro bello, de facciones suaves, de cabello muy largo ensortijado y bien cuidado, de mirada sincera y alegre (aunque actualmente marchita de tanto llorar), de cuerpo delgado, una fibra muscular flexible, cintura elegante, piernas gruesas como de fútbolista, un par de glúteos clasificados como 10/10 y un pene virgen de tamaño promedio solo para ella, bueno, probablemente no sería solo para ella por mucho tiempo, seguro tendría que compartirlo con alguna otra chica pero mientras durara lo aprovecharía sin planes de contingencia.

Laura acercó su cabeza al miembro recién bañado de Nat, lo olisqueó, fragancia de manzana verde, abrió sus fauces y sacando su lengua lo alojó dentro de sus mejillas, para Nat esto fué un golpe élctrico de mil voltios recorriendo su cuerpo, no sabía como reaccionar pero haciendole mero caso a sus instintos el flujo de sangre dentro suyo hizo su trabajo dandole a su «pene» su primera Buena erección, el miembro creció dentro de la boca de su amiga hasta alcanzar unos nada despreciables 13 cms de largo, bastante común para la edad, Nat se sentó en su cama mientras que su amiga sacaba e introducía el pene de este con prestreza digna de horas de porno, su lengua recorría el miembro cubriendolo de saliva y mucosa, de cuando en cuando lo tomaba con una mano y cerrando sus labios en la base del glande succionaba con fuerza arrancandole gemidos a su amiga, amigo….

Imitando una conducta adquirida de Pascual, Nat puso su mano derecha en la base de la cabeza de Laura y empujó gentilmente hacia abajo, la chica comprendió el deseo de su amante y bajó con el pene en la boca hasta que su labio inferiór tocó delicadamente la base de los testiculos de Nat; entonces con leves y coordinados movimientos llevó a su amiga a subir y bajar su felación tanto y tan rápido como este quería, se sentía bien ser quien tuviese el poder en medio del sexo.

Sin pedirle permiso a su amiga, Nat inició un vayven dentro de la boca de Laura, difrutó cada segundo de entrar y salir mientras la chica lagrimaba conteniendo algunas arcadas ocasionales, y tras largos minutos de aumentar cada vez mas la velocidad de sus envites pélvicos contra la cara de Laura este se dejó ir en ella, Laura percibió con las paredes de su boca y lengua el palpitar de Nat que le indicaba que ya había alcanzado el orgasmo, ambos recuperaron el aliento y entonces Laura desnudandose ante «él» se acostó dejandose abrazar de cucharita, 5 minutos despues Nat se encontraba totalmente erecto, fué entonces que este separó las piernas de su amiga y ubicando su miembro virgen a las puertas del santuario tambien virgen de su amiga empujó, hasta que luego de varios intentos logró introducir su glande dentro de ella, Laura sentía un ligamento dentro suyo estirarse mas allá de su punto de inflexión; pero ofuscada por la visión que tenía de «su amiga» metiendole «el pene» y tratando de quitarle la virginidad la llevó a un estado mental alterado por la sobredosis hormonal, que la hizo por convicción afincarse con sus piernas a Nat atrayendolo hacia sí de tal forma que en un momento que pasó como un parpadéo la totalidad del pene de este le destrozó el himen, un hilo de sangre salió de su vagina y lloró entre siseos los cuales, su «chico» calmó con besos y caricias que sabían derretir a Laura, y en efecto la relajó lo suficiente para perfeccionar con la practica, el entrar y salir de la vagina de su amiga.

Laura gimió con cada estoque, mas excitada por este encuentro sexual imposible a excepción de sus fetiches eróticos mas alocados, entonces recordó que el cuerpo de su amiga le pertenecía ahora mismo asi que estirando sus brazos se aferró al enorme y bien apretado trasero de burbuja y lo amasó atrayendo a su amante hasta lo mas profundo que le fuese posible, Nat se sobresaltó pero en medio de una penetración (su primera penetración de hceho) tan deliciosa quien tiene tiempo para rechistar, Nat la embistió con fuerza haciendo a su amiga ahogar algunos gritos mientras esta se servía a cambio de acariciar, masajear, apretar e incluso dedearlo en el culo, finalmente y tras 2 orgasmos mas, Nat y Laura acordaron dejar la sesión de experimentos hasta ahí y reanudarla otro día con mas tiempo, pues Pascual estaba por llegar y quería evitar inconvenientes, ambos se despidieron con un largo beso y Nat se tiró a la cama desnudo y por primera vez en mucho tiempo sonrió, mientras su mano derecha acariciaba su nuevamente erecto pene.

Al salir del ascensor lo primero que Laura vió fué a Pascual de pié frente a ella, un momento incómodo inició allí, ella lo detalló bien, piel blanca a medio broncear, vellos amarillos muy finos, cuerpo atlético (mas formado y masculino que el de Nat, eso si), mas alto, de bello rostro, labios rosados, ojos verde claro, cejas gruesas y cabello rubio claro y casi totalmente liso caido hacia un lado, vestía una franela deportiva sin mangas y shorts de tela atlética, zapatos y medias para basket, se encontraba sudado y su cuerpo apestaba a testosterona; y como cada acción genera una reacción igual y opuesta este chico vió a quien sabía era la mejor amiga de Natalia (como el aún la conocía): delgada, de rostro agraciado y ojos claros entre pestañas gruesas, cabello despeinado (que usualmente llevaba bien cuidado), ropa desaliñada (aunque es muy ordenada), conforme el momento se esfumaba entre sus pasos, Laura salió del ascensor dedicandole una sonrisa que gritaba «al rey muerto, rey puesto» y Pascual supo al instante de que se trataba el gesto; al subir el ascensor el chico llegó a casa, sin siquiera mirar si había gente (sabía que no) se desvistió por entero y entró al baño en traje de Adán, y justo en ese momento salía totalmente empapado un chico de piel morena y cabello ensortijado de cuerpo atlético y delgado con caderas y nalgas prominentes a quien Pascual apenas logró reconocer como su antigua hermanastra -¿Natalia? – exclamó contemplandolo de arriba a abajo -¡Soy Nat, para tí!- le respondió el espejismo de su pasado, Nat se retiró y Pascual se sonrojó en prescencia de si mismo al verse empalmado solo viendo a su «hermanastro».

La relación entre ambos había disminuido casi a ningún contacto visual o de palabras; aunque para ser justos, la mayor parte se debía al encierro existencial de Nat, agudizado por la confusión de Pascual, la cual si nos detenemos a pensar era bastante comprensible; sin embargo la relación del güevedoce con Laura mejoró a pasos agigantados, mientras Nat perfeccionaba sus dotes de activo, su amiga disfrutaba al ser el objeto de deseo y placer de quien en un tiempo fué su amor platónico, su obseción secreta, debido a esto Laura jamás le puso un alto a los deseos febriles de su amante recien avaronado, todo cuanto Nat quería intentar Laura le complacía, no tardó mucho en entregarle la virginidad anal, la cual el «chico» tomó sin misericordia ni delicadeza; además Laura tambien cumplió sus propios fetiches, sin mucho esfuerzo le introdujo en el trasero a Nat, un vibrador que siempre usaban (cuando ambos eran niñas) al tiempo que este la penetraba con fiereza, sus días a menudo requerían de 15 a 20 polvos por semana y Pascual observaba de lejos llegando cada vez mas tarde y alejandose mas de Nat, y tambien de su familia.

Ocurrió una noche en la cual Nat (reunida su familia) hizo un anuncio, a partir de hoy adoptaría el nombre de «Natán Daniel» y quería ser inscrito con su nuevo sexo y vivir lo que él pudiera considerar una vida feliz, la mosión fué recibida con alegría, exceptuando por Pascual quien no había llegado aún.

Esa semana fué igual, al menos mientras consiguieran inscribirlo en un nuevo colegio donde lograra recuperarse en medio año escolar, el reloj marcaba las 8:30 pm, sus padres trabajaban finiquitando detalles y Natán se encontraba solo en casa, disfrutó una pelicula y volvió a mirar el reloj, 9:45 pm -¡Es muy tarde!- pensó Natán, se vistió con una sudadera, shorts deportivos, zapatos (todo prestado de Pascual pues aún no le habían comprado ropa masculina) y salió a la calle, un par de cuadras en donde había una cancha iluminada, allí vió a su hermanastro penetrar la defensa de tres chicos, él solo para depositar suavemente el balón dentro del aro, a su alrededor una pequeña multitud de chicos y chicas mayores le vitoreaban a grandes buyas, Natán se sintió intimidado, no recordaba la ultima vez que había pisado una cancha siendo niña para desafiar a Pascual a algo; pero decidido Natán entró y de una vez todos voltearon a ver, al cesar el alboroto Pascual tambien detalló a su hermanastro y le dijo con voz altiva -¿Que quieres? … Nat- el otro le respondió por lo bajo -Ya es tarde, vámonos a la casa- Pascual se rió con ironía echando la cabeza hacia atrás, el público cuchicheaba y se reían del recien llegado -¡Andate tú!- pero Nat se quedó de pié -¡Haz caso!- al escuchar esto los chicos se rieron burlandose del tono de Natán y de la cara de Pascual, y este ahora muy molesto le gritó -¡Me sabe a culo!- entonces al ver que estaban en un bucle Nat se arriesgó -Uno a uno ¡el primero que llegue a 3 gana! ¡Si yo gano te vas conmigo!- Los muchachos aplaudieron el reto con algarabía y la presión social hizo a Pascual aceptar, a primeras sabía que él ganaría, Natalia nunca le había ganado nada en su vida desde niños.

El balón entró en juego y Pascual dominaba el esférico casi como una extensión de su cuerpo, fué él quien anotó los primeros dos puntos; pero ante la sorpresa del chico rubio y todos los demás Natán le robó el balón anotando su primer tanto, Pascual trató de robarle el balón y terminar el juego, pero Natán no era la niña a la que él siempre derrotaba, ahora tenía un cuerpo de varón cargado de testosterona al igual que el suyo por lo que, empujando con su voluminoso trasero (que los amigos de Pascual admiraron y desearon en secreto) encontró una apertura y empató en 2 con su hermanastro -Estoy a punto de ganarte Pascual! dijo Natán; pero su hermano le replicó con una finta mientras le decía por lo bajo -¡Si tú ganas nos vamos juntos, si yo gano nos venimos juntos!- y robandole la pelota anotó su victoria, sus compañeros aplaudieron y Natán (quien no terminó de comprender el comentario) se sintió estupido; sin embargo todos se sorprendieron cuando Pascual tomó su franela y dijo a todos que se retiraba, Nat quedó boquiabierto, aún así se fué junto a su hermano.

Al llegar a su casa notaron que no había nadie, un texto de parte de ambos padres les reveló que pasarían la noche fuera, cenando y pasando tiempo juntos -¿Por que decidiste regresar?- preguntó Nat, pero su hermano le interrumpió -¡Ve a bañarte!- para no crear discordia Natán obedeció, hacía siglos que no jugaba al basket, se le había hecho aburrido al ganar siempre a las chicas, se quitó la ropa de Pascual y abrió la llave del agua, -¡!- se percató que traía puesta una panti color azul a rayas blancas, en eso entró Pascual totalmente desnudo, totalmente perfecto, sus ojos encontraron agrado en Natán -¿¡Que haces aquí!?- preguntó, su hermano le respondió sereno -Voy a quitarte esa pantaleta con los dientes y despues ¡Te voy a romper el culo!- el chico quedó boquiabierto -¿que dices?- ante el rubio que se acercó hasta arrinconarlo en la pared y poniendo la boca en el oido su oido respondió -Si tu ganabas yo regresaba, si yo ganaba, igual regresaba pero a ¡cogerte bien! ese era el trato- Natán quedó inmovil mientras que sosteniendo la mirada Pascual hizo contacto con sus labios, Nat sintió por primera vez en mucho tiempo la misma sensación que experimentó hacía años atrás con un niño rubio en un claro sobre un encerado y su cuerpo le correspondió el beso, ambos chicos se besaron apasionadamente sin importar nada mas, el agua tibia recorría sus cuerpos limpiandolos del sudor de la noche, las manos de Pascual recorrieron sus pectorales en desarrollo igual que cuando eran pezoncitos, acarició su abdomen ligeramente marcado mientras que, con su mano hacía bajar a Nat a la altura de su pene -Estás seguro? no te doy asco?- preguntó este, entonces de un tirón le dejó ir su miembro adolescente, pálido y mucho mas desarrollado hasta atravesar su campanilla, mientras el chico se atragantaba con la verga de su hermano este le dijo con calma -Asco? Jamás!, la verdad es que te haría mi perra aunque te convirtieras en hombre lobo; y si me alejé de tí era porque no quería lastimarte, necesitaba quemar esta frustración, esta rabia que sentía y me culiaba a unas amigas pero luego me enojaba haberte traicionado y me quedaba jugando hasta que me cansara tanto que solo de acostarme lograra caer dormeido, Te amo mucho Natalia, seas quien seas, te llames como te llames y te veas como te veas.

Estas palabaras hicieron llorar a Natán, las palabras y las fieras penetraciones que Pascual le daba mientras hablaba, como era su costumbre, el estilo de Pascual iba acorde con su fisico de machito imponente y semental, cuando se hubo cansado de penetrar (sin acabar en) la boca de Natán, lo hizo levantar y dejandolo sujetarse de la llave del agua le escupió el ano y luego de apenas acomodarse bien , lo ensartó, Natán suspiró de gusto, había olvidado lo diferente que es una verdadera verga comparada con un vibrador, la temperatura, la sensibilidad al tacto, 3 segundos duró el pene de Pascual fuera de Nat, Fwiiiu!* sonó el eco de su complementación, se habían enchufado luego de mucho tiempo, Pascual lo tomó del cabello tirando suave y firme, Nat suspiró al sentirse poseido analmente por su hermanastro, unas imberbes embestidas de pelvis provocaron en Nat una reacción de gemidos semi masculinos que encendieron chispas en la psique del rubio -¿De verdad te sigo gustando?- preguntó Natán, su hermano le respondió aumentando el impetu de sus perforaciones y tomando delicadamente el miembro de Nat, mientras las caderas de Natán eran bombardeadas una y otra vez sin chance para descansar su pene era masajeado por unas manos grandes y expertas en masturbación masculina (como todo adolescente varón sabe) que parecían estimularlo como si se tratase del mismisimo pene de Pascual.

Con la plena certeza de que se hallaban solos y encerrados en el baño Natán no insistió mas en reprimir sus gemidos y gritos de placer y practicamente lloró en una amalgama de placer furioso y satisfacción sufrida mientras era taladrado con fuerza inmisericorde por Pascual al tiempo que le drenaba la ambrosía carnal de su propio pene -Me voy! me voy!- gritó Natán explotando en multiples espasmos que reventaban en bombas seminales, estos charcos de semen se derramaron por la mano de su hermanastro, y este, al sentir los apretones de culo que el orgasmo de su hermano menor había experimentado le embistió con fuerza bruta mientras le daba a probar su propio «primer polvo húmedo»; Natán lamió los dedos de Pascual apenas con algo de concentración, pues se sentía abrumado por el intenso orgasmo que su hermano de piel blanca y ojos verdes le había drenado y a la vez le inyectaba con furia desde atrás, fueron unos largos 14 minutos que Pascual duró castigandole el culo a Nat, y este asumió que debía necesitarlo mucho luego de tanto tiempo sin tirar apropiadamente; pero tras un desfogue mas que salvaje y esforzado Pascual se dejó fluir dentro de su hermanastro de piel morena desplomando su cuerpo sobre Natán y a su vez echandose a llorar, al sentir las lagrimas calidas en contraste a la temperatura del agua, Nat se volteó y colocando su rostro cerca del otro lo calmó besandole con ternura y cuidado, sin decir mas palabras solo dejaron salir sus lagrimas y sollozos el uno en los hombros del otro y tras limpiar sus cuerpos apropiadamente, se metieron a la cama, desnudos y como habían hecho mil y una veces en el pasado se entregaron por entero a su amante, tal vez no era el mismo agujero que solían usar; pero al saberse Natán siendo dominado y penetrado por su hermano mayor como antaño le resultó tan graticfiante como siempre.

Fué así como este par de adolescentes recibieron desnudos y abrazados los primeros rayos del sol que se colaban por el ventanal de su habitación en el 16º piso de su departamento mientras dormían, despertaron tarde por la mañana, ninguno tenía colegio asi que prepararon el desayuno y comieron sin prenda alguna.

-Supongo que tendré que prestarte algunos boxers- dijo Pascual con una media sonrisa.

-No te pongas triste- dijo Natán -Siempre puedo tener algunas pantaletas para tí, pero si me las arrancas me tendrás que comprar otras!

-Claro que sí! y…- repensó el rubio mientras jugaba con su comida -Que harás con tu amiga?

-Quien Laura?- que debería hacer con ella?- preguntó.

-No se? es decir, que rol quieres ser?- recalcó Pascual.

-Ahorita no puedo decidir algo como eso- sopesó Nat viendo su propio cuerpo -Me gusta cuando me coges y me dominas, me siento tan puta como siempre me he sentido contigo y me encanta, pero…

-Pero…- preguntó Pascual.

-Con Laura experimento cosas como chica, cosas que contigo nunca podría, con ella siento que aprendo como usar mi pene y someterla es algo que tambien me gusta mucho; pero ella no podría darme verga como tú!- confesó Nat tomandose un momento -Te parece si pruebo las dos cosas?

-Bueno, ya nos encargaremos de eso!- dijo Pascual cerrando el tema.

unas horas despues, apenas pasado el mediodía Natán y Pascual almorzaban (ya vestidos) el uno al lado del otro, en ese momento llegaron sus padres y sorprendidos al verlos juntos preguntaron por la peculiar situación y mientras Pascual se contenía de violar a su hermanstro allí mismo, Natán les explicaba que habían hecho las paces y se habían reconciliado la noche anterior en un juego de basketbol, esto ocurría mientras la mano derecha de Nat acariciaba el pene de su hermano mayor por encima de su pantalón, su familia se había reunido de nuevo; pero tanto para Natán como para Pascual quedaba un asunto por resolver, Laura, de esto se encargarían mas temprano que tarde, aunque será para el siguiente relato.

Saluda Shotaboy. que opinan de esta historia? la verdad me interesó mucho el tema de los Güevedoce, particularmente pienso que tiene mucho potencial. dejo aqui mi blog en donde subo los relatos antes que aqui. son bienvenidos https://shotakid.wordpress.com/. mi correo es shotakuncomplex@gmail.com.