1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

El retorno de Mamá .
Sugiero leer los anteriores relatos.
Pido disculpas por los errores que puedan haber. Aunque los vuelvo a leer, algunos errores se cuelan:)

Al día siguiente Lola preparo sus cosas, papá la llevaria de camino a la casa del abuelo Manuel.  Mamá volveria.

Yo me sentía mal por su partida, me habia encariñado con Lola. Habiamos  compartido experiencias muy intensas, la extrañaría mucho. Las dos lloramos cuando se fue en la camioneta con Papá.

Yo me puse a limpiar toda la casa, no porque estaba sucio, tan solo por mantenerme ocupada. Prepare también el almuerzo. Al mediodía  llegaron, yo me abraze a Mamá como si se hubiera ido hace años.

Papá estaba muy amable y cariñoso con las dos. En el almuerzo mamá contó que el abuelo estaba un poco mejor, pero todavía débil . En la tarde teníamos tareas pendientes.

Antes de acostarnos, mamá se estaba bañando, me meti con ella a la ducha. Tome la esponja con jabón y me ocupe de enjabonar su cuerpo, dándole un masaje suave y relajante.
Me sentí en falta con ella por no contarle lo de papá,  bese todo su cuerpo.  Puse esmero en chupar su concha y culo hasta que logre que acabe en mi boca.

Dije que me sentía un poco enferma, que me quedaba a dormir en mi pieza. Al rato se escuchaban los jadeos y ruidos de papá y mamá cogiendo en la pieza. Incluso se escuchaban los chirlos que papa le estaba dando a Mamá,  y sus gritos de dolor placer.

Normalmente yo hubiera estado con ellos cogiendo, pero no estaba de humor. Ni siquiera tenia ganas de pajearme, iva a ser el primer día en mucho tiempo sin tener un orgasmo.

Finalmente me acosté boca abajo poniendo dos dedos hacia arriba.  Comenze a pajearme moviéndome hacia arriba y abajo con dos dedos en vez de una pija. Me pajeaba no para sentir placer sino para sentirme viva.

A la mañana también los escuche cogiendo en la ducha, viendo a Mamá contenta. Decidí que debería seguir adelante. Desayunamos de buen ánimo, incluso comense a pajear a Papá . Pero me dijo que por esa mañana, hasta la ultima gota de leche ya le habían ordeñado. Todos reímos.

Cuando Papá se fue a trabajar, yo no pude callar más tiempo.  Le conté a Mamá todo lo ocurrido durante su ausencia.  Para mi asombro, me dijo que ya  suponia que a Papá le gustaba ser cogido por el culo.

Muchas veces cuando ella le chupaba la pija, papá le pedia que le meta los dedos por el culo. Otras veces él tenía preparado una zanahoria o pepino grueso y largo.  Cuando la cogia a Mamá por la concha, le daba a ella el pepino en la mano y le pedía que se lo meta en el culo a él.

Si le estaba dando a Mamá por el culo, él solo solía tomar el pepino y meterselo en su culo. A veces Mamá quería sentirse doblemente penetrada y ella tambien se metia algo.

Yo me sentí alibiada por contárselo,  ella no lo habia tomado tan mal. Después vi que estaba llorando, me acerqué a consolarla. Y me dijo que no le importaba si papá se iva de putas , o si se hacía coger por Transexuales o por hombres.

Le molestaba que nuestra situación económica era pésima,  y papá se gastaba un  dineral para que le llenen el culo de leche. Convenimos con Mamá que esa misma noche encarariamos a Papá.

Después de cenar, cuando mamá le dijo que sabia todo. Papá nos confeso que habia tres cosas que lo hacían adicto a ese Transexual.  La primera era sentirse humillado dominado y castigado. La segunda lamer una pija, sentirla durante dentro de su boca, el gusto del líquido preseminal y cuando acababan en su boca el gusto del cemen.  Y la tercera, ser penetrado por su culo y sentir el cemen caliente llenandolo.

Si nosotras lo ayudabamos, el estaba dispuesto a no ir más con el Transexual. El nos quería y no quería perdernos. Quedamos en que entre los tres debiamos buscar satisfacer nuestros deseos sexuales. Buscaríamos cómo darle lo que nosotras no podiamos.

Papá estaba muy acongojado, lloraba. Mamá lo abrazo y acuno en sus brazos. Papá se ubico como un bebé,  succionando el pezon de Mamá. Yo me puse del otro lado y  chupaba la otra teta. Primero era todo tierno.

En un momento nos comenzamos a besar con pasión, los acariciaba a los dos. Me arrodille entre las piernas de papá y empeze chupando su pija mientras acariciaba la concha de Mamá.  Luego cambiaba, chupando la concha de Mamá y pajeando a Papá.

Cuando papá la tuvo bien dura mamá se sento encima suyo, metiéndosela por la concha. Lo cabalgaba moviéndose en círculos, arriba y abajo. Yo acariciaba las tetas de Mamá, lleve su mano a mi concha.  Pero que sea ella quien me haga acabar.

Cuando Papá estaba por acabar, mamá se la saco de la concha y yo recibí su leche en mi mamo. Saque hasta la última gota de su tronco y se la di en la boca a Papá para que se lo trague todo.

Nosotras no habíamos acabado, nos acostamos una encima de la otra. Le dijimos a Papá que nos chupe las conchas a las dos a la vez, así nos corrimos y dormimos abrazados los tres.

Continuara…
Please comenten, para saber si continuar o no. sumisa582020@gmail.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta