1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos)
Cargando...

Como el licor te lleva al mejor sexo del mundo .
Buenas, me presento mi nombre es Sebastian y el relato que voy a contarles me sucedió el año pasado 2019, tengo 41 años soy casado y bisexual de rol pasivo.

Aunque he tenido muy pocas experiencias con hombres esta ha marcado mi vida de una forma excitante que cada vez que la recuerdo me exito.

Trabajaba en una compañia de software en Colombia como consultor en tecnología, y debía realizar un viaje con mi jefe para finiquitar la negociación. Mi jefe es un hombre de 50 años casado también corpulento de buen aspecto, nunca me habia fijado en el, aunque esta en el rango de edad de los hombres que me gustan. Bueno, entrando en materia. tuvimo que viajar el dia sabado en la noche por temas de cupo en los vuelos, la reunion era el dia lunes… Llegamos a la ciudad de Barranquilla y nos hospedamos en el Hotel cada uno en su habitacion, como estaba haciendo bastante calor decidi ir a tomar un baño y despues a encontrame con mi jefe para ir a cenar, todo transcurria normal. Nos encontramos en el lobby del hotel y fuimos a un restaurante cerca de este, pedimos unos whiskys para iniciar la cena conversamos de todo, de nuestras esposas hijos etc, y seguimos bebiendo ya entrada la noche en medio de la conversacion nos dio ganas a los 2 de ir al baño entramos al orinal el se acomodo en su cubiculo y yo en el mio estos no estaban separados por nada, cuando volteo a ver su pene me quede impactado por su tamaño y grosor tenia una cabeza hermosa, lo cual provoco en mi una leve ereccion, mi jefe se dio cuenta que lo miraba pero no dijo nada, terminamos de orinar pero seguiamos ahi en silencio, veo que el comienza acariciar su pene y comienza a ponerse duro yo embelsado por ese espectaculo de miembro… de pronto entra otra persona lo cual corto el show que estaba presnciando, nos fuimos otra vezz para la mesa, yo estaba apenado pero exitado no sabia que decir, el tampoco por que quedamos un rato en silencio… rompo el hielo con la frase mas estupida que s eme vino a la cabeza, que calor el que esta haciendo verdad jefe? a lo que el me responde si bastante, nos miramos y nos reimos seguimos la conversacion como si nada hubiese pasado, tocamos el tema de la negociacion, y como ibamos a manejarlo ya llevabamos varios whiskys en la cabeza y me dice que nos fueramos al hotel por que ya etsba tarde, le dije que no habia problema alguno. pedi la cuenta y nos marchamos.

Llegamos al Hotel me fui para mi habitacion tenia una calentura increible y solo queria llegar rapido para desnudarme y masturbarme pensando en el pene de mi jefe, llegue me desvesti me comence acariciar mi pene mi culo metí mis dedos imaginando que era el clavandome, que delicia lo que estaba sintiendo, de pronto tocan a mi puerta me levante rápido me moje el rostro por que estaba muy rojo de la exitacion, abro la puerta y era mi jefe venia con una botella de whisky y 2 vasos, me dijo que no podia dormir que siguieramos hablando del negocio yo le dije que si. yo tenia puesta una pantaloneta y una camiseta, el estaba vestido con un pantalon de pijama bastante suelto que se le notaba el pene, no podía dejar de mirarlo, me sirvió nos sentamos en la mesa de la habitacion y me dice que le gusto la forma como lo mire enn el baño; yo le conteste, y a mi me encanto ver su hermoso pene, esto le gusto porque de inmediato su pene se puso erecto y yo inmediatamente puse mi mano sobre su pene, baje su pantalon para liberar ese monumento y como perra en celo comence a chuparlo, pasaba mi lengua por su cabeza, saboreaba su precum y el gemia, me decia,, que rico lo haces,, mejor que mi esposa, yo con esas palabras, me exite mas aun  y le dije quiero que me penetres, bajo mi pantalon me volteo con fuerza y comenzo a pasar su lengua por mi culo.. que delicia estaba en la gloria metia su lengua por mi ano y me tira a la cama yo me pongo en cuatro y mienza a meter suavemente su pene en mi cola… me dolio, le dije que lo dejara asi un momento mientras mi culo se acostumbraba a su pene.

Cuando por fin paso el dolor el comienza a moverse a penetrarme me hacia gemir de placer, le dije que se sentara que auqeria cabalgar y me dice eres toda una perra, eres mi perra y le dije siii soy tu perra quiero tu leche dentro de mi, le doy otra mamada y veo que tiene ganas de correrse lo cual me llevo a para la mamada y sentarme en ese pene solo fue que me diera 2 embestidas cuando siento que su leche llena mi culo… mmmmm que delicia sentir el calor del semen dentro de mi lo abrazo y le doy un besó, me levanto termino de limpiarlo, y me dice de hoy en adelante seras mi favorito… el domingo no salimos de la habitación ya que el queria penetrarme todo el dia fue delicioso, el mejor viaje que he tenido.

Gracias por leerme.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta