1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos)
Cargando…

Como ya había escrito, Dieguito venia una vez por semana a mi dpto. con la excusa de las clases a buscar su ración de leche, cada día le gustaba más..
Ante todo, quiero agradecer los mensajes que me enviaron, espero haber respondido a todos, sin más preámbulo vamos a lo que nos compete, la segunda parte de la historia.

 

Como ya había escrito, Dieguito venia una vez por semana a mi dpto. con la excusa de las clases a buscar su ración de leche, cada día le gustaba más.

 

Resulta que un día bajaba con el ascensor y me cruzo con el hermano del nene, ya había comentado que era un muchacho de 18 años. Mientras bajábamos me dijo…

 

Hno: necesito hablar con usted.

 

Yo: decime, ¿en qué te puedo ayudar?

 

Hno: acá no, tiene que ser en privado

 

Ya suponiendo por donde venía la mano le dije…

 

Yo: dale, en 10 min vuelvo, pasa por mi dto. y charlamos, te espero

 

Seguramente después de que yo me lo cogía el intentaba cogerlo y se encontraba con el culo ensanchado y lleno de leche jejeje.

 

Hice las cosas que tenía que hacer y como a la media hora me tocan el timbre, abrí la puerta y era el muchacho.

 

Yo: pasa Alejandro, sentate, ¿en qué te puedo ayudar?

 

Ale: mire, voy a ser sincero, yo sé que usted hace cosas con mi hno.

 

Yo: ¿te réferis a las mismas que le haces vos hace años? (a papa mono con bananas verdes jajaja)

 

Ale: bueno si, es verdad

 

Yo: ok, ¿en qué te puedo ayudar?

 

Ale: es que… no sé cómo decirlo

 

Yo: dale nene, no tengo todo el día, ¿qué Queres? (tenía que marcar territorio, demostrar quien manda)

 

Ale: bueno, es que dieguito, ya no me tanta bola después que usted, empezó a tener algo con …

él.

 

Yo: mira, seguramente él no quiere saber nada porque vos sos muy bruto cuando lo coges

 

Ale: ¡¡¡pero yo lo trato bien!!! Salto enseguida jajaja

 

Yo: no me refiero a eso, vos lo pones a chupar y al toque Queres cogerlo, sin dilatarlo, ni escupirle el culo mínimamente.

 

El pibe me miraba con cara de asombro…

Yo: claro, no es veni, chupa, y date vuelta que te la pongo en seco. Tenes que ser más cuidadoso, no digo solo con él, sino con cualquiera, la idea es que gocen los dos y no solo vos. Es muy probable que sea eso, porque cuando viene a mi casa el me pide de hacer las cosas.

 

Ale: ¿y cómo tendría que hacer? (como dije en el anterior relato, un inexperto total)

 

Yo: mira, primero no lo obligues, si a él le gusta seguro te va a pedir que lo cojas como hace conmigo. Después, cuando lo pones a chuparte la verga, hacele caricias en la cola, despacio, con tiempo. Podes usar alguna crema y masajearle el hoyito despacio, si no tenes crema a mano, al menos con saliva. Después vas metiendo un dedo despacito y deja que se acostumbre, después el segundo y hasta si Queres 3 dedos, eso manéjalo. Recién ahí cuando ya lo tiene dilatado intenta penetrarlo, siempre despacio obviamente y deja que se acostumbre a tu verga. Cuando ya lo veas relajado empieza a meter y sacar. tene en cuanta que tienen que gozar los dos, sino pierde la gracia, esto que te digo, es para todos en gral tanto mujeres como hombre.

 

El pibe me miraba con cara de embobado, como si le estuviera revelando el …

 

secreto de la vida eterna jajajaa.

 

Ale: ok, entiendo, voy a hacer como usted me dijo y después le cuento.

 

Pasaron los días y yo me seguía cogiendo a Dieguito las veces que venía a casa a buscar lechita. Cierto día, me cruzo con los nenes y la madre en el ascensor, después del saludo típico y cruzar algunas palabras el mayo me hace el gesto de ok mientras la madre no miraba. Asumí que con eso quería decir que le había ido bien con mis consejos.

 

Pasaban los días y a mí se me metió en la cabeza coger a Dieguito entre los dos y que gozara a morir.

 

Así que aproveche uno de los días que el hermano traía a Dieguito a las clases jejeje, lo llame a parte dejando al nenito jugando en mi pc y le comenté.

 

Yo: Ale, sabes que ando con la idea de que nos cojamos a tu hermano entre los dos.

 

Ale: ¿le parece que va a querer?

 

Yo: tranquilo que preparo el terreno y tanteo a ver que dice. Si él quiere crecer fuerte como nosotros que mejor que dos lechitas. Jajaja y nos reímos los dos.

 

Ale: me vuelve loco la idea, yo vi videos de dos tipos con una mina, o tres tipos solos y me vuelve loco.

 

Yo: bueno anda tranquilo, que yo voy a preparar el terreno y después te aviso.

 

Demás está decir que esa tarde me lo cogí en todas las posiciones posibles, pero con la novedad que busque unos videos donde dos tipos grandes se estaban cogiendo a un nenito de la edad de Dieguito.

 

Yo: mira Dieguito, como el nenito esta con dos hombres grandes, seguro quiere crecer fuerte como haces …

vos.

 

Dieguito: ¿de esa manera voy a crecer más grande y fuerte? (me mataba que aun fuera tan inocente).

 

Yo: claro, en vez de una lechita tiene dos al mismo tiempo, así creces fuerte más rápido. ¿Te gustaría?

 

Dieguito: si usted me dice que voy a crecer mar rápido si

 

Yo: ¿el tema es con quien hacerlo? (quería que sintiera que fue idea de él y no mía)

 

Dieguito: después de unos segundos dijo, y podría ser mi hermano ale, ¿qué le parece?

 

Yo: podría ser, tendrías que preguntarle. ¿Pero no era que te trataba mal?, ¿que era bruto?

 

Dieguito: no, ya no, ahora me hace lo mismo que usted, ¡¡¡ahora me gusta!!!

 

Yo: bueno, pregúntale si quiere, y vemos.

 

La semilla ya estaba plantada, solo era cuestión de tiempo para enfiestar al nene. A los pocos días vuelve Dieguito y le pregunte…

 

Yo: ¿y, hablaste con ale?

 

Dieguito: si, le gustó la idea, me dijo que cuando usted quiera lo podríamos hacer.

 

Yo: ok, yo después me pongo de acuerdo con él y listo.

 

Cuando vino a buscarlo esa tarde, lo llevé a parte como la vez anterior y le dije…

 

Yo: por suerte agarro viaje tu hno. Decime que día podes y lo hacemos. Ojo, mi casa mis reglas, vos vas a hacer las cosas como yo te digo y no como quieras. Lo cual acepto.

 

Quedamos para unos días después que todos teníamos libre. Llegaron puntuales los hice pasar, nos sentamos en el sillón le dije…

 

Yo: esto que vamos a hacer es obvio que tiene que quedar entre nosotros y nunca se tiene que enterar nadie. Afirmaron los …

 

dos, así que manos a la obra.

 

Pude unos de los tantos videos que hay en internet de dos tipos y un nene como para ponernos en clima, a mí de solo pensar ya se me paro la verga, no hacía falta el video, supongo que al hno. tampoco, pero quería que Dieguito viera como venía la cosa, como para que no se asuste.

 

Nos sentamos en el sillón uno en cada punta y Dieguito en el medio, apenas comenzó el video, el nene nos empezó a masajear la verga a mí y al hermano, esa manito tan chiquita siempre me pone a mil.

 

No les puedo explicar la cara de placer de Ale, ya tenía los ojos en blanco, se ve que lo calentaba sobremanera la situación. Veíamos el video y Dieguito seguía prendido de nuestras garchas, ¡¡¡lo hacía con unas ganas!!!! Hasta que le dije a ale…

 

Yo: sácate el pantalón y el calzoncillo, lo hizo de inmediato sin titubear y se volvió a sentar.

Yo hice lo mismo y ya Dieguito nos hacia una paja exquisita a los dos uno con cada mano, era complicado agarrar el ritmo, hasta que pudo coordinar.

 

Yo: Dieguito, ahora chúpale la poronga a tu hermano, como haces siempre.

 

El nene muy obediente se prendió de la garcha del Hno como si la vida se le fuera en ello. Me aleje solo para verlos, no es lo mismo ver videos que ver personalmente como un nenito le chupa la verga a un adolecente. Es indescriptible se los puedo asegurar.

 

Los deje un rato así mientras yo me pajeaba, hasta que dije…

 

Yo: Dieguito, ahora me toca a mí. Me la vas a chupar y tu hno. te va a pinchar la …

colita, a el hno. ya le salía espuma por la boca jajajaja

 

El boludo ya le quería entrar así en seco, le dije…

 

Yo: ¿para qué haces? ¿No aprendiste nada? Hace como te había dicho, pero ahora le vas a pasar la lengua por la cola para dejarla bien mojada.

 

Ale: no, me da asco.

 

Yo: nene, ya te dije, mi casa, mis reglas, vos vas a hacer lo que yo te diga o si no te gusta, te podés ir y yo sigo con tu hermano. (quería volver a marcar autoridad y no iba a ser lo último, tenía preparado algo mas jejeje)

 

Al principio lo hacía con cara de asco, pero al ratito, creo que ya lo hacía por gusto propio. Mientras yo le empujaba la cabeza a Dieguito para que tragara lo más que pudiera y no me importaba si le daba arcadas, le decía a el hermano…

 

Yo: eso, así, chúpasela bien así queda bien mojada, enterarle la lengua como si los estuvieras cogiendo con ella.

 

Le saque la poronga de la boca al nene y me quedo mirando como diciendo, no me la saques. Tranquilo disfruta lo que te hace tu hermano que voy a buscar la cremita para ponerte. Si bien, ya tenía el culito más que estrenado y acostumbrado por tantos pijazos que recibía casi a diario.

 

Cuando la traje se la día a ale, y le dije, ponele un poco en la cola y empieza a meterle los dedos para que se relaje. Empezó con masajes circulares en el hoyito y a masajear las nalgas. Cuando metió el primero dedo, Dieguito casi me traga la verga y yo me moría de gusto, cuando se acostumbró le medio el segundo y nuevamente me trago la …

 

verga, literalmente traspaso la campanilla. Después de un rato ya estaba súper dilatado y le dije…

 

Yo: ahora sí, métesela, pero despacio

 

Dieguito estaba gozando a full con mi verga en la boca y la del hermano en el culo, era digno de una película porno.

 

Despacito lo fue cogiendo, centímetro a centímetro se la comió toda.

 

Yo: eso, así, despacio, disfruta que hay tiempo

 

Lo deje que lo cogiera unos minutos, le saque la verga de la boca al nene, me pare al lado del hermano y su cabeza quedaba a la altura de mi poronga y le dije…

 

Yo: ahora te toca a vos, abrí la boca y chúpamela

 

Ale: se paró en seco, y dijo usted está loco

 

Yo: mira pendejo, ya te dije, mi casa, mis reglas, así que hace lo que te digo

 

Tardo un rato, pero medio a regañadientes, abrió la boca y se la metió, mientras se seguía cogiendo a su hermano.

 

Yo: cuidado con los dientes porque me podés lastimar

 

Calculo que nunca lo había hecho, pero la verdad que no estaba mal y aprendió bastante rápido. Estire la mano, y le manotee un cachete, no le gustó mucho pero no dijo nada, ya sabía quien mandaba, quien era el macho alfa ahí.

 

Ya después le empezó a gustar, porque se prendía a mi verga como un becerro y movía la cola en círculos, mientras se cogía al hermano.

 

Cuando ya me faltaba poco para acabar, le dije que ahora me tocaba a mi coger al hermano, que se ponga para que le chupe la verga a él. Fue se sentó en el sillón y no hizo falta ninguna …

palabra que ya Dieguito se había prendido de la garcha del hermano.

 

Lo masajeé un ratito para que se me bajara la calentura un poco, no quería acabar enseguida, pasaron unos minutos, y le metí la poronga sin miramientos, toda de un saque, (quería que Ale sintiera lo que sentí yo cuando le metió los dedos y creo que lo hizo, por la cara de placer que veía), quiso pegar un gritito, pero tenía la boca llena con la poronga del hermano, así que salió ahogado.

 

Le dije a ale que me avise cuando estaba por acabar así lo hacíamos juntos, Lo bombee no mucho tiempo y cuando ale me aviso, acelere el paso y le inundamos la cola y la boca al mismo tiempo.

 

Creo que ese nene no había gozado de esa manera nunca en su vida y seguro no iba a ser la última, nos quedamos fusilados los tres tirados en el sillón, hasta que dieguito nos terminó de limpiar la poronga a los dos, rescatando con la lengua las ultimas gotitas que teníamos en las puntas de las vergas.

 

Descansaron unos momentos se cambiaron y se fueron, no sin antes arreglar de hacerlo más seguido, así Dieguito crecía más rápido y fuerte.

 

Bueno gente, aquí termina la segunda parte de la saga, en la 3ra parte y final, les voy a contar como me termine cogiendo también al hermano de Dieguito, que resulta que también le gusta mi garcha. Así que hoy en día tengo a dos putitos a mi disposición.

 

Espero que les haya gustado, y como dije antes, pueden escribirme a eltecnico2030@gmail.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario