1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos)
Cargando…

Quien no ha tenido la fantasía de tener sexo con alguien de mucho menor edad o mucho mayor a nosotros, es quizás por que lo prohibido es lo que más nos atrae..
Esto me sucedió hace escasos tres años, cuando aun teníamos el equipo de fut en la empresa donde trabajo  y  jugábamos cada viernes, era la cuarta ocasión consecutiva que lo veía ahí en las gradas, mientras nosotros jugábamos, era obvio que venía con alguno de los de nuestro equipo, pero jamás lo había visto, además que se sentaba muy lejos de todos, de la porra y de los familiares de los jugadores,  siempre al terminar se quedaba, jamás me daba cuenta con quien se iba, por que en cuanto terminaba de jugar me ponía el pantalón encima del short  y me iba, siempre me cambiaba cuando llegaba a casa, hasta esa ocasión que decidí saber a quién del equipo venia a apoyar,  y cuan grata fue mi sorpresa al quedarme al final, que él también lo hizo, me quede viendo el siguiente juego ya eran más de las 8:30 pm, y al parecer era el último partido del día, decidí acercarme a él sentándome cerca para no asustarlo, estaba a escasos dos metros  de mi, ahí pude darme cuenta que el chico no tenía más de 14 o 15 años, de complexión regular moreno claro y para la edad que reflejaba bastante alto, 1.70 quizás.

Como no queriendo y aprovechando que ya no había mucha gente en las gradas, me cambie de ropa, me quite las medias de juego dejando mis piernas depiladas al descubierto,  para después quitarme el short y por unos instantes quedarme solo en un bikini blanco, de reojo pude ver al chico que mientras me desvestía y le daba la espalda no perdía detalle, y cuando estaba dispuesto a tomar mis cosas para irme a casa, escuche su voz que me decía:.-Volvieron a ganar verdad?

Me acerque a él, extendiéndole la mano y presentándome .-Hola si lo hicimos, me llamo Alonso y tú?

.-Me llamo Hugo, juegas muy bien Alonso, siempre que termino mi tarea vengo a ver los partidos que hay aquí en el deportivo,  hace como 2 meses que vengo, a ustedes ya los he visto varias veces y me gusta cómo juegan

.- Pues muchas gracias, yo también ya te había visto hace 4 juegos creí que venias con alguno de los muchachos, o gente de la oficina.

.-No yo vivo aquí cerca, me gusta venir a ver los partidos de fut, y soy fanático de ustedes desde hace dos meses.

Le pregunte que si se iba a quedar más tiempo y me dijo que no, que siempre esperaba a vernos jugar y que después se iba, yo me iba caminando a casa y le pregunte que si caminábamos juntos, accedió de muy buena gana, y platicamos hasta que llegamos al parque, de ahí cada quien tenía que tomar su rumbo a casa.

.-Pues me dio mucho gusto conocerte y espero poder seguir yendo a verlos jugar, ha por cierto Alonso, quiero hacerte una pregunta personal, tienes unas piernotas, bueno supongo que es por el futbol, pero esa no es mi pregunta, lo que te quiero preguntar es si eres lampiño ¿Lo eres?

Le sonreí al tiempo que le extendía la mano para despedirme de él, diciéndole, pues si que lo soy ¿Se nota mucho?

.-En realidad no, cuando juegas solo se te ven parte de los muslos, pero hoy que te quedaste hasta el final y te cambiaste ya que se habían ido todos, pude ver cuando te quitaste las medias de fut que tus piernas están libres de vello, por eso es la pregunta, bueno ahora que lo sé gracias y disculpa no te quise molestar preguntándolo.

.-Descuida no es ninguna molestia, espero que nos sigas apoyando y no te decepcionemos, hasta luego.

Los días pasaron rápido y volvió a llegar el viernes, lo vi sentado al final de las gradas solo en la parte de arriba, lo salude de lejos y el correspondió con su mano, volvió a pasar lo mismo, espere a que mis compañeros se fueran y me acerque a él pero esta vez, sin la intención de cambiarme, me deje el short puesto con la playera del equipo también, le pregunte que si nos íbamos ya, y se bajo de las gradas para acompañarme, mientras caminábamos, le pregunte que por qué me había hecho esa pregunta, la referente a mis piernas, se detuvo y me miro de frente, respiro profundo y me dijo:

.-Por favor no te molestes conmigo, pero me gustan mucho tus piernas, no las tienes musculosas como los demás, se ven llenitas y estilizadas, y ahora que supe que no tienes vello en ellas pues me gustan más aun, si se que sueno raro, pero no quiero que me dejes de hablar, de hecho si me quedaba a ver sus juegos era por ti, me gustas mucho, no te dije nada la vez anterior por que estaba muy emocionado de recién haberte echo platica.

Seguimos caminando, y cuando llegamos al parque, en vez de despedirnos nos internamos dentro, nos sentamos en una de las blancas y se volvió a disculpar, argumentando que no deseaba dejar de tener contacto conmigo pero que creía que era mejor sincerarse,  no le dije nada, tome su mano y la puse sobre uno de mis muslos, ya me había bajado las medias a los tobillos, eran como las 9:15 pm. y no pasaba nadie en el parque, le di la iniciativa y él siguió acariciando mis piernas, trataba de meter su mano por dentro de mi short y rozaba parte de mis nalgas, y en cada caricia me hacía sentir mas y mas necesitado de tenerlo, entonces bajo su cabeza y con su boca empezó a recorrer mis piernas, besando mis muslos, no lo detuve pero si le dije con voz entre cortada.- Espera nos puede ver alguien, pero no hizo caso, recorría mis muslos con su boca y con sus manos recorría mis pantorrillas de los tobillos a los muslos, se levanto un poco y me miro a la cara diciéndome, sabes bien rico saladito, puse mi boca en la suya y para mi sorpresa correspondió enredando su lengua con la mía, ya no pude mas, mi mano derecha tomo su pene por encima de su pantalón, estaba temeroso al rechazo pero al ver que él no opuso resistencia, lo acaricie con más vehemencia, hasta hacer que se bajara el cierre de su pantalón y sacara su deliciosa pieza de carne, seguí sobando esa maravillosa tranca que se apreciaba durísima al contacto de mi mano, se sentía suave muy suave, y a la vez muy duro, no pude mas voltee hacia ambos lados del corredor y me baje a mamar esa maravilla, la metí por completo en mi boca con un poco de dificultad, haciendo que casi me dieran ganas de vomitar al recibirla por completo en mi garganta, después subía despacio recorría la punta de su glande con mi lengua y me lo volvía  a meter por completo, hasta que en la tercera recorrida, levanto mi cabeza queriendo separarme de mi golosina, y con voz entrecortada me exclamo .-¡Me voy a venir, me voy a venir! pero contradiciendo sus deseos más me aferre a él, sentí el primer disparo y empecé a succionar ávida y golosa el resto hasta que termino de convulsionarse acariciándome mis cabellos, una vez totalmente seco y limpio lo saque de mi boca, y lamiéndome las comisuras de mis labios, le dije.- ¡Mmmm sabes delicioso!! Me miro incrédulo, y me respondió preguntándome, ¿En serio te gusto?

.- Si sabes riquísimo, hace muchos años que no saboreaba la leche de nadie el último fue mi ex.

.-Yo no sabía que eras gay, no se te nota, ni en el trato ni jugando ni nada, solo iba a verte por qué me gustaba mucho tu cuerpo, y como se te veían tus piernas con el short puesto, pero jamás me imagine que me corresponderías es como un sueño

.- Bueno pues esto debe quedar en secreto por que si le cuentas a alguien además de que soy de closet y tendría que salir de él, eres menor de edad, y eso es cárcel para mi, jajajajaja

.-Descuida sería muy tonto si te perdiera ahora que tuve la suerte de sentirte por fin

.- Por cierto que edad tienes peque? 15,16?

.-Tengo 13 voy a cumplir 14 el mes próximo

.-Pues no sé, creo que me siento mal por seducirte, en verdad quería saber quien eras y me gustaste desde que te vi pero no creí que fuéramos a llegar a esto

.-Yo también me fije en ti desde la primera vez que los vi jugar y también jamás creí que algo como esto se podría dar entre nosotros.

Seguimos charlando por unos minutos mas y nos levantamos para emprender el camino a casa cada uno por su lado, prometiendo vernos la semana siguiente para disfrutar de algo mas, una vez terminando el juego. Los días pasaron igual de rápido como la semana anterior, y al llegar al campo lo vi sentado al final, y hasta arriba de las gradas, esta vez no me cambie de ropa para jugar, permanecí vestido durante todo el partido, y una vez que termino, me quede un rato mas, esperando que todos los compañeros de trabajo se fueran, una vez habiéndose ido el ultimo, le hice una señal, para que bajara y caminamos juntos hacia el parque, volvimos a sentarnos en la misma banca donde ya sabíamos que pasaba poca gente, entonces me pregunto:

.-¿Por qué no jugaste, te sientes mal?

.-Ho no me siento estupendamente es solo que no quería sudar, y echar a perder la sorpresa que te tengo, a los muchachos si les tuve que decir que me dolía la espalda y con mucho esfuerzo había ido a verlos, pero bueno tu sorpresa…Y una vez dicho esto, me baje el pants que llevaba hasta los tobillos, y me desabroche la sudadera con zíper al frente y me pare frente a él, con sus manos recorrió mis caderas enmarcadas por un body negro con liguero y en la parte de arriba tirantes muy delgados, medias al muslo negras, y nada más, deje que se diera gusto tocándome, recorriéndome, después me pidió voltearme, le di la espalda y sentí su boca y sus dientes mordisqueando mis nalgas, la sensación fue muy placentera y un Haaa se escapo de mi garganta, quería que siguiera, quería empinarme ahí así como estaba y sentir su deliciosa tranca entrando en mi ano sumiso y entregado de mi joven amante en turno, pero en eso, una pareja con su mascota se acerco a donde estábamos, por lo que de inmediato me subí el pants y me senté en la banca , caminaron despacio por el andador  y nosotros hicimos como si estuviéramos charlando, pero la calentura era mucha, entonces procedí a llevar a cabo la segunda parte de mi plan, tome de la mano a Hugo y le dije que me acompañara, caminamos unas 7 calles y nos detuvimos en una puerta de metal negra, saque una llave y abrí, me pregunto que si ahí vivía y le dije que no, ahí es el taller de uno de mis tíos y previamente le había pedido sus llaves argumentando que tenía que hacer unas cosas con su herramienta en el taller, ya no hubo más preguntas.

Desde la puerta me quite el pants y la sudadera, quedando en el body y las medias, llegamos a la oficina de mi tío y ahí lo tumbe en el sofá, como una poseída le desabroche su pantalón para liberar su pene de su prisión de tela, y una vez libre lo devore, metiéndolo por completo, lamiéndolo, sacándolo, envolviéndolo con mi lengua y chupándolo con locura, el detuvo mis mamadas  sujetando mi cabeza diciéndome:

.-Que rico mamas, déjame cogerte por favor, desde la vez anterior me quede con ganas de meterte la verga, esta vez aprovechando que estamos solos, te quiero coger, quiero entrar en ti y que sientas mis ganas en tu culito.

Me daba un tanto de desconcierto el hecho de que siendo tan joven fuera tan desinhibido, seguro el chico ya había tenido alguna experiencia con alguien, saque un condón de mi mochila y lo tenía listo para cuando me pidiera ponérselo, y mientras se la mamaba, le pregunte, que con quien mas había tenido sexo,  y levantando mi cabeza para hacer que lo mirara a los ojos me respondió:

.- Con nadie mi vida, juro que jamás había tenido sexo con nadie, solo me he masturbado muchas veces eso si, por eso te quiero coger será mi primera vez, ya por favor ponme el condón antes de que me venga.

Volví a guardar el condón, me levante y me unte saliva en la entrada de mi ano, lo mire de frente enredando mis piernas en su cintura y poco a poco me fui sentando en él, hasta que tuve toda su virilidad dentro de mí, el sujetaba mis nalgas con sus manos mientras yo agitaba mis caderas haciendo círculos sobre su erguida verga, después guie su cabeza a mis tetillas para que las mordisqueara, y al mismo tiempo, tome una de sus manos para proyectarla en una de mis nalgas, entendía rápido, ya que empezó a nalguearme  fuerte, y a mordisquear  mis tetillas por sí solo, mientras yo remolinaba mi culo encima y con su verga dentro, no sé cuantos minutos fueron pero fueron breves, sujeto mi cintura, y me abrazo con fuerza hacia él, sentí como bañaba mis intestinos de leche caliente, apretaba mi esfínter para exprimir esa rica pieza de carne palpitante, hasta que por fin se venció, y los besos que eran rudos y violentos se hicieron tiernos y sutiles, besando mi frente, mis mejillas mi cuello y mi boca, nos quedamos abrazados unos minutos más, y después me levante y me salí de él, su verga aunque recién eyaculada, se veía de buen tamaño, me dio ternura y me hinque a sus pies a limpiársela con mi boca, lo lamí despacio, desde la base a la punta lo metía en mi boca y la sacaba succionando la saliva con la que lo limpiaba, fue entonces que note como a los pocos minutos empezó a ponerse duro e nuevo, woww que maravilla, «Juventud divino tesoro» empecé a mamarlo de manera más constante y apretaba mis labios para levantarlo por completo, estuve mamándosela durante no menos de 10 minutos, luego me empine arriba del sofá, poniendo mis rodillas sobre el asiento recargando mi torso en el respaldo, dejando mi culo al aire, entonces abriendo mi culo con mis manos le grite:

.-Por favor cógeme de nuevo, quiero volver a sentir tu verga dentro de mí, te necesito, por favor, sentí su verga entrar en el primer intento, me sentía bien lubricada por lo que esta vez sentí menos dolor  cuando entro, pero aun así deliciosa, puso sus manos en mi cintura, y empezó a bombearme de manera rítmica, despacio pero constante, yo movía mi culo hacia él, desesperada por sentir mas fuertes lo embates, hasta que no pude mas, y le suplique que lo hiciera fuerte, que me diera duro.

.-Mas fuerte papi más fuerte, ¡Asiii asiii que rico me metes la verga!, No pares, por favor no pares, dame duro asiii, hoo me encanta tu verga, que suerte tuve de quedarme esa noche para conocerte, me encanta que seas mi macho, cogemeee cogemeee, haaaa haaa todaaa todaaa

Entonces el empezó a sentir los inicios de un fuerte y poderoso orgasmo, y me grito: .-¡¡¡Me voy a venir chiquita, me voy a veniiir!!

Espera le dije, te quiero comer, rápidamente me salí de él volviéndome a poner a sus pies, y metí su verga en mi boca, sentir el primer chorro el cual saboree ávidamente, después varios sin dejar escapar ni una sola gota del preciado liquido, hasta que por fin ceso de chorrearse, lo volví a limpiar con mi boca hasta retirarle el más mínimo rastro de leche que pudiera haber quedado en esa maravillosa verga, nos tumbamos en el sillón, y una hora después salimos del taller de mi tío.

Me anduvo cogiendo por casi más de tres meses, la verdad, había semanas que me daba diario y otras en las que solo podíamos tener sexo una vez, después que cumplió los 14 intente llevarlo a un hotel, pero el encargado no nos permitió el acceso por que en realidad Hugo si se veía muy joven y siempre le pedían una identificación, una vez, me dijo que tenía ganas de cogerse a un travesti, pero que no tenía dinero, le pregunte que si quería que yo me vistiera, pero me dijo que quería una que tuviera tetas, esa fue la primera señal del final de nuestra relación, la siguiente vez que nos vimos le pregunte que si siempre si se había cogido a la trasn. Y me dijo que si, le pregunte que tal había estado y me dijo que no olía muy bien, tenia buen cuerpo pero no olía como yo, le pregunte que si se había protegido y muy despreocupado me dijo que al principio sí, pero que después le pidió a la puta venirse dentro de ella y solo le cobro 200 pesos más, cuando me dijo eso las alarmas sonaron en mi, y desde esa ocasión le pedí que se pusiera condón en nuestras relaciones incluso para hacerle oral, esa fue la gota que derramo el vaso, sus llamadas se empezaron a hacer menos frecuentes hasta que dejo de hacerlo, a los pocos meses sacamos el equipo de la liga del deportivo, por que como hubo recorte de personal ya no a completábamos, así que tampoco pude saber si iba al deportivo o no, me acorde de él, porque mi tío el del taller me dijo este fin de semana, que un joven como de 18 años, me había ido a buscar preguntando por mí, pero que a mi tío no le dio confianza y le dijo que no me conocía, le dije a mi tío que había estado bien, que era un tipo que me quería vender un seguro y que ya me había cansado de decirle que no lo necesitaba, fue rico mientras duro, pero así como yo lo he hecho en ocasiones, el probo nuevas experiencias y le gustaron, ni hablar, de cualquier modo la diferencia de edades no nos garantizaba un futuro prometedor, solo espero que este bien, donde quiera que se encuentre.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario