1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos)
Cargando...

Hola me llamaré José para no ser reconocido y Fabián a mi chico .
Un miércoles por la tarde estuve leyendo relatos gay, y me calentó mucho leer todos los relatos que leía que me animé a buscar sitios gay donde conseguir chicos activos hasta que conseguí uno en donde publicaban anuncios de gays buscando sexo, me animé a publicar mi anuncio buscando chicos activos que me trataran como a una hembra  dejando mi número para que me llamaran y estuve muy nervioso por la locura que estuve haciendo en medio de mi calentura pero mis ganas de ser poseído por un Macho fue más.

Al día siguiente me llamaron unos chicos que no me llamaron mucho la atención hasta que una llamada de un chico que llamaré Fabián me inspiró confianza y quedamos para vernos en su departamento a las 7:00pm  y estuve muy nervioso toda la tarde pero no  iba a perder la oportunidad de calmar mi calentura y me dispuse a bañarme y hacerme un lavado anal para no tener sorpresas desagradables en pleno acto sexual, faltando media hora

Fabián me envía un mensaje indicándome la dirección de su departamento muy nervioso pero dispuesto a todo fui en busca de placer.

Tomé un taxi y llegué a la dirección y llamé a Fabián al número celular para anunciar mi llegada, luego de unos eternos minutos me recibió Fabián, mis  ganas fueron más y estoy a punto de ser poseído y ser la hembra de este chico  no muy alto pero bien fornido joven de unos 30 años (a propósito yo tengo 38)  me recibió

Fabián- Hola pasa

Yo- Hola gracias

Fabián- disculpa la demora

yo – no te preocupes ya pasó

Me llevó a su habitación y mi corazón latiendo a mil por las ganas hasta que me abrazó y me dice que me esperaba con la pinga bien llena de leche, quiero que seas mi hembra Yo por supuesto que le dije que si papi hazme tuya que a eso es a lo que vengo,  y tan caliente que estuve le digo que nos desnudaramos ya, Fabián sorprendido de inmediato se desnudó y quedó en bolas, al igual que Yo, oh que suerte la mía veo que tiene el pene de regular tamaño pero gruesa,  apagó la luz de la habitación para no cohibirnos i me invitó a chuparla el pene, ah que delicia de pene la tengo solo para mi, me la chupo primero la puntita luego todita  que delicia chupar el pene Fabián mi macho que disfrutaba con un ahhh que rico la chupas y  empezó a mover su cadera con un vaivén de mete y saca penetrando ni boca y Yo disfrutando tan delicioso pene grueso,  dentro de mi cavidad oral no entraba toda y me daba arcadas, y Fabián gemia de placer ahhhh ufff que rico la chupas y así estuvimos unos diez minutos, hasta que le pedí que me haga su hembra y me haga gritar de placer, Fabián ni corto ni perezoso se puso un preservativo y Yo me ensalivo la entrada de mi oyito, se la chupo nuevamente para ensalivar su pene, me pongo de costadito, el detrás mío, pone su pene ala entrada de mi oyito y Yo le ayudo, uffff que placer sentir un pene grueso tocando mi esfínter, sentirlo caliente, sentir un macho respirandome el cuello y nuca, hago presión para introducirmelo, ya quiero tenerlo dentro mío, pero duele un poco hasta que entra la puntita ahhhh que dolor  pero me aguanto dispuesto a ser la hembra de Fabián, Fabián tomó el control y me toma de la cadera muy firmemente y  empieza el mete y saca penetrando poco a poco, Fabián empieza a gemir de placer  me dice, estás ajustadita como me gusta, ahhhh que rico culo tienes te voy llenar de leche, me puso boca abajo y me vuelve a penetrar, Yo:  hazme tuya papi quiero que me llenes de leche, ya pasó el dolor dame duro papi, soy tu hembra, ahhhh aahhhh que rico papi, dame más que rica verga tienes. Así estuvimos no se cuanto tiempo hasta que cambiamos de pose, Yo de pie en el piso me inclino manos en cama abro las piernas un poco y el detrás mío con la verga a la entrada de mi oyito empieza a penetrarme, uffff que pose más rica, que placer, un pene grueso  se siente como llena mi culo, que rico se siente el mete y saca, que placer, que delicia sentir como choca sus testículos con mi culo plaf, plaf, plaf, plaf, sentir su pelvis en mis gluteos con cada mete y saca, que rico es sentirse como una hembra en celo, penetrada y disfrutando cada centímetro y embestida del macho que disfrutaba mi culo, así estuvimos como 6 minutos el mordiendome la espalda, el cuello, las orejas, minutos interminables de placer y lujuria disfrutandonos hasta que cambiamos de pose, ahora el boca arriba sobre la cama y Yo cabalgando con su pene dentro mío, cabalgaba como toda una hembra no se como hice pero me movía tan rápido como toda una puta hasta que casi se viene Fabián, como nos gustó tanto la pose anterior, cambiamos a la pose paraditos para terminar nuestra sesión amatoria, nuevamente me penetra y ya a estas alturas solo siento placer y lujuria,  el estaba gozando tanto que me pedía repetir otro día y Yo diciendo sí papi lo haremos cuando tu quieras, sentir como me metía su pene a fondo con fuerza con el ploff, ploff, plaff, plaff, me hizo sentirme una hembra, saber como gozan las mujeres como perras  en la cama, Yo perdí la noción del tiempo hasta que mi macho me empezó a penetrar más duro, algo que a nadie anteriormente permití porque me dolía, pero ahora si soportaba y realmente disfrutaba y no quería que acabara nunca, pero como todo inicio tiene su fin, el empezó a a agarrarme con todas sus fuerzas de mis caderas penetrandome a fondo y quedándose pegado a mi culo y Yo extaciado de placer gozaba como el se venía dentro mío, Yo apretando el culo para que el se quede dentro mío hasta le salga hasta la última gota de semen, ufff, ahhhh que rico es ser penetrado por un macho que aguanta tanto tiempo hasta hacerme gozar del sexo como nunca antes.

Terminamos y quedamos en repetir otra día, que intentaré relatar para ustedes, comenten que les pareció mi experiencia. Gracias

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta