1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos)
Cargando…

Antes que nada, me da mucho gusto saber que re abrió la pagina sexo sin tabúes, donde tenía mi cuenta con relatos y fotos, lástima que con la reapertura de esta, esos datos creo que se perdieron y al entrar a mi perfil ya no salieron, pero bueno ojal.
La historia que voy a relatar es verídica y sucedió hace 4 años, conocí a Rubén en una de las paginas en donde poste un anuncio para ligar, nos conocimos y nos agradamos, nos volvimos a citar y no fue sino hasta la tercera cita que tuvimos sexo, seguimos teniendo contacto hasta que la relación se volvió mas solida y ambos decidimos vivir juntos, la verdad, yo creía que ya había experimentado todo y que a mis 44 años, necesitaba sentar cabeza y estabilizar mi vida amorosa, así que me fui a vivir al departamento de Rubén, el es abogado y las mañanas normalmente las tiene muy saturadas de trabajo, no obstante eso llevábamos una excelente relación y creí que empezaría una faceta nueva de mi existencia  abrazando la vida sedentaria de la monogamia.

Todo marchaba bien hasta que conocí a Don Claudio, un vecino del edificio que seguro superaba los sesenta años, era el clásico señor muy maduro que sabía hacer de todo, carpintería, electricidad, plomería etc. etc. y lo conocí por que teníamos una fuga en la regadera, Rubén me pidió que le llamara para que la fuera a revisar, cuando fui a su casa estaba su puerta entre abierta, toque varias veces pero nadie respondió entre y al mismo tiempo dije en voz alta, .- Hola buenos días…¿Don Claudio, está ocupado?, soy su vecino del 7 y de repente salió él, era un tipo alto, robusto, moreno, con cara de pocos amigos y daba la impresión de no hablar mucho, pero eso no fue lo que me impresiono, sino como me recibió, salió de su recamara completamente desnudo solo con una toalla en la espalda, diciendo: ¿Buenos días, que se le ofrece?  al verme trato de cubrirse con la toalla enredándola en su cintura, pero creo que intencionalmente dejo que su virilidad saliera al aire, disculpándose conmigo trato de cubrirse pero siempre dejándome ver parte de su verga, grande de verdad, gorda, morena, y con una cabezota que parecía tener un hogo en la punta, sin poder articular una oración trate de mantener la calma y me disculpe, diciéndole que regresaba después, a lo que el tipo sonriente se quito la toalla sin ningún pudor dejándome ver de nuevo su enorme verga, diciéndome que le diera un minuto en lo que se ponía ropa.

Lo siento soy su vecino del 7 y vengo para que ver si puede ir a revisar la fuga que tenemos en la regadera, Rubén me pidió que viniera con Usted, el tipo se dio cuenta de mi nerviosismo, y comenzó a vestirse despacio empezando por la camisa, y dejo la parte de abajo hasta el final, y cada que podía se levantaba y exhibía su enorme pene ante mis ojos, totalmente confundido y perturbado abandone su casa diciéndole que lo esperaba en la mía y salí rapidísimo.

Estuve esperando al tipo por un par de horas, sin que llegara, y la verdad ya no quise ir a su casa a buscarlo, decidí ponerme a hacer ejercicio y me quite la ropa de calle, me puse un short cortito y una camiseta holgada, durante más de 40 minutos estuve haciendo ejercicio, hasta que decidí meterme a bañar, fue entonces que sonó la puerta me dirigí a abrir así como estaba, mis piernas depiladas hacían que con el sudor mi piel brillara, pero creí que no era nadie en particular, cuando abrí, ahí estaba Don Claudio, me recorrió con la mirada, y acto seguido me dijo que venía a ver lo de la fuga,. vaya creí que ya no venia, le dije,

.- Si bueno, me entretuve con otras cosas, pero si quieres vuelvo mañana.

Rubén me había encargado mucho tratar de darle solución a lo de la fuga, así que le pedí que no se fuera y que por favor hiciera su trabajo, sin dejar de verme las piernas cada que tenia oportunidad empezó a trabajar, pude sentir su mirada, clavada en mis nalgas, y entonces empezó, con las preguntas

.-No te conocía, ¿Eres familiar de Rubén? ha ya se, eres la pareja de Rubén, descuida se que Rubén es gay solo que no sabía que rol era, pero viéndote a ti, con esas piernas tan ricas y esa piel tan lisita asumo que tu eres el pasivo.

Me quede sin poder decirle nada, una mezcla de molestia y excitación, me tenia totalmente confundido, pero el tipo siguió:

.- Descuida sé de estas cosas, me anduve comiendo a un pasivo que también era casado solo que él estaba casado con una mujer, de eso hace ya como diez años, así que podemos hablar de estas cosas, bueno y que como ves el barrio, te gusta lo que hay por acá?

Parece que la frase era como de doble sentido no sé si lo decía por el barrio y el ambiente nuevo o por lo que recientemente había visto de él, de cualquier modo la respuesta fue:.-Si, si me agrada todo lo que hay por acá.

Bueno mientras termino puedes seguir haciendo tus cosas, ¿Estabas haciendo ejercicio verdad? Con razón tienes esas piernotas, en serio que bonitas piernas.

No supe que decir más que gracias, me regrese a la sala y seguí haciendo ejercicio, pero de repente cuando mas distraído estaba sentía que el tipo me observaba, trate de terminar mi rutina lo más pronto posible, y me fui a la recamara a esperar a que terminara, me quite el short y estaba en tanga cuando en la puerta apareció él, sin más me dijo: Disculpa te estuve hablando pero no me respondiste, ya esta reparada la fuga, si la quieres probar, aprovechando que terminaste de hacer ejercicio puedes probar la regadera, de nuevo me incomode un poco, y nervioso volví a ponerme mi short, y ambos nos dirigimos al baño, entre y abrí la llave y al cerrarla pude constatar que ya no había fuga, la verdad el tipo era un poco patán y atrevido, pero trabajaba bien, sin voltear a verlo, le dije: Quedo muy bien Don Claudio, cuanto le debo por la reparación, y al voltear para escuchar su respuesta lo vi parado frente a mí, completamente desnudo con su verga totalmente erecta, era descomunal, no pude evitar mirarla fijamente en verdad era un hermoso ejemplar, trate de decir algo pero el tipo hablo primero diciendo: Creí que podíamos probar la regadera ambos, entonces reaccione y molesto trate de recriminar su comportamiento, pero el tipo me abrazo y con su boca busco la mía, me forzó a besarlo, mientras con sus manos recorría mis piernas y trataba de bajarme el short, poco a poco mi voluntad cedía además que el tipo era aunque mas viejo, mas alto y más fuerte que yo, le suplique que no siguiera que amaba a Rubén y quería respetar la casa, pero el tipo reacciono como si estuviera sordo, al final pude sentir su enorme pedazo de carne en mi entrepierna, restregándose, ya para ese momento tenía el short hasta los tobillos mientras él hacia a un lado mi tanga, entonces comenzo:

.-No te hagas vi como se te antojo mi verga cuando me fuiste a buscar a mi casa, me gustaste desde que llegaste a vivir aquí, me fije en ti desde hace mucho pero no sabía cómo empezar y no sabía si te iba a agradar, pero cuando vi como se te antojaba mi verga supe de la puta que hay dentro de ti.

Diciendo esto termino por quitarme la tanga, yo ya no oponía resistencia, el tipo besaba mi cuello y mis hombros, y sus manos recorrían mi cintura y mis nalgas, después me volteo dándole la espalda, empezó a restregar su enorme verga en mis nalgas, sabía lo que pretendía, pero con todo y que ya me sentía muy excitada no iba a dejar que me cogiera sin condón, así que despacio me voltee de nuevo y cara a cara le dije:.-Tienes razón me encanto tu verga, se ve exquisita, y diciendo eso me puse de rodillas a sus pies y empecé a lamer ese enorme trozo de carne, después de lamerlo por todo lo largo y ancho lo trate de meter en mi boca, la cual solo pudo albergar poco más de la mitad, el resto fue imposible, una parte dentro de mi quería sentirlo en mi culo, me levante, y lo lleve a la recamara y lo acosté en la cama, saque un condón del buro y se lo puse, lubrique abundantemente mi culo y me fui sentando en él, hasta que su verga desapareció en mi ano, el sujetaba fuerte mi cintura jalándome hacia él, yo me movía en círculos despacio, batiendo esa enorme verga, después empecé a bajar y subir, pero me dolía un poco, recargue mis manos en su pecho, y movía mis caderas de adelante hacia atrás, mientras él me decía cosas sucias

.-Que rica estas mamita, que rico culo tienes, aprietas muy rico, y te mueves como una profesional, te voy a retacar de verga putita, porque eso vas a ser de ahora en adelante, mi puta y me vas a dar las nalgas cuando y donde quiera.

Sentía riquísimo, pero pensaba que el tipo exageraba,  entonces empecé a sentir un vacio en mi vientre, la piel se me erizo y el ano me exigía devorar esa verga,  empecé a sentir cada vez mas y mas rico, hasta que sin darme cuanta era yo quien se despegaba de él para luego darme un fuerte sentón en su verga, cada sentón se escuchaba como un fuerte aplauso cuando proyectaba mis nalgas con su pelvis, así me tuvo no menos de 10 minutos, luego me levanto y me puso en cuatro en el borde de la cama y sin piedad me la clavo toda, ¡¡Hooo que delicia!! estaba totalmente relajada y entregada a ese cabrón, me volvió a hablar: Ya te mueves por ti misma, te gusto que te forzara verdad, de verdad que eres una puta, eres una perra, y diciendo esto plaaam una nalgada luego otra, seguía preguntando ¿Que eres? pero yo solo seguía disfrutando de las violentas embestidas que me daba ese hombre, sin responderle una solo palabra, fue entonces que molesto, me volteo para quedar cara a cara, me levanto y me la ensarto en el aire, sujetaba mis nalgas al tiempo que me hacia subir y bajar mis caderas con su verga dentro de mí,  mis piernas al aire, su boca en la mía, nuestras lenguas enredándose, y mi cabeza que no daba crédito ¿Como puede hacerme así este tipo?, Entonces paso…me aferro a su pecho mientras sentía las pulsaciones de su verga mientras se venia dentro de mi, con cuidado me deposito sobre la cama, y quedando frente a él pude ver el tamaño de su enrome verga que aunque empezaba a perder su majestuosa erección, seguía siento monstruosa,  se quito el condón y vacio su contenido en mi vientre, aun estaba tibio, y sin decirme nada mas, se vistió y se fue, me quede en la cama desconcertada pero aun caliente recuerdo que yo misma embarre su semen en mi vientre, después me empecé a sentir con un gran vacío moral, me sentía muy mal anímicamente, no sabía si por miedo o porque realmente lo deseaba pero tuve sexo con un extraño, que mas bien parecía un animal y me había tratado como a una puta, no es que no me gustara, era lo rápido que había sucedido, y lo peor era que recientemente había adquirido un compromiso con otro hombre, no sabía qué hacer, el día termino, me fui a dormir temprano y no supe a qué hora llego mi pareja, al día siguiente, hice lo acostumbrado, y en la noche Rubén quiso tener sexo conmigo, pero cuando lo hice con él ya no fue igual, mientras Rubén me penetraba pensaba en Claudio, quería sentir dolor el dolor que me daba esa enorme verga al invadir mi culito, después termino por clavármela en cuatro y mientras se venía me nalgueo un par de veces, y de plano mi cuerpo ansió estar con él diciendo su nombre bajito mientras mi pareja hundía su verga de tamaño normal, quedando totalmente relajado y vencido sobre mí.

Los días pasaron ya iba a ser una semana de aquello, y poco a poco iba dejando de pensar en lo que me había sucedido, de hecho tenia días que no veía a Claudio, hasta que una mañana, después de que Rubén se fuera a trabajar tocaron a mi puerta jamás creí que fuera él, en tono burlón me saludo: Buenos días mamacita, no te pregunto cómo estas porque ya sé como estas…Buenisimaa  jajajajajaja

Trate de cerrar la puerta pero me lo impidió, entonces le respondí de inmediato, que se le ofrece? sin empacho respondió:.- Ha sí, el motivo de mi visita, te quiero hoy a las 10:00 pm en la azotea, limpiecita y con tanguita

.-Que le hace pensar que hare lo que me dice? Ha ya, cree que me va a amenazar contándole a Rubén lo que paso, no se moleste, yo mismo le pude contar en cuanto regrese a casa, ahora ya no me este molestando, trate de cerrar mi puerta pero él me lo impidió de nuevo y antes de irse me dijo de manera displicente:

.-Mira mami, yo no tengo pensado decirle nada a tu pareja si tu le quieres decir es tu problema, si quieres problemas gratis es porque eres muy tonta, yo solo te quiero hoy a las 10 de la noche en la azotea, me gusto como te cogí toda sudada, sabias a salecita, pero ahora te quiero recién bañadita. quiero saber a qué hueles recién bañada, ha y con una tanguita chiquita.

El tipo se dio la vuelta y se fue, estuve a punto de hablarle a Rubén por teléfono y decirle lo que había pasado , sabía que muy probablemente terminaríamos, y tendría que irme de su departamento, pero por otra parte no sabía cómo lo iba a tomar, o lo mal que lo podría hacer sentir, las horas pasaron y de cualquier modo a las 10 ya era hora de que Rubén estuviera de nuevo en casa, así que no importando lo que yo quisiera no había modo, no iba a poder estar en la azotea a esa hora, deje de preocuparme y pensé, no creo que Don Claudio me vaya a venir a buscar a casa a esa hora.

Eran las 6:30 pm cuando recibí la llamada de Rubén, diciéndome que por el caso que estaban llevando el despacho lo había tenido que mandar a Querétaro a entrevistarse con unas personas, que iría a casa a recoger algo de ropa pero que saldría esa misma noche y que seguramente nos veríamos al día siguiente por la tarde, desde ese momento pensé que bien podría ver a Claudio en la azotea pero de inmediato rechace la idea sintiéndome mal por el solo hecho de pensarlo.

Rubén llego a las 8:30 pm estuvo 20 minutos explicándome que tanto haría, guardo una muda de ropa y se despidió, la verdad no le preste atención, por seguir pensando en la cita de Don Claudio, una vez que Rubén se fue, entre al baño, me lave por dentro de mi ano, y revise mi depilado, cuando salí eran cerca de las 10, me puse un desodorante con aroma de chica el que le gustaba a Rubén, y enmarque mis nalgas con una tanga rosa chiquita, me puse una bata larga y unos zapatos bajitos, tome mis llaves y me encamine a la azotea a las 10 en punto, cuando subí sentí el aire frio de la noche, camine hacia los lavaderos y ahí estaba él, parado con la verga de fuera sobándosela con una de sus manos, esa verga maravillosa y enorme que tanto placer me diera días atrás.

.-Sabia que vendrías, me dijo, yo no dije nada una vez estando a escasos centímetros de él, deje caer mi bata y sentí de inmediato sus manos en mi cintura luego en mis nalgas, sus besos recorrieron mis mejillas y luego mi cuello, aspirando hondo exclamo: .-¡Mmmm chiquita que rico hueles! y siguió besándome el cuello y las tetillas, después me tomo de los cabellos y mirándome a los ojos, me pregunto: ¿Dime a que venias? Dime que soy para ti? y terminando me beso de manera apasionada metiendo su lengua en mi boca, después me volteo y empezó a besar mi espalda, la sensación era deliciosa, luego bajo estuvo en mi cintura, y mordisqueo mis nalgas durante bastante tiempo, luego con sus manos abrió mis nalgas y metió su boca en mi culo a la vez que decía.-¡Que rico sabes mami, se ve que te lavaste muy bien para esto, me gusta que hagas lo que tu macho dice, una vez que termino de decir eso, se volvió a comer mi culo que estaba totalmente entregado a esa boca juguetona y áspera, luego beso mis piernas, recorriendo mis muslos, y antes de llegar a mis pantorrillas, me volteo, lo vi a mis pies, hincado, alzo la cara y me dijo: .-Eres una muñequita deliciosa, toda tu sabes riquísimo amor, tomo mi pie derecho y empezó a lamer los dedos de mis pies, un gemido de placer se escapo de mi garganta sin que pudiera hacer nada, luego dejo ese pie y tomo el otro, yo estaba embelesada por la entrega de ese hombre en verdad estaba ya muy excitada, lo detuve e hice que se levantara para ser yo quien se pusiera a sus pies y empezar a lamer esa maravillosa verga que tenía, la lamia como si fuera el más dulce y delicioso manjar, la recorría toda, hasta empezar a meterla a mi boca, trate de meter lo mas que pude, hasta que las ganas de vomitar me lo impidieron, con mis ojos llenos de lagrimas por el esfuerzo de tratar de meter ese monstruo en mi boca, alce la cara y  Claudio pudo ver mis lagrimas nacidas del deseo y la lujuria, tomo mi cabeza y empezó a controlar mis mamadas, sacándome y metiendo su verga a placer, yo solo me dejaba manejar, ya era suya, podía hacer conmigo lo que quisiera, después de un buen rato así, me levanto, me puso sobre el lavadero, y lubrico mi culo, sabía lo que haría esta vez me empine lo mas que pude y abrí mis nalgas con mis manos, como sentí que tardaba voltee y lo vi tratando de ponerse desesperadamente el condón, ¿Qué haces le dije? .- Te quiero coger mami, pero sé que tu no lo haces sin condón, aunque créeme soy un hombre sano, no he tenido sexo en 10 años, bueno la última vez fue hace unos días contigo pero me pusiste condón, así que sigo limpio, con una de mis manos le retire el condón, me voltee y me volvía a empinar, abrí mis nalgas y le suplique:¡Cogemeee!

Puso la cabeza en la entrada de mi ano, luego fue empujando hasta que poco a poco entro en su totalidad, yo me mordía los labios para no gritar, pero era inútil, era demasiado placer y dolor al mismo tiempo, volvió a poner lubricante, y empezó despacio con el mete y saca, y en cada movimiento me decía lo rico que sentía cogerme a pelo, lo sabroso que se veía mi culo desde su perspectiva y lo puta que quería verme, y terminando eso, una nalgada, plaaam luego otra, luego otra, hasta que no pude guardar mas silencio

.-Asiii asiiii castigame por infiel y por puta, lo merezco, no me arrepiento de haberme entregado a ti, me encanta tu verga, he pensado en ti desde la primera vez que te sentí dentro de mí, a eso vine, a que me cogieras, que ricoooo asiiii cógeme duro asiiii, en cada empujón que me daba mi macho sentía mas y mas cosquillitas ricas en mi ano, y la piel se me erizaba, bombeaba enérgicamente mi culo, mientras jalaba de mis cabellos, preguntándome de nuevo:

.-¿Quien te coge mejor mamacita, Rubén o yo? .- Tuuu .-¿Quien la tiene mejor Rubén o yo? .- ¡Tuuu la tuyaa es mucho mas grande!!!.-¿A quien le vas a dar el culo cada vez que te lo pida?

.-Tu papi tuuu a ti te voy a dar mi cuerpo cada que lo quieras, tú la tienes más rica, tú me coges muchísimo mejor que mi pareja, tu eres mi macho y me encanta ser tu puta, lléname de ti, mójameeee, asiii que rico me tomas,

.-¿Quieres mi leche perra? Quieres que te bañe el culo con mi leche? pídemela, suplícame que te haga mi puta

.-¡Dame tu leche por favor, hazme tu puta, lléname toda de ti, mójame los intestinos, damee tu lecheee asiii asiii, sentí como se tensaba mientras sujetaba mi cintura con ambas manos, creí que su verga me iba a romper el vientre por que sentí que creció mas , apreté mi esfínter para exprimir a ese macho delicioso, hasta que después de varios espasmos de placer se venció sobre mí, se salió despacio, y una vez que estuvo fuera, me hinque a sus pies y metí su verga en mi boca para limpiarla, le arranque deliciosas convulsiones mientras lo limpiaba, el agradecido, acariciaba mis cabellos, y mis mejillas, mientras tenía su verga en la boca era la única manera de poderla meter en su totalidad, en mi cavidad bucal justo cuando perdía la erección pero aun así me llenaba.

Me puse de pie, y dirigí una mano a mi culo, tome lo que escurría, y lo lleve a mi boca, diciéndole: ¡Mmmm que rico sabes! Me abrazo y me puso mi bata me pregunto que si Rubén no sospechaba mi ausencia, lo mire y dándole un beso le dije que no estaba en casa, me pregunto ansioso que a qué hora llegaba, y con cara de felicidad le dije que hasta el día siguiente.

me levanto del piso y con mis piernas me abrace a su cuerpo, mientras me daba un largo beso, después separándome me miro y con cara traviesa me dijo: .-Entonces tenemos toda la noche.

Bajamos a su casa, ahí nos metimos a bañar primero, después me llevo a su cama y me recorrió el cuerpo con besos y caricias, yo hice lo mismo dándome mi tiempo con su verga en mi boca, y después de un largo intermedio de besos y caricias, volvió a entrar en mí, lo cabalgue, me puso en 4, me tomo de lado, alzo mis piernas tomando mis tobillos con sus manos, hasta que por fin a la hora de venirse, puse mi boca en la punta de su verga, bebiéndome toda su rica y deliciosa leche, parecía becerrita, no paraba de mamar, él mientras tanto, se retorcía en convulsiones de placer sintiendo como succionaba hasta la última gota de su deliciosa leche de macho, salí de su departamento por ahí de las 6 de la mañana, Rubén llego por ahí de las 5 de la tarde, pero jamás volvería a disfrutar el sexo con él, una tarde mientras comíamos, lo note distante y ausente, le pregunte si se encontraba bien y ahí fue donde todo se soluciono, me confesó que tenía varios días viendo a otra personas y que se sentía muy confundido, pregunte si era hombre y me dijo que no, que era una chica, me dijo que tenia días tratando de decirme pero que no se había dado la oportunidad pero que ya no podía abusar de mi cariño, y prefería decirme y que yo lo odiara a seguirme mintiendo, me levante de la mesa, y me fui a mi recamara, cerré por dentro, y de inmediato le hable a Claudio, el me respondió, y de inmediato le dije: Te deseo mucho, quiero ser tuya, ven a cogerme Rubén saldrá en un rato mas.

A los pocos minutos tocaron a la puerta, Rubén abrió y saludo a Claudio, al salir a recibirlo le dije a Rubén yo le hable por que antes de irme quiero que me repare el alhajero que me regalo mi mama, notoriamente nervioso Rubén se salió de casa diciéndome, bien no los interrumpo, regreso más tarde, en cuanto salió, me fui a los brazos de Claudio, como una poseída me apodere su verga lamiéndola y chupándola y ahogándome con esa maravilla, me desnude ahí en la sala, y ahí en la sala se la mame, luego deje que me cogiera ahí tirados en la alfombra, sentí su leche recorriendo mis intestinos, y apreté el culo para exprimirlo, luego de venirse, lo volví a meter a mi boca para limpiarlo y fue entonces que ya relajados, le dije: Rubén ha estado saliendo con otra chica

.-Otro pasivo? me respondió él,

.- No una mujer, me voy a tener que ir del departamento, pero antes de irme quería volverte a sentir dentro de mí.

Me miro con ternura y me dio un beso en la frente, separándose de mi, me dijo:.- Perdóname chiquita yo ya lo sabia

.-¿Como? ¡Pero si me lo acaba de decir!!

.-Bueno cuando llegaste a vivir aquí hace poco más de tres meses, yo me fije en ti, aunque tú no te hayas dado cuenta de que existía, Rubén ya me había hablado de la fuga que tenían en su regadera, y yo me ofrecí a repararla y entre platica y platica Rubén me confió que acababa de conocer a una persona días atrás y que lo tenía inquieto, ahí fue donde me confesó que tu y él Vivian juntos como pareja y que tú eras el pasivo, el día que me viniste a buscar,  Rubén ya me había platicado lo de su amante pero yo creí que se trataba de otro pasivo, por eso me anime a forzarte la primera vez, me sentía seguro,  si le decías a Rubén el seguramente no haría nada por lo que me había contado, incluso pensaba decírtelo para que cogieras conmigo por celos, pero bueno las cosas se dieron, y me encanto como lo haces, pude haberle dicho a Rubén lo nuestro y así solucionar su problema dejándolo libre y echándote la culpa a ti de ser la única infiel, pero me caíste bien, incluso él me dijo que si te notaba algo raro o saliendo con otra persona le dijera para así terminarte y poderse salir con la suya, pero no obstante que ya te había cogido le dije que eras muy hogareño y que solo te la pasabas en tu casa, el día que él no vino a casa y te dijo que iba a ir a Querétaro por cosas de trabajo en realidad fue a ver a su amante, él me lo confeso un día antes, por eso yo estaba seguro de que nadie nos molestaría en la azotea esa noche.

Vaya así que único idiota había sido yo, mi amorcito ya tenía pensado dejarme desde hacía tres semanas atrás, y mi malestar y la cruda moral que me hizo sentir entregarme a ese hombre se fue como por arte de magia, le dije a Claudio que se fuera a casa le di mi número de cel y le dije que le llamaría pronto, fui a recamara guarde mis cosas, y me fui de ahí, y reanude la comunicación con mi familia, jamás supieron de mi doble vida, en cuanto a Claudio lo vi un año después fui a que me cogiera, y como siempre goce muchísimo con su verga dentro, cuando terminamos se me ocurrió preguntarle por Rubén si seguía viviendo aquí, me dijo que no, se cambio seis meses después de que yo me fui.

.- ¿Recuerdas a la chica por la que te dejo? Sé que jamás la conociste y qué bueno que fue así, ok, me la cogí, jajajajajaja la verdad coges más rico tu, el punto es que no solo yo me la lleve a la cama también se cogió al del 5 y a el esposo de la del 3, yo me la lleve dos veces a mi depa y tres veces me la cogí ahí en le depa de Rubén, cuando Rubén supo por la vecina del 3 se armo un escándalo, el se fue y a la semana se fue la tipa, creo que fue el karma,

Me despedí de él preguntándole si no conocía a un amigo de ambiente con quien poder hacer un trió, y me dijo que iba a buscar y me avisaba por teléfono, bueno el trió lo acabamos de hacer el viernes pasado, su amigo se llama Miguel, y es un señor de 65 años, me dieron una mega rica cogida, lo único triste es que ahora si fue con condón, ya que el hecho de haberme realizado mis exámenes médicos y salir negativo me hace tener cuidado y no cometer las mismas idioteces que hice cuando le creí a Claudio y deje que me cogiera a pelo, no me mintió, en verdad estaba sano, pero…¿Y si no? bueno estuvo maravillosa la cogida que me dieron, como hace mucho no me la daban, al final salí del hotel con las piernas temblorosas, y llevo tres días que no deja de punzarme el culito, ha porque Miguel está un poquito menos grande que Claudio, pero casi no se le nota, disfruto mucho de esos momentos, me encanta sentirme así, penetrada y poseída, me gusta mucho ser la puta de alguien y que me tome como se le pegue la gana, así que no, de momento no quiero una vida sedentaria por que ahora estoy completamente seguro que no podría serle fiel a nadie.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario