1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos)
Cargando…

Esto pasóe 29 de agosto de 1999.
NOCHE DE ESTRENO Publicado por Bettytraxy@hotmail.com el 10 de octubre, 2019

Esto me pasó el 29 de agosto de 1999.

Tenía como 11 años cuando un día, ya anocheciendo, de regreso de la escuela hacia la casa me abordó un chavo como de unos 20 años , me metió a un zaguán oscuro que tenía una escalera como de metro y medio de ancho, metiéndonos debajo de ella, me abrazó por detrás de la cintura y me empezó a fajar tallándome mi colita
Sentí como le empezó a crecer y a poner dura su verga, al rato me bajó el pantalón y se la sacó y con ella me siguió tallando, luego me bajó mi trusa procediendo a recorrer con su verga bien dura, de arriba abajo entre mis nalgas, se puso saliva en la mano y me la untó en mi culito metiéndome un dedo para ensalivármelo por dentro, al principio me dolió pero me empezó a gustar y lo dejé que siguiera, luego me metió otro dedo y empezó a moverlos, para ese momento ya me sentía en la gloria, los sacó y sentí como me ponía la cabeza de su pene en mi entrada y empezó a empujar

Me dolió mucho ayyyyy, no, no, quítame eso de ahí que me está doliendo muchísimo, pero me dijo: puja como si quisieras cagar , así lo hice y sentí como empezaba a entrar dentro de mí, como se me comenzaban a abrir mis esfínteres y entrar su cabeza, pero en cuanto me la metió hasta el fondo se vino abundantemente por lo que ya no hubo una cogida completa enseguida me dijo: chúpamela para que saborees mis mecos, así lo hice y me gustaron mucho, se arregló el pantalón diciéndome para otro día si te voy a coger hasta que me pidas que ya le pare; pero ya no lo volví a ver aunque seguí pasando por el mismo lugar, pero me quedó el recuerdo y el deseo de volver a sentir algo igual pero con una completa y buena cogida, pero no me atrevía a decírselo a alguien por temor a las burlas y al rechazo.

Corrieron los años pero cuando tenía 65 años sentía ya una necesidad tremenda de sentir una penetración completa, empecé a comprar revistas porno y en Tu Mejor Maestra leí un anuncio de un matrimonio buscando a alguien para hacer un trío, lo contacté a él, le conté de mi fantasía y dijo que con gusto me estrenaría pero tenía que llevar a su esposa, acepté, pasé a recogerlos a la estación de La Raza del tren ligero en Guadalajara, los llevé a mi casa, en el camino platicamos sobre sus experiencias sexuales haciendo trío y yo sobre mi fantasía por motivo de me experiencia a los 11 años.

Era una pareja que no pasaban de los 40 años, ella era güera, muy guapa como de 1.60 y bien formada, el moreno, como de 1.75 y les llamaré José y María por obvias razones

Cuando llegamos a la casa nos fuimos directos a la recámara, nos desnudamos, ella empezó por hacerle sexo oral para que yo viera como se hacía, luego me dijo: te toca a ti hacerle los honores, la tomé con mis manos sintiendo el calor y la dureza que ya empezaba a sentirse, la besé, le lamí desde las bolas hasta la punta como si fuera un caramelo, se lo mamaba con mucha desesperación como si se fuera a escapar, después ella y yo hicimos un rico 69 estando yo arriba, mientras José me untó gel en mi ano y empezó a meterme un dedo para lubricarme por dentro pero al sentir un dolor fuertecillo le clavé las uñas a María en sus pompis por lo que le dijo a José :con cuidado que es su primera vez, después sentí un 2º.dedo, los rotaba al tiempo que los sacaba y metía, al rato otro 3er dedo y cuando comprendió que ya me tenía listo los sacó y sentí cuando apuntó su pene a mi culito, empezó a empujar y otra clavada de uñas a María por el dolor que ahora si fue fuerte, sentía como si me partiera en dos y como se habría paso dentro de mi hasta que sentí cuando chocaron sus huevos en mis nalgas, ¡¡¡me había metido completamente sus 19 cms de carne maciza!!! (Hasta la fecha era la más grande que había recibido)(el domingo 19 de abril de 2015 en el cine me cogió un hombre que con las dos manos quedaba fuera la cabeza y no cerraba completamente mi mano por lo grueso 22 cms. X 6 de gruesa dejándome bien adolorido por 3 días).

Se detuvo un rato mientras mi culito se acostumbraba a tamaño invasor y empezó con el mete y saca, a ratos despacio y a ratos aprisa y hasta el fondo, para ese momento yo me sentía en la gloria, me cambió varias veces de posición, yo solo gritaba: así papi, métemela toda, destrózame tu culito que ya es tuyo hasta que se vino abundantemente, cuando me la sacó sentí un vacío dentro de mí, tomó un espejo para que yo viera como me quedaba mi ojito abierto y medio asustado le pregunté ¿y así me va a quedar?, no, me dijo, luego se te cierra, nos vestimos y los llevé al lugar donde los había recogido; duré casi una semana sin casi poderme sentar pero con ganas de más y más; eso se repitió varias veces más hasta que él se jubiló y se fueron a vivir a otro estado.

Me quedé triste por su partida pero había cumplido mi fantasía. Después en el lugar correspondiente les platicaré de cuando me convertí en travesti. Actualmente tengo 85 años y me he convertido en toda una putísimamente puta por lo que sigo recibiendo esas ricuras de vergas.

Si alguien tiene deseos de convertirme en su hembra, en su puta será bienvenido. Espero no haberlos aburrido. Besos a todos donde más les guste.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario