1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos)
Cargando...

Esta es la continuación de como mi papá me hizo su novio desde chiquito.
Después de que mi papá me cogío y me humilló bastante, me dijo que a partir de ese día sería su novia, dormiría en su cama con el, me iba a comprar ropa de mujer y de a poco tenía que aprender a cocinar, lavar, planchar, que iba a ser SU MUJER y quizá de quien el quiera prestarme, después de todo soy una puta como lo era mi mamá. Si me portaba mal en la escuela me iba a castigar pero si hacía todas las cosas bien iba a ser un novio tierno. Quiero destacar que mi papá siempre fue atento conmigo, quizá por el trabajo me dejaba a veces por mucho tiempo solo pero siempre se preocupó.

También me dijo que no estaba arrepentido de lo que me hizo, era mejor que me desvirgue el y sea novio de el antes de que de cualquier otro que me pudiera lastimar.

Los días iban pasando, si yo llegaba de la escuela y el estaba, entraba a casa, me agachaba y empezaba a chupar, me pegaba a su verga y hasta no recibir su leche en la boca no frenaba. Distinto era a cuando yo estaba en casa y el llegaba, la primera vez que paso eso yo sabía que tenía que chupar, pero lo espere parado, mirándolo con cara de nene bueno pensando «ya llegaste papi novio, ahora te la voy a chupar» fue un error, entro se acercó normal, y estando al lado mío me agarró de los pelos y grito «una puta espera a su hombre arrodillada» me arrodilló y me metió su pija hasta la garganta, sentí que violaba mi boca, me escupía la cara y me sacaba fotos, con la pija en la boca, con la cara escupida, cuando me dejó la leche en la cara. Me estaba gustando que me maltrate así, así que cuando el llegaba yo lo esperaba parado para que me castigue.

Los días transcurrían, yo dormía con el de noche, me besaba me tocaba, y repetía muchas veces que hermoso es tener una novia tiernita como vos. No me cogía todos los días pero si fue entrenando mi culo, así lo llamaba el. Siempre que me cogía me dejaba la leche adentro y tenía que limpiarla.

Pasando unas semanas de nuestra primer cogida yo había vuelto de la escuela, estaba con una remera y una tanga que me compró, lo esperaba ansioso para la mamada del día. Cuando llega lo veo pasar y veo que también venía con el papá de mi amiga, Carlos. Yo estaba en tanga, me dio vergüenza y me iba a tapar a lo que mi papá dijo «Dieguita amor, no te vayas, si no fuese por el que me dijo que eras flor de puto hoy no serías mi novia, y como el me ayudó hoy lo vamos a ayudar a el, vení al lado mío»

Yo fui, y mi papá me dio un beso largo con lengua, y me tocaba la cola, le decía a su amigo «mira lo que es, no sabes cómo se la aguanta ahora y como come pija, es tan puta»

El papá de mi amiga respondió «la novia que pegaste, ojalá tuviera una novia así en casa»

A lo que mi papá dijo: «espero que hayas venido como te dije, así la dejas marcada, va a ser mi novia y tu amante, va a coger con vos y después yo la voy a castigar»

Eso pasaba mientras mi papá me abrazaba y me tocaba las nalgas y me acariciaba.

Mi papá me ordeno agacharme y a su amigo le dijo que se acerque a mi boca y empiece la acción.

Carlos (morocho, mide 1,70, gordo, con pinta de villero) saco su pija, dormida también era bastante oscura y peluda. Acercó de golpe mi cabeza a su pito y me dijo olela, así la pidió tu papá. Un olor horrible y más fuerte que la primera vez de mi papá. Olor a pescado asqueroso y a orines. Mi papá veía y me decía «hoy sos de el, te va a dejar marcada y vas a entregarte cuando el te diga el va a ser tu otro novio»

Carlos con su pija ya parada, que mediría unos 19 cm, me dijo «mira la cabeza del choto bebé» estiró la piel para atrás y tenía cosas blancas, a lo que mi papá dijo «el quesito de macho se come, juntalo con la lengua» y así lo hice, pasaba mi lengua al rededor de esa cabeza llena de queso, tenía un sabor amargo horrible, pero igual lo hacía, papá sacaba fotos de todo esto, cuando ya estaba la cabeza bien limpia empecé a chupar, a lo que Carlos le dijo a papá, «ya sabe qué hacer, como la entrenaste eh» me agarraba de la cabeza y parecía que me cogía la boca, se me caía la saliva por el costado pero él siguió. Después de un rato corrió mi tanga y sin lubricar me la metió, me dolió claramente pero papá me agarró y no me dejó mover, al ya ser cogido varias veces no tarde en acostumbrarme al pito de Carlos y él siguió, mientras me cogía se la empecé a chupar a mi papá. Dos hombres maduros, panzones se cogían a un nene de 11 años, chiquito flaquito, la imagen era perfecta.  Carlos empezó a decir la voy a preñar, preño a tu mujer, y se vino dentro mío. Después de eso dejé de mamar el pito de mi papá, para besarme con Carlos, que me dio un poco se asco tenía una lengua gorda y le faltaban algunos dientes y simplemente dejaba su lengua adentro de mi boca. Pasando unos minutos dijo vamos al baño, pensé que iba a limpiarle la pija, como a mí papá cuando me coge. Me metió en la ducha, mientras mi papá apuntaba con el celular, mi cola chorreaba su leche y me metió la cabeza en la boca, yo chupaba y de la nada siento algo muy caliente que me ahogaba, y papá gritaba traga todo, traga todo Diega. Claro que era imposible, trague lo que pude, después de eso se acercó papá y dijo como no trataste hay que darte más, y ahí vino su meo a mi boca, cara, cuerpo, fue hermoso. Después de eso me dejaron solo y le bañé, al salir papá estaba solo y me dijo, yo no te di la leche, entonces me agache para chupar, pero él no quiso, me cogió patitas al hombro para ver cómo me dolía, mi cola estaba irritada y si dolía, no tardó en venirse y nos quedamos besandonos.

 

Así hay más historias, algunas más guarras que está, mi papá es muy guarro y le gusta verme humillado, hasta el día de hoy, cogí con sus amigos, con vecinos, compañeros del trabajo, con un profesor, abuelos de internet, el más guarro fue con vagos que viven en la calle. Hace 8 años soy la novia de papa, su mujer, hoy en día soy flaquito y super afeminado, el solo quiere que le saqué la leche. Además de ser su mujer soy el juguete de quien el quiera, desde ese día me coge quien el quiere, las veces que el quiere y siempre después el me castiga por ser puta.

 

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta