1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)
Cargando…

Espero les guste este relato de unos nenes que por andar de morboso mirándo como me hacia la paja, terminaron de calientes probando algo de sexo..
Un amanecer de domingo muy caluroso.

Como todos mis relatos no me gusta engañar a los lectores, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira.
Desperté a las seis de la mañana aunque me había dormido tarde por ir a una fiesta, aún con el vendedor hacía calor, desperté con la pija muy dura porque tenía días no hacía sexo me la agarré y empecé a jalarla lentamente.
Estaba tan caliente que decidí salir en el auto a buscar quién me viera haciendo la paja porque eso me excitaba mucho.
Me puse de pie para prepararme, le puse baterías al dildo masajeador de próstata y lo metí al ano, me puse una panty bikini rosa de nena para que no se saliera el dildo del ano dejando fuera las bolas y pija, me puse un condón por si me venía no mojar el auto, estaba tan caliente que desidi bajar así al auto que estaba en el estacionamiento, metí en una mochila la playera, shorts, pantalón deportivo, mas condones y otras cosas que podría nesesitar.
Abrí la puerta del departamento asomandome a las escaleras, no se escuchaba que nadie estuviera, la adrenalina que corría por mi cuerpo por el miedo de que me vieran hacía que me calentará más, salí cerrando la puerta con llave y baje lentamente sintiendo como el dildo se movía dentro de las tripas, al llegar a la puerta del edificio la abrí asomadome para mirar si nadie venía, eran las seis de la mañana por lo que estaba amanaciendo y aún estaba algo oscuro y el alumbrado público ensenando.
Salí y camine desnudó lentamente al auto aunque por la avenida ya pasaban autos, al llegar abrí la portezuela metí la mochila, en la avenida a unos doscientos metros de donde estaba había un puente peatonal, cerré la portezuela y camine entre los autos hacía el puente fijandome si venía alguien por la banqueta, nadie venía así que subí lentamente el puente y pase al otro lado, metiéndome en al estasionamito de los edificios de enfrente caminando entre los autos y después unos pasillos entre los edificios, tres o cuatro veces me tuve que ocultar cuando veia a alguien.
Estaba muy excitado por andar desnudó pero ya había amanesido bien y con la luz del día me podían ver, regrese a la avenida para pasar el puente peatonal dandome cuenta que en el paradero del autobús estaba una mujer de unos veinte años, me fijé que nadie más vinera, salí de entre los autos y pase caminando lentamente a su lado, la adrenalina corría por mí y el corazón se me salía de lo rápido que latia al no saber la reacción de la mujer, solo la miré de reojo, por la sorpresa se quedó quieta mirandome subí lentamente las escaleras y cruse el puente lentamente mirando a veces a la mujer que me seguía con la vista, baje las escaleras parandome en el paradero del autobús del otro lado, las bolas ya las traía muy pegadas al cuerpo a punto determinar, miré para todos lados miéntras enrolle el condón quitandolo, ella atenta no dejaba de verme, la miré sonriendo tocandole las bolas y pija, no aguanté más llegó el orgasmo apreté con el ano el dildo y la pija empezo a echar fuera los chorros de leche, ella no dejaba de mirar sonriendo.
Termine a tiempo porque llegó el autobús que ella esperaba, se subió sentadose del lado donde me miraba, le sonreí, me agarré la pija jalandola como invitandola a tener sexo.
Cuando se fue el autobús me metí al estasionamito y fui a mi auto cuidado que nadie me viera.
Aunque terminé continuaba muy excitado, me subí al auto para ir a buscar quien me viera desnudó jalando la pija, me puse otra vez el condón para no mojar el auto si me llegaba orgasmo, ensendi el auto, por la hora decidí ir a un deportivo donde en otras ocaciones me habían visto algunos nenes.
Para mi suerte cuatto calles antes de llegar vi que iban caminando tres nenes, dos de unos diez años con su uniforme de fútbol y el otro de unos cinco o seis, me adelante a ellos parando el auto una calle adelanté, me quite el condón, ensendi el dildo para que vibrará a lo máximo, abrí la portezuela me fijé que nadie más viniera y me pare frente a ellos que aún estaban a mas de cien metros, como siempre lo hacía los miraba de reojo para que creyeran que no sabía que venían, cuando estaba a unos cincuenta metros me vieron y se detuvieron riendose al verme, solo esperaba que los curiosos desidieran acercarse a mirar más, para llamar su atención con dos dedos empecé e ajalarmela lentamente, me puse de lado y la solté para que la vieran punzar.
Dio resultado, los curiosos caminaron lentamente mirandome hasta quedar a diez metros, vi que se acercaba un auto y podría ver lo que hacía, así que me pegue al auto sentadose en el asiento con las piernas abiertas afuera, la tres nenes ya no veían la pija y caminaron unos pasos más para verme quedando en donde empezaban el auto, los tres seguro ya tenían las pijas duras por andar de morboso, cuando paso el auto ya tenía muy pegadas las bolas al cuerpo sabiendo que estaba a punto, mire que no viniera otro auto o personas por la calle, me puse de pie frente a ellos apreté el ano y la pija empezó a escupir chorros de leche y los miré sonriendo, los tres estaban muy atentos y sonriendo mirando como salía, cuando termine puse una mano en las bolas diciéndole
—– tenía muchas ganas de descargar mi leche —-
Se miraron entre ellos sonrieron y nerviosos, sin decir nada así que empecé a jalarla lentamente y agregué
—— quieren que me saque más leche para que la vean —-
Se miraron nerviosos sonriendo sin contestar pero muy atentos viendo lo que hacía así que les dije
—– apoco ustedes no se jalan la pija cuando se les pone dura para sentir cosquillas —-
A los dos de diez se les dibujo una sonrisa, porque seguro ya se la jalaban, así que agregué
—– seguro tienen sus pijas muy duras con ganas de jalarlas, si quieren bajense la ropa y jalensela un poco —-
De nuevo se miraron entre ellos muy sonrientes, uno de ellos se toco la pija sobre el short.
No aguanté mucho sentí el orgasmo solte la pija, que empezó a escupir más chorros leche
—– nenes , se me está saliendo más leche, que rico se siente cuando sale —–
De nuevo solo miraron y rieron sin contestar nada, uno de ellos seguía tocandose la pija sobre el short, seguro estaba muy excitado y desidi ayudarlo, me pegue a el y sin decirle metí la mano entre su short y trusa agarando la pija dura
—– nene, tienes el palo muy duro, quieres que juegue con el —-
Se quiso retirar pero le puse la otra mano en la cintura para que no se moviera, con dos dedos le empecé a jalar la pija, solo fue como un minuto porque el otro nene de diez dijo
—- señor, ya nos tenemos que ir, nuestro partido y va a empezar, deje a mi primo —-
Sin dejar de jalarle la pija les dije
—- si quieren acá los espero cuando termine su partido y juego un poco con sus palitos para que sientan rico —–
Le saque la mano y el nene con una mano subió la playera y con la otra se bajo el shorts y trusa del frente dejando ver sus bolas colgadas y pija apuntado al ombligo riego dijo
— a usted le gusta la pija, seguro nos la quiere mamar —-
Tenía a los nenes muy caliente
—- si me gusta mamar pijas, si quieren los espero y se las mano para que sientan muy rico —
Se acomodó la ropa y empezaron a caminar y el otro nene de diez se bajo la ropa para que le viera la pija parada
—- señor también me la mamaria a mi —-
Sonrie por lo calientes que los deje
—– a los dos se las mamo si ustedes quieren —–
Se fueron al deportivo, subí al auto y lo lleve a estacionar a otra calle, apague el dildo, me puse la panty, un condon, pantalón deportivo y playera, baje del auto y fui el deportivo.
Entre a buscar en que cancha estaban jugando los nenes cuidando que no me vieran y saber si decían algo de lo que vieron y si algún familiar mayor los iba a buscar, mientras jugaban el nene más chico los miraba solo sentado en una banca.
Aunque descargué dos veces leche frente a ellos y una vez con la mujer la pija solo se me bajo un poco pues seguía excitado y al sentir el dildo dentro de las tripas mantenía la pija un poco dura.
Al terminó el partido se quedaron tomando agua y hablando con los compañeros y entrenador, cuando vi que se iban me espere a ver si se iban a ir con alguien o solos, camine unos veite metros tras de ellos para que no me vieran, al salir del deportivo uno de ellos saco de su mochila dinero y compro un baso con fruta para los tres, caminaron hacia la calle por donde los encontre dándome cuenta que regresarían solos los alcanse, al verme se sorprendieron y les dije
—– nenes, van a querés que les mame sus palitos —-
Los dos grandes se miraron sonriendo morbosamente, casi se habían terminado las fruta saque de la cartera un billete
—– comprense un baso de fruta para cada uno —–
Uno de los grandes agarró el billete
—– gracias señor —-
Los tres caminaron de regreso al puesto sin contestar si querían que se las chupara, los acompañe y espere a que les dieran sus frutas y comenzaron a caminar hacia donde los encontre y los acompañe, la pija dura levantaba el pantalón y uno de los nenes lo noto
—– señor, tiene la pija parada —-
Los dos sonrieron, me la agarré sobre el pantalón
—– nene, ando muy caliente, quiero mandarles los palitos para bajarme lo caliente, no les gustaría, o tienen que regresar para que no los regañen —-
Los dos se miraron mobosamente otra vez y contesto el más atrevido
— no nos regañan porque nos dieron permiso de ir a la fuente a mojarnos y ahí nos van a ir a buscar como a las doce —-
Se detuvieron y el me agarró la pija sobre pantalon
——- entonces si es de los que les gusta la pija por eso nos la quiere mamar —-
El nene estaba excitado, me fijé que nadie nos miraba y deslice mi mano bajo su shorts y trusa tocando su pija parada
—– tienes el palo muy duro porque tienes ganas de que te lo mame —
Miró sonriendo a su primo que reía diciendo
—– dejamos que nos chupe la pija —–
Sin dejar de reír le contesto
—– si tú quieres que te la chupe —
El nene se quedó quieto dejando que le tocará las bolas y pija
—– a donde me la va a chupar —-
Ya tenía a punto al nene.
—- vamos a mi auto, ahí se las puedo mamar para que gocen lo que se siente —
Miró a su primo
—- vamos con el el señor o no quieres tu —
El nene sonrió más contestándole
—– creo que tú eres como el señor, también te gustan las pijas por eso se la agarras —-
El nene rápido me solto la pija
—- no me gustan las pijas, se la agarre por curiosodad, pero a ti te gusta ponerte los calzones de tu hermana porque seguro vas a ser gay —-
El nene se puso rojo de vergüenza por lo que dijo su primo así que le dije
—- nene, no porque te pones panty eres gay, yo desde nene me pongo panty y me gusta hacer sexo con mujeres —-
Se miraron entre ellos y agregó el nene
—-ya te dije que mi mamá me da panty de Sara si no tego trusas limpias —
Para que no siguieran diciéndose cosas les dije
—- nenes, entonces vamos al auto para que se las mame —-
Se miraron los morbosos sonriendo y contestaron casi al mismo tiempo
—-si vamos, pero solo un poco y si no nos gusta nos vamos a la fuente —
Camine con ellos al auto que estaba a dos calles aproveché para preguntarles sus nombres y edades, el nene más atrevido se llamaba Darío y tenía casi once años, el otro César y tenía diez años y medio y Alberto seis años, el auto estaba estacionado frente a la barda de una escuela y enfrente había casa de una sola planta por lo que decidí quedarme ahí a mamarles la pija porque no era una calle muy transitada.
La portezuela donde estaba el volante quedaba para la barda, la abrí me fije que nadie nos mirara, para empezar a ponerlos calientes me quite la playera y pantalón saltando la pija parada, los tres rieron y Darío dijo
—– señor, porque trae puesto un condon —-
Mientras me acomodaba la panty para que no se me saliera el dildoles conteste
—– me lo pongo para que si se me sale la leche, no moje la ropa o manche el auto —
Después le dije a César
—– mira también me pongo panty para ponerme caliente, no por eso uno es gay —-
Le agarre a Darío la pija sobre el shorts
—– nene, tu eres el más caliente quieres que primero te la mando a ti —-
Le quitar la playera y short quedando en su trusa bikini azul claro, el estaba nervioso y miró a los otros que les dije que se subieran a los asientos de atrás, le quite la trusa le colgaban las bolas, la pija parada le media uno de diez centímetros no la tenía muy chica pues ya se estaba desarrollando, lo subí al auto en el asiento del copiloto de rodillas hacia mi con las piernas un poco abiertas, le dije a César
—– nene, mientras se la mano a Darío fíjate si alguien se acerca y me dices para que no nos vean —-
Le besé las bolas y pija
—– que rico dulce tienes, me lo voy a comer —-
Lo agarré de la cintura, le lamí las bolas y pija antes de metermela a la boca para chuparla, escuchaba las visitas de los tres y sentía como a Darío se le extremecia el cuerpo disfrutando lo que sentía cuando se la mamaba, también estaba gozando el momento la pija me punzaba de lo exitado que estaba, con el control remoto encendí de dildo para que vibrará lentamente dentro de las tripas, César y Alberto miraban atentos como se la mamaba y le acariciaba la espalda, cintura, nalgas y muslos sin perder detalle.
Se la chupe unos diez minutos, me la saque de la boca diciéndole
—– está muy rico tu palo, si te gusto cómo te lo mano —-
Se agarro la pija jalandola
—– si, se sienten muchas cosquillas —–
Le acaricié las nalgas
—– Darío pásate para atrás par que ahora se la manda César un rato y también goze —
Se brinco desnudó al asiento de atrás y César al de enfrrnte, lo puse como a Darío y le toque la pija sobre el shorts
—— nene, traes el palo muy duro quieres que te lo chupe —-
No contesto pero tenía una gran sonrisa, mientras lo desnudaba le dije a Darío que ahora el cuidara si venía alguien, el tenía las bolas y pija un poco más chica pero de caliente la tenía bien parada.
Se la besé y lamí antes de meterla a la boca disfrutado cada chupada que le daba y le acariciaba el cuerpo haciendo que su cuerpo se extremeciera, no hablaban solo se escuchaban sus risas y me di cuenta que Darío se jalaba la pija de caliente.
Por las mamadas de pija y sentir el dildo vibrar denero del ano, sentí que estaba por tener orgasmo, me saque la pija de la boca me reacomode en el asiento para que los tres me vieran la pija
—– nenes, sus palos están tan ricos que el mío va a echar leche —-
Apreté el ano y la pija empezó a echar fuera la leche acumuladose en la punta del condón, Darío y César se jalaban la pija riendo al mirar cómo me venía, cuando termine aún la pija punzaba y les dije
—– al chuparles sus ricos palos me puso muy caliente, por eso se me salió la leche —-
César me agarró la pija apretandola un poco, seguro estaba muy excitado como yo y dijo
— señor, se le salio mucha de esa leche —
Hizo una pausa sin soltarme la pija y agregó
—– de esa leche es de donde nacen los bebés —-
Con una mano le agarre la pija jalandola despasio y con la otra la nalgas
—– si nene, de esa leche nacen los bebés, es una leche que tiene muchas vitaminas que los hacen crecer —
Darío se brinco el asiento y sento, quitó la mano de César y me agarró la pija moviéndola un poco mirando la leche en el condón.
—– porque cuando me hago la paja, a mi solo me sale unos chorros de líquido trasparente y no leche–
Estaba sentado con las piernas abiertas y note que sus bola ya no le colgaban le faltaba poco para el orgasmo, deje de pajear a César y se la jale a Darío
—– es normal por tu edad, a todos al principio solo nos sale líquido trasparente y después empieza a salir la leche —–
Sin dejar de jalarsela agregué
—- te voy a hacer la paja hasta que disfrutes cuando te saque el líquido, si quieres tú jalamela para que me saques más leche —–
No contesto nada pero empezó a jalarme la pija y yo a el, César seguí de rodillas en el asiento mirándonos le sonreí y me metí tu pija a la boca para mamarsela.
Sabía que después de que me daba orgasmo si seguía de caliente no tardaba en llegarme otro, así que disfrutes y goze la manada que le daba a César, la paja que le hacía a Darío y como el me la jalaba.
Por más que trate de aguantar solo fueron unos cinco minutos que sentí que me llegaba el orgasmo, deje de mamarle la pija a César, le jale más rápido la pijas Darío
—— nene, ya me vas sacar la leche, me gusta mucho cómo me jalas, vamos dale parque salga —-
Llegó el orgasmo punzando la pija más, el dejo de jalarla sin soltarla mirando sonriendo, yo continuaba jaladola rápido la pija y dijo
—– señor, creo ya me va a salir el líquido —-
Deje de jalarsela, sin soltarla apunte la punta hacía su ombligo, no se le veían las bolas de lo pegadas que las tenía al cuerpo y dijo
—– ya me sale —-
Echo fuera cuatro chorros de su líquido muy sonriente,
— Te gusta lo que sientes cuando sale, eso mismo se siente cuando te sale la leche —
Pegue la cara su cuerpo y lamí su líquido limpiandolo
—– Darío, está muy sabroso tu líquido —-
Los dos rieron ver que me tragué su líquido, se la jale a César
—— Nene, quieres que te saque tu líquido —-
Darío dijo
—- a él todavía no le sale nada —-
Se sentó rápido César
—— vienen caminando hacia acá —–
Miré que venía un señor con unos nenes y nenas que seguro eran sus hijos, los tres estábamos desnudós y podrían darse cuenta, ya estaban muy cerca así que les dije
—– con sus manos tapence las pijas —
Enscedi el auto por si nos miraban salir rápido, pasaron a lado del auto muy distraídos sin fijarse que estábamos desnudós.
Alberto estaba parado atrás mirando lo que les hice, así que le dije
—- nene, tambien quieres que te chupe el palito —-
Dijo que si, Darío me había agarrado la pija otra vez viendo la leche en el condón, así que le dije a César que se pasara atrás para que se pasara Alberto.
Estaba más chico así que lo pare en el asiento y lo desnude, de mirarnos se había puesto caliente y tenía la pija muy parada aunque chica por su edad, le besé las bolas y pija, después lamí y metí a la boca, también lo manosie para que gozará el momento.
El dildo seguía vibarado dentro del ano y Darío seguía movieron la pija para ver la leche, pero después de los dos orgasmos la pija ya no estaba tan dura aunque seguía excitado, César se jalaba la pija mirándo, le mame la pija al nene unos cinco minutos hasta que César dijo
—– van a llegar a la fuente mis tías, primos y primas y no nos van a encontrar —
Darío me soltó la pija
—– qué hora es —-
Vi el reloj del auto
—- son las once y media de la mañana —–
Agarró del piso su ropa
—– nos tenemos que ir sino nos ven nos buscarán —
Se empezaron a poner la ropa y yo se la puse a Albero, ya vestidos Darío seguía mirando la pija con el condón con leche, la agarre diciéndole
—– si quieren les puedo echar un poco de leche en sus pijas y bolas para que las vitaminas hagan que les cresca rápido —-
Darío me agarró la pija
—- si me echa de su leche , me va a salir a mi más rápido —
Le agarre la pija sobre el short
—– si nene, y es mejor cuando el tienes la pija dura como ahorita, si quien bajense un poco el shorts y trusa y te echo un poco para que les cresca rapido—–
Darío con la dos manos se bajo el shorts y trusa
—- a mi si echeme de su leche —-
Me quite el condón, con cuidado le eche leche en la punta de la pija y escurrió hacía la bolas, le subí la trusa
—– la pija y bolas van a absorber mi leche ,—–
Alberto seguía parado en el asiento, le baje un poco el short y trusa y le eche un chorro de leche y subí la ropa, sin decirle se pasó César y se bajo con las dos manos la trusa y shorts, le eche la leche y se subió la ropa, le dije Darío que se bajara la ropa y le metí el condón en la pija con la leche que quedó diciéndole
—– te voy a poner el condón para que la leche que queda se metas de en tu pija, solo cuida que nadie vea que lo traes —-
Se subió la ropa diciendo que ya se iban, les dije que si los llevaba en el auto pero Darío dijo que el parque cerca quedé iban caminando, saque un billete de cien pesos y se los di,
— les doy este dinero para que se compren lo que quieran, digan que lo encontraron tirado —
Cuando se bajaron del auto les dije
—–. Nenes, les gustaría que venga otro día a buscarlos para que les mame sus dulces —-
Darío y César sonrieron, Darío se toco la pija sobre el short
—– si usted quiere, si dejo que me lo mame, me gustó mucho lo que senti —-
Los vi alejarse, apagué el dildo acomode la panty, me puse la playera y pantalón deportivo y los seguí en el auto, llegaron parque, fueron a la fuente y saludaron a dos señoras unos nenes y nenas, pare el auto algo retirado donde los pudiera ver.
Los tres se quitaron las playeras y shorts y se metieron en trusas a mojar.
Me quedé mirandolos por una hora me dio hambre y me fui a comer, sabiendo que nos nenes no dirían que les mame las pijas.
Desde luego que regrese otros domingos a buscarlos, sabiendo que eran unos calientes y dejarían que se las mamara.
Sebas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario