1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)
Cargando…

Me llamo juan tengo 45 años Casado con Montse de 40 y un hijo de 20. La historia se remonta ha hace unos diez años..
Me llamo juan tengo 45 años Casado con Montse de 40 y un hijo de 20.
La historia se remonta ha hace unos diez años.
Vivimos en una casa apareada cerca de Barcelona.
En esa época vinieron a vivir en la casa de alado una familia algo curiosa.
Al poco tiempo de llegar se presentaron ,antonio de 40 aprox su mujer una china de la zona del Tíbet llamada mei y su hijas de 7 y 9 años.
Hablaban bastante bien el castellano y coincidió que fueron al colegio de mi hijo.
Congeniamos al momento y ella era tremendamente simpática y una auténtica belleza.Nunca nos dijo su edad pero no aparentaba más de 30.
Sus costumbres eran muy diferentes a las nuestras pero poco a poco les fuimos introduciendo a disfrutar del buen comer y salíamos a menudo.
Ella tenía un peregri especial,resulta que pertenecía a la nobleza de su país.
Nunca nos lo dijo pero por casualidad a una de las hijas se le escapó y se lo comentó a mi hijo.Realmente su nivel de vida era sobrado y teniendo en cuenta que no trabajaba entendí perfectamente que era cierto.
Vamos al asunto del relato ?
Mei tenía por costumbre dar una hora al día clases de chino a sus hijas para que no perdieran el idioma,y un día le comentó a mi hijo si quería aprender.
Nos lo comentó y le dijimos que si,que se uniera a sus clases.
Estando en su casa y en una de las clases Carlos vio algo que le chocó y nos comentó enseguida.
Mami ,Antonio es muy cariñoso con sus hijas y el otro día lo vi con actitud muy abierta con ellas.
Que quieres decir Carlos le dijimos
Pues las besa en la boca y las toquetea delante de su madre como muy natural.
Bueno le dijimos igual tienen costumbres diferentes a las nuestras no le des importancia.
La verdad es que nos quedo la inquietud de saber más.
Un día en una cena de adultos Los cuatro charlando precisamente en su casa después de haber bebido algo más de la cuenta,se me ocurre decirles?
Tus hijas Antonio están creciendo y se están haciendo muy hermosas.
Si contesta Mei ,las niñas serán muy guapas y estamos educándolas para servir bien a los hombres.
Mi mujer y yo nos miramos algo confundidos.
Mei siguió hablando y nos comentaba las tradiciones de su país donde las niñas son educadas de una manera muy especial como también fue educada ella.
Juan nos educan desde pequeñas para complacer en todo a los hombres,empezando por la familia,principalmente con el padre.
Entonces vuestra intención es volver a tu país entiendo! Le dije.
Si ,nos espera mi familia,sabéis no os hemos dicho que pertenecemos a la realeza.
Como? Entonces tú eres princesa le dijimos.
Si jejeje,y espero cuando estemos allí nos vengáis a visitar.
Ostras que sorpresa Mei,Antonio se reía y me guiñaba un ojo.
La cena fue de lo más morbosa y acabamos bailando bastante borrachos.
Yo aproveché para manosear a la princesa y está muy complaciente me tocó la polla por encima del pantalón varías veces.
Montse se percató inmediatamente y dio su aprobación sin reproche.
Era viernes,Antonio se encontraba de viaje,y yo que casualmente tenía fiesta en el trabajo me ofrecí a ir a buscar a nuestros hijos al colegio.
Al llegar subieron al coche mi hijo delante y las dos niñas detrás.
Que tal os fue en el cole les dije.
Muy bien ,con ganas de fin de semana las dos riéndose.
Mientras conducía dirección a casa y por el retrovisor vi a las niñas con sus falditas levantadas enseñando sus calzones provocándome expresamente.
Yo disimulaba hablando de trivialidades con los tres pero era cada vez más evidente que las mocosas querían guerra.
Al llegar fui a su casa adejarlas.
Ven pasa me dijo mai
Antonio no estará en todo el finde y las niñas deben hacer sus deberes.
Me senté en el sofá,había dejado a mi hijo en casa y ya tenía el pantalón a reventar,sin saber realmente lo que me esperaba.
Mei se sentó a mi lado y sin terciar palabra me planto un beso en la boca.
Juan te deseo y quiero que disfrutes de mis hijas también.
Empieza a desnudarme ,ella lleva una bata y al dejarla caer se queda desnuda completamente.
Me vuelves loco Mei le dije.
Juntamos nuestros cuerpos besándonos y chupandonos uno al otro.
Llegue a su coñito totalmente depilado ohhhhh que manjar ella sollozaba de placer ah ah ah Juan cómetelo ah ah ah arranque su primer orgasmo en menos de tres minutos,tenía la polla a reventar,se la acerque a la boca y me dio una mamada de profesional ohhhh Mei que bien la chupas ah ah ah ah no aguanto espera ah ah ah me separé y fui directo a su coño ahhhhhhhh se la metí hasta el fondo.
Pesaba muy poco y la alce en mis brazos mientras se la iba metiendo.
Vi que las niñas estaban espiando riéndose,la verdad no me importó al contrario me calento más.
Ah ah ah ah Juan ah ah ah ah si si si si si ohhhhhhhhhhhhhhh,tuvimos los dos el orgasmo a la vez.
Que placer le dije
Si Juan ,espera
Niñas venid les dijo
Las dos con braguitas se acercaron a nosotros.
Limpiad bien la polla de Juan como hacéis con vuestro padre.
Ohhhhhhh como chupaban las niñas por dios ,sabían cómo excitar con sus boquitas ah ah ,yo volví a empalmarme como un animal,mientras una sigue chupandomela la otra me besa metiendo su lenguecita hasta mi garganta.
Mei mete sus delitos en los agujeros de sus hijas ensalivando con esmero.
Follatelas Juan me dijo.
Primero cogi a la mayor de 9 y se la metí despacito por su chochito ah ah entro suave pero sin problema.Era estrechito y sentía un gusto indescriptible ah ah ah la niña suspiraba y se agarraba a mi cuello,por dios Mei eso es el placer infinito le dije.
Pues espera a la pequeña,su padre ya la folla desde hace más de un año jejeje.
Seguí bombeando y arrancando suspiros de la nena ,cuando creí que ya la tenía bien complacida la deje y cogi a la pequeña.
Ven princesa,la puse encima de mi y empecé a metérsela ah ah ah ah eso era gloria ah ah ah ah yo bufaba y mi corazón palpitaba queriendo salir ,mis pulsaciones a mil de la excitacion ,la chica por su diminuto coñito se la metía hasta tocar la pared ohhhhhhhhhhhhhhhh si si si si si la niña suspiraba dando a entender que le gustaba.
Abradada a mi ,besaba su boquita mientras tenía el orgasmo más placentero de mi vida,ah ah ah le deje toda mi lechada en su agujeritos .
Al sepárala Mei y su otra hija chuparon el coñito y mi polla dejándolos bien limpios.
Juan ya lo había hablado con Antonio y deseamos nos ayudes a la educación sexual de las niñas.
Por mi al contrario ,es una suerte inmensa pero que dirá Montse me da miedo.
De eso no te preocupes yo hablaré con ella haciéndola ver de la necesidad y de la obligación como costumbre de mi país.
Pero además mi hijo?
Juan tu hijo ya ha jugado con mis hijas y está encantado.
Joder el muy cabron como lo ha mantenido en secreto jejeje.les dijo
Tú no sabes lo que disfruto,además de ser un amante que aprende cada día más.
Pero Mei con 10 años?
Se empieza como un juego y el sexo es sabio y mis hijas son experimentadas en ello.
De esta manera aprenden y mejor en casa que fuera ya que como muy bien sabrás estas costumbres no son aceptadas en tu país.
Quiero que me expliques más cosas,me excita mucho saber desde cuando empezáis.
Niñas iros a la habitación y a estudiar les dijo.
Mei desnuda apoyaba sus piernas encima de mi polla mientras hablaba.
Mira cuando nace el bebé si es niña ya se la prepara para el sexo.
Cuando la madre le da de mamar la teta,el padre entre una teta y la otra le pone la polla en la boca para que chupe.
Ya de algo mayor,descarga su leche en su boquita como algo natural.
Duerme entre el matrimonio y la madre prepara a su hija para que el hombre haga todo lo que le complazca.
Mi padre hizo con migo lo mismo y pasa de generación en generación,y se mantiene en el más absoluto secreto.
En el Tíbet el incesto desde temprana edad está aceptado y además se anima a ello.
Los hermanos tienen derecho a follarlas también cuando lo deseen.
Era tanta la calentara que tenía la polla erguida,y ella con sus pies me pajeaba .
Volvimos a follar,yo no sé de dónde saque las fuerzas pero Mei era una auténtica diosa del sexo.
En posteriores relatos os esplicare diferentes situaciones aún más morbosas.