1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos)
Cargando…

Hola chicos, espero están bien y disculpen la tarzando, yo soy Ángel y continuaré mi aventura con mi lindo primito de 6 años. Dios en serio estoy enamorado de mi niño; sus nalgas y su carita..
Hola chicos, espero están bien y disculpen la tardanza, yo soy Ángel y continuaré mi aventura con mi lindo primito de 6 años. Dios en serio estoy enamorado de mi niño; sus nalgas y su carita son lo mejor del mundo, mi pequeño Daniel era sólo mío. Le encantaban los juegos y poco a poco fue amando a la anaconda limpiadora.

Cómo saben por el anterior relato Dani venía casi o todos los días por lo tanto lo bañaba y jugaba con él todos los días, se fue acostumbrando muy bien, le empezó a encantar el juego tanto cómo a mi y guardaba el secreto, siempre llegaba a casa y luego de jugar un rato lo bañaba hasta que él mismo me pedía que lo bañara y así no levantaba sospechas.
Se preguntarán porqué no lo puse a mamar, lo intenté pero no le gusta y sólo hago lo que Danielito quiera. Amo que esté feliz.

Ya habían pasado semanas desde la primera vez que le metí mi anaconda, llegó a casa todo contento y empezó a jugar como de costumbre, luego de un rato me dice delante de mis padres que quiere bañarse.
_A este niño si le gusta bañarse, se va a deshacer -murmuró mi madre.
Entonces de inmediato busqué una toalla y lo metí en el baño, desnude su cuerpecito y empecé a bañarlo, meterle mis deditos con jabón aunque ya qué lo hacíamos cada día estaba aún dilatado de tener mi vergota dentro ayer. Él mismo me pide que se la meta así que bajo mi pantalón y lleno mi pene de jabón entonces empiezo a empujar, su culito se come la cabezota de la anaconda sin problemas. Lo he enseñado a abrir sus nalguitas con sus manos y a él le encanta mirar como entra, como un juego. Tanto que se abrió las nalguitas con fuerza en ese momento, Dios que rico cuando sus manitos estiraron sus nalgotas mi anaconda rodó 5 cm. Me quedé quieto porque se quejó y aún no podía creer que se metió toda la cabeza mas 5 cm más. Tenía su culito apretado y se veia perfecto con como 8 cm de mi anaconda dentro, espere un momento hasta que se acostumbrara su culito y luego empecé con el mete y saca, se sentía perfecto. Ver su carita angelical, su pequeño cuerpo sus pequeño culito con casi la mitad de mis 20cm. No puedo tardar mucho asi que se la saco y termino de bañarlo. Y en una de esas él me dice que le gusta cuando la saco porque siente como aire en su culito, me sonreí y le di una nalgada. Si que será goloso mi niño.

Antes de salir del baño, él se mete 2 de sus dedos en su culito y me dice mira Ángel me entran mis deditos. A lo cuál me reí pero respondí que no puede enseñarle eso a nadie.
Poco a poco todo siguió, a veces todos los días, a veces luego de 1 semana. Pero siempre jugaba con su anaconda. Y vaya que jugaba bien pues se empezó a comer 10cm de los 20 con tan solo 6 años y medio. Todo continuó hasta ahora que tiene 7 y yo 20. Le encanta jugar tanto como a mi y ya lo hacemos en otros lugares que no sea el baño, supongo que ya sabe que no es un juego lo que hacemos.
Hace semanas vino y estuvimos follando todo el día. Ha aprendido mucho y lo mejor es que se quedó a dormir.
Lo acosté de ladito y empezamos y empecé a meterle mi verga antes de dormir. Como siempre la mitad y a veces se colaba uno que otro centimetro dentro. Él estaba cansadito y se quedó dormido mientras lo cogía así que me quedé quieto para no despertarlo hasta que se quedará profundamente dormido, no sé que pasó que medio cerré los ojos y me quedé dormido aún dentro de él. Lo hacemos debajo de la sabada por si alguien entra, desperté al rato y siento que aún estoy dentro de él, lo tenía abrazadito sin de espalditas, pero estaba muy apretado. Así que somnoliento bajo mi manos por sus piernas y busco su culito y me topo con casi mi abdomen, me desperté al instante y bajo la sabana. Oh por Dios. Tenía 17cm dentro. Quedan sólo 3 afuera. Y seguía dormidito como un bebé. Se lo saqué hasta dejar sólo la cabeza dentro y empuje poco a poco 6 cm, 12cm, 15cm y hasta llegar donde estaba. Estaba muy sorprendido si se le metió por el movimiento o lo hizo él mismo. Y muy raro que entrara todo.
Han pasado cosas un poco extrañas supongo. Continuo en el siguiente relato y ya saben. Escribab por Telegram @angelsinaureola para hablar de experiencias y lo que quieras. Se les quiere y espero que les guste. Su amigo Ángel.

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario