1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos)
Cargando…

Este relato cuenta como fueron los comienzos con mi cuñadita mas pequeña, la hermosa Rosario, que pasaría de la virginidad, a convertirse progresivamente en mi putita sumisa y complice en todo.
Bendita perversión: Rosario, mi cuñadita pequeña 1er parte

Si bien empecé esta historia desde un punto bastante más adelante en el tiempo (contando mi encentro con mi vecinita Andy), es un buen momento para contar la historia que más me marca entre mis encuentros sexuales, debe tener que ver con que la protagonista que me acompaña me vuelve loco desde siempre, y nuestros encuentros van mucho más allá del sexo, que es mucho y muy bueno.
Me llamo Damián, y tengo 33 años, soy psicólogo, muy pajero y morboso. Estoy en pareja desde hace 9 años, tengo dos hijos una nena un nene, y vivo con mi mujer en el conurbano bonaerense. Mi mujer tiene 4 hermanas, Gime de mi edad, ella (Karina)que tiene 32, Eliana de 30, Vero de 28 y la más pequeña Rosario de 14. Todas hermosas, y con todas tuve la suerte de disfrutar muy buenos garche. Cada una tiene su estilo y su forma de seducir y de dar placer.
Si bien ya había tenido encuentros con mis otras cuñadas, y había podido disfrutar de muchos morbos (especialmente el que me generan las minas embarazadas) ninguna me calienta ni me calentó tanto como Rosario, empezó como curiosa y caliente adolescente, y se convirtió es una esclava de mi pija. LA pendejita más chica, aniñada e inocente, se convertiría rápidamente en la mina más putita que conocí. Era una pendeja aniñada y fue convirtiéndose en una adicta a coger, perversa, seductora, y sin límites.
La pendeja la conozco desde que tiene 6 años, y sí, me calentó siempre, pero recién a los 14 pasaron cosas. Pero ya desde chiquita siempre tuvo muy buena relación conmigo, y se me sentaba encima con ese culito gordito y negro, y yo me moría por abrírselo y meterle la lengua y re cogerla. Pero era chiquita y muy sobreprotegida y hubiera sido una cagada…todo a su tiempo.
Esa pendejita hermosa creció para convertirse en una hembra hermosa con cara de nena. La describo, es gordita, cosa que me encanta. LE crecieron unas hermosas tetas bastante grandes y duritas, tiene una boquita de petera hermosa, es grade de espalda y unas piernas fuertes porque hace hándbol. Y su culo…como se puso…grande duro, dos nalgas morenas enormes…yo la veía y moría por manoseárselo. Meterle los dedos y jugar con ese orto infernal.
Como les decía, siempre tuvimos muy buena relación. Rosario me llamaba cuando necesitaba ayuda con la tarea, es bastante dura para estudiar, me pedía que le peinara ese pelo largo negro hermoso, y lo peor que me hacía, pero sabía que siempre le decía que sí, era hacerle masajes, y me ponía a sus espaldas para apretársela y sentir ese olorcito nena que me encantada. Y ella ponía unas caritas de placer que me mataba.
El día en que empezó todo fue un sábado en casa de mis suegros, Rosario quería ir a un baile entre los amigos del club, estábamos tomando mate y ella sale como loca de su habitación buscando su corpiño. Todos nos reíamos porque daba vueltas la casa buscándolo en lugares absolutamente imposibles. Finalmente, su mama lo baja de la terraza y me lo da para que se lo lleve. El corpiño era un tipo push app negro que dejaba claro quién era la que tenía las tetas más grandes de la casa. Así que voy a su habitación y la veo recostada en su cama charlando con las amigas por wpp.
Yo: Mira lo que te encontré….
R: ah!! ¿Dónde estaba? ¡Gracias!!

Yo: Lo encontró tu mama arriba, donde ni intentaste buscar vaguita
R: jaja. Bueno che. Después me peinas?
Yo: Dale, cámbiate y veni que te cepillo( la mire a ver si cazaba el doble sentido, pero puso carita de tonta) Siempre me pedía que le peine el pelo largo que tiene, porque dice que soy el único que no la hace doler.
R: Dale DAmi!!. Gracias
Mientras tanto una discusión se había armado entre mis suegros, mi suegra estaba enojada porque Rosario no se movía ni para buscar su ropa, y que había que estar detrás de ella, y mis suegras empezó con que entonces no fuera a ningún lado, cosas tipas de padres grandes de una adolescente. El tema es que Rosario escucho y salió llorando:
R: Papa!!! Quiero ir, me prometieron llevarme, no seas así!!!
Suegro: No me rompas las pelotas, no haces nada y después yo tengo que ir a buscarte a las 12 de la noche a esa matiné
R: Porfa , van todas mis amigas. Yo te ordeno toda la pieza antes de irme.
Suegra: desde ayer que tenías que ordenar. No vas a ningún lado
R:NOOOO. Por favor( llorando, un mar de lágrimas) Ya voy a ordenar todo!!
Como dije antes, yo tengo mucho cariño por ella, mas allá de la calentura. Y me dolía verla llorar, es una adolescente y solo quería estar con sus amigos. Así que me metí…
Yo: Si quieren la llevo y la traigo yo.- Mi suegro me miro penetrante-obvio si ordena su pieza
R: Dale PA, yo ya la ordeno y dejo todo lindo. Porfa!!!
Suegro: Bueno, pero ordena todo
Suegra: Y pasa un trapo porque es un asco ese piso
R: SIIII!!! Gracias!!- Se acerca y me da un beso
Susana( mi esposa): Y la vas a traer acá ala una de la mañana, que se venga a casa
R: Bueno dale, así el Dami me hace masajes cuando vuelvo del baile- Me mira y se ríe
Su: Cállate, no me hace a mi te va a hacer a vos- Yo pensaba para mis adentros…” cosas que le haría a la pendeja que no te hago a vos…”
Suegra: Hace lo que quieras pero deja todo ordenado
Rosario se me acerca y me dice al oído: “ME ayudas a ordenar”
Yo: Algo más quieres que te ayude, si quieres te hago la tarea también
Ro: Dale…jajaja
Como era de esperarse fui atrás de ella, al gran quilombo de ropa que era esa habitación y empecé a ayudarla a ordenar. Mientras ordenábamos la boluda se ponía frente al espejo a sacarse fotos y hacer caritas…pero que linda que era, cuando sacaba culo o podía ver esas tetas hermosas cuando se agachaba. Me quedaba mirándola y ella me veía y sonreía. Entre la ropa del piso empezó a aparecer ropa interior usada que me moría por oler…pero me porté bien y se la di en la mano, lejos de ponerse colorada la agarro y me miro sonriente, con esa carita de nena inocente.
Yo: Dale Ro, termina de cambiarte, y no te pongas muy linda que todos los chicos van a querer hacerte cosas.
Ro. Jaja, Tonto…ojala…van a haber chicos re lindos….
Pensaba para mis adentros, “ veni que te hago lo que quieras pendeja”.
Yo: Dale, cámbiate que tu hermana se pone rompe pelotas y después no te puedo llevar.
Cuando termina de cambiarse sale con una camisa negra que le transparentaba todo, ese corpiño que le acababa de dar en la mano le quedaba pintado, sus tetas duritas y grandes como de buena pendeja, y el culo hermoso que se dejaba ver en ese short blanco cortito que le llegaba a la mitad del glúteo. Tuve que hacer esfuerzo de no quedarme mirando como un idiota esas tetas y ese culo…Y la pendeja encima se puso a armar su bolso para llevar a mi casa y se agachaba dejando ese culito juvenil a la vista.
Cuando termino viene y que abraza y me dice que esta lista. Vamos los cuatro al auto (mi esposa estaba embarazada en ese momento) y pasamos a dejarla a su fiesta. Karina ya tenía cara de culo porque me tenía que ir a buscarla a la media noche, además porque iba a quedarse a dormir en nuestra casa, ya que mis suegros. En ese entonces mi esposa estaba recién empezando su embarazo de mi hija, y mi hijo mayor tenía 3 años. Si bien era muy atenta a mi cuñada más chica le tenía poca paciencia, yo como me la quise garchar desde que la conozco, le tenía toda la paciencia y le daba toda la atención.
Llegamos al lugar de la fiesta, un club deportivo donde que prestaba las instalaciones. En la puerta estaba lleno de pendejos, las pibas una más trola que la otra, tetas y culos hermosos, mi pija estaba re dura. Rosario se bajó y fue para la puerta donde estaban sus amigas. No sin antes darme un beso y volverme agradecer, luego le saca la lengua a su hermana. Cuando la vimos entrar, nos fuimos para casa.
Mientras llegábamos a nuestro hogar, Karina no podía disimular su enojo porque tenía que ir a buscarla a la madrugada. Sin duda estaba celosa, por lo cual esa noche tampoco pude disfrutar de cogérmela, con lo lindo que es garcharla embarazada. Pero bueno, cenamos, y ella se fue a dormir temprano con mi hijo, me dijo “ cuidado cuando salgas a buscarla, y no hagan ruido cuando vuelvan”. Nos dimos un beso y se fue. Me puse a ver una película haciendo tiempo mientras se hacían las 1 am que tenía que ir a buscarla. Mire el celo, y había subido a sus estados de Whtas app fotos con sus amigas, todas re fuertes, bailando, haciendo gestos, mostrando el escote. Estaba con Kalu, una pendeja con carita de turrita cumbiera bien flaquita, con su flequillo, una carita de negrita petera, una tetas hermosas, y un orto delicioso, que después descubriría siempre entangado.
En un momento me suena el celo, y veo un mensaje de rosario en el whats app. Lo miro era un video un poco más de un minuto, se la veía a ella y a Kalu bailando, perreando mal, en un momento Kalu se pode atrás hace como si se la cogiera y le manosea la cola y las goma a Rosario, las empiezan a filmar de costado y Kalu baja a la cola y simula chuparle el orto a Rosario, mientras Rosario se masajea las tetas cagandose de risa.
– Opss…me equivoque , no era para vos, lo viste- Me dice Rosario
– Si, lo vi…interesante…
– Porfa no digas nada que se me arma un bruto quilombo en casa.
– Ro, sabes que yo no digo nada linda…además me estaba entreteniendo
– Jajaja, dale bolu….gracias…en un rato vienen a buscarme no?
– Voy yo solo, tu hermana se durmió con el enano, y me dio la tarea, en 15 minutos salgo
– Ok dale, te espero en la puerta?
– Estate atenta al teléfono, no esperes solita en la puerta, que así vestida te podes resfriar, te llevo la campera?
– Jajaja, tarado, bueno dale, tráemela…
– Si deberías taparte un poco….a mi pesar..
– Jajaja, porque?
– Na, por nada, digo- haciéndome el pelotudo, y re caliente con el videíto que supuestamente me había llegado por error- che y a quien le mandaste el video?
– Ahora a nadie, jajaja, me dio vergüenza, era para un chico…
– Mejor, mira si me pongo celoso
– Jajaja, tarado, te espero. Muak…

Me puse un abrigo, agarre la campera que llevo a casa, y me fui a buscarla. Llegue a la una en punto y le avise que la esperaba llegando a la esquina. Llego con Kalu y Mili, otra amiga. Que la acompañaban-
Yo: Chicas, las llevó?
Mili: No tranqui , mi papa está llegando y dormimos en mi casa
Ro: Tenes, fuego para Kalu? Quiere fumar algo…
Yo: jajaja, algo como que, y miro a Kalu?
KA: Me fumaria un porro, pero llega el papa de esta, me voy a fumar un pucho rápido,
Yo: Veni de este lado que te lo prendo con el del auto- Mientras lo activaba. Ella se pone al lado mio, y bajo la ventanilla
Ka: Mil gracias, quería un pucho, y están todos los buches adentro.
YO: No te buchoneo, pero eso hace mal…
Ka: y Bueno, de algo me tengo que morir. Tenes un lápiz y un papel? – Me dice esto acercándose ya con el cigarro prendido, mientras Mili y Ro conversaban.
Yo: Si, toma.- Y le di unos papelitos con una birome de la guantera.
Ka: Gracias….- Lo agarro y anoto algo rápido, y me los devolvió…- Leí la conversación con Ro del video, y te quiero agradecer por no decir nada- Me dijo despacio al oído
Yo: No me tenes que agradecer nada linda, son adolescentes, sé que tienen hormonas…
KA: Si …pero igual…se nos arma alto bondi…además parece que te gusto lo que viste…
Yo: jajaj Un poco…bueno me tengo que ir yendo con Ro
Ka: Si…bueno…después mira el papel…- Ahí me di cuenta que me devolvió todos los papeles que le di, agarre, y la piba me decía, “ gracias, te mereces un premio” y me dejaba su número.
Ro: De que hablan? Ya vamos?
Yo: Siiiii, dale, vamos yendo. Cuídate Kalu, y veo eso que dijiste.
KA: Dale …buenísimo- Se me acerca y me da un beso al borde de la boca, que Rosario no noto por la posición, y me dejo ver esas tetas hermosas cuando se agacho
Ro: Eso que?
Yo: Nada….vamos …se hace tarde…- Y arranque
Rosario se veía nerviosa durante el viaje. Por momentos me miraba de reojo. Evidentemente estaba esperando una mala reacción de mi parte por el video. Yo tenía la cabeza en mandarle mensaje a la pendeja de la amiga, a ver hasta donde quería llegar esa negrita cumbiera. Igualmente rosario estaba hermosa, el shorcito apretadito que resaltaba en sus piernas grandes y duras por el deporte, la remera trasparentaba unas tetas hermosas, no muy grantes, del tamaño justo, con ese corpiño que las apretaba como queriendo hacerlas explotar. Me quede mirándola en un semáforo, medio como bobo, de repente me dice
-Che Dami, está en verde-
-opsss, perdón colgué-
-jaja, si lo note, te dormiste eh Damiancito?-
– No, me quede viendo la cara de asustada que tenes-
– Que decís boludito, jajaja, nada que ver-
– No se, me parece que estas asustada, ya te dije que no voy a decir nada-
-ehh…si, bueno gracias. Y perdón.
– perdón por?
-Por el video, si te molesto…-
– Ro, te conozco desde que tenes 6 años, y te quiero mucho. No me molesta, solamente tenes que tener cuidado con a quien le mandas esas cosas. Y…no…no voy a contarle a nadie, ni siquiera a tu hermana, va a ser nuestro secreto para siempre – Me miro con cara de alivio. Yo lleve mi mano a su rostro primero y le acaricie el pelo y el cachete, después baje a su pierna y se la acaricie. Con cariño, pero después caí que ya no era una niña…igualmente no pareció ponerse tensa.
– Gracias Dami. Te debo una
– Me debes varias, hoy ya son tres, conta el corpiño y que fuiste a esa fiesta
-jajaja, tenes razón. Como te pago? – “Báilame así en tanga pendeja” pensé para mis adentros
– Me podes hacer unos masajes cuando lleguemos, que me duele todo. –
-Jajaja. Dale

Finalmente llegamos a mi casa, yo me quedé adelante en mi consultorio, donde me serví un whisky, y puse en la compu una serie. Rosario me dijo que se iba a cambiar y a acostar. Le dije que se acostara en la cama de mi hijo que el dormía con nosotros en nuestra habitación. Me senté a mirar la peli, bastante aburrida, y yo en la cabeza tenia a la terrible hembra de mi cuñada moviendo el orto grande y hermoso que tiene. En mi segundo vaso de whisky, casi 40 minutos después, me dispuse a mandarle mensaje a Kalu, agende su número, volví a mirar el video, y le mande un “ hola”. Aparecieron las dos tildes grises, pero no leyó el mensaje en ese momento, recordé que estaba con Mili, así que supuse que no estaba con el celo. De repente siento una alguien atrás mio pegado a mi cara.
– Con quien hablas.-Era la voz de Rosario
– Que haces bolu, pensé que ibas a dormir. Que te importa con quien hablo?-
– Jajaj, bueno che…no puedo dormir, me duele la espalda, me haces masajes? – Siempre me pedía masajes, y yo aprovechaba para olerle esa piel rica que tiene
– SOS jodida eh…tu amiga no te masajeo suficiente…jajaja-
– Jajaja, tarado, shhhh, mira si te escucha Kari-
– Na tu hermana duerme como un tronco, igual cerrar la puerta del consultorio- LA cerro, y se acomodó en frente mio, corriendo el pelo largo hasta la mitad de la espalda.
Empecé a mover mis manos por sus hombros, mientras prestaba atención a como se había vestido, estaba con una musculosa que desde mi visión me debajo ver ese escote y cada vez que se movía veía hasta el pezón. Un short de tela, que le quedaba medio chico, por lo que se le veía todo el culo y la raya del papo. Mis manos apretaban sus hombros y recorrían el cuello, ella se movía despacio, con los ojos entrecerrados, sus pezones se pusieron duros, no se si no lo noto, o no le importo tratar de disimularlo. Metí mi mano debajo de la blusa por la espalda y fui aprontando la columna a la altura de sus omoplatos. Soltó un leve gemido.
– Puedo poner música ¿- me pregunto
– Dale, que vas a poner?-
– No sé, un reggaetón, que a vos te encanta, jajaj
– Y desde que te vi bailar me empezó a gustar
– Jajaja, tonto, me vas a decir que viste entero el video
– Más de una vez
– Naaa, para? – lo dijo dando vuelta la cabeza
– Me gusto verte bailar nada más, puro interés artístico- Entonces puso reggaetón en spotify
– A ver, jaja vas a bailar vos?
– Naa, te miro, -y me senté a mirarla
– Dale, jaja, bailía vos también..
– Hagamos algo, si me convences con tu baile me sumo, y me vas a enseñando..
– Y como seria eso?
– Vos bailas primero, te miro , y si me parece divertido me sumo
– Jaajaja, eso es trampa
– No confías en mí? Después de que te guardo todos los secretos?
– Jajaj. Ok dale

Se paró de la silla y puso música en YouTube, en el video del reggaetón que eligió ya estaban unas terribles minas moviendo el orto. Igual tenía la mejor carne enfrente, ella prestaba atención al video para seguir los movimientos, yo a ese orto que empezaba a moverse como si fuera un postre. Lo meneaba despacio, y derrpente cambiaba el ritmo, el shortcito dejaba ver su ropa interior, esa conchita abultada se le marcaba toda, y el culo parecía tragarse la ropa…Se acercaba a mi como invitándome a sumarme, y se reía, a veces me miraba, también cerraba sus ojos y se concentraba en su movimiento. En un monto se acercó tanto que podía sentir el olor a conchita sudadita después de una noche de joda. Y me volvió loco…
– Dae veni a bailar!!-
– Vos decís? Decime si lo hago bien- Me levante, mi cara rozo su orto, mientras subía, me miro colorada, pero no dijo nada. Me puse atrás de ella y la apoyé descaradamente, y me empecé a mover a su ritmo, que no era el de la música, ya era el nuestro.
– Si, bastante bien, te felicito, pensé que eras medio tronco, jaja
– Soy re tronco, pero me gusta verte bailar
– Si? Por?-
– No sé, a vos que te parece? –
– Jaja, que te hace falta divertirte mas
– Y nos podemos divertir juntos- La agarra de tras ya con descaro y empecé a besarle el cuello despacio
– Mmm, para que haces…-preguntaba, pero no se despegaba, me agarra las manos con fuerza…yo la subo despacio hasta sus pechos y los empiezo a tocar por encima de la ropa- Esto no está bien…
– No, claro que no está bien, pero es otro secreto que podemos guardar. Vos me enseñas a bailar y yo te enseño otras cosas.
Metí mi mano en su remera y toqué esas tetas grandes y duras de adolescente. Acerque mi boca a la suya y la bese, un beso profundo con lengua, ella no dudo en acomodar su cabeza para dejarse besar, tranquilamente podría haberlo evitado, pero no lo hizo. Nuestras lenguas se entrelazaron húmedas, mi pija estaba re dura entre sus glúteos, ella moviéndose despacio para sentirla.
– Ro, la cantidad de beses que soñé tenerte así pendeja…
– Mmm, si yo también siempre quise que me beses
– Siempre me volviste loco pibita…y hoy no puedo más, esto que exploto por vos desde que te vi vestida para el baile, y tu video me enloqueció…
– DAmi, está mal, Kari se puede despertar…
– No se va a despertar, y el consultorio está aislado sonoramente, nadie nos va a escuchar. Estamos Solitos. Queres que pare?
– Mmm, nnnnnoo..
Baje hasta su culo y le paje los pantalones y la bombacha. Ese culazo grande y hermoso ahí estaba para mi…lo abrí y como desesperado metí mi boca y mi nariz, olía y lamia ese orto hermoso, mientras Rosario gemía, Se me ocurrió revisar esa conchita, la pendeja se la depilaba, era abultadita, como al recordaba de cuando era una nena y salía desnuda del baño. La abrí y era virgen…me volvió loco, esta noche le tenía que romper el orto y la concha como sea.
Le seguí chupando, y empecé a meterle los dedos el índice y el medio acariciaban su conchita, y el pulgar se metía en su orto mientras mi lengua los humedecía. Al principio pego un gritito, pero después siguió entregadita. Subí la velocidad, cada vez más, ella estaba chorreando juguitos y gemía cada vez más fuerte, mi dedo pulgar sorprendentemente estaba entero entro de su cola, evidentemente ese culo había nacido para ser utilizado y ahora me iba a dar mucho placer. Seguí tocándola y metiéndole dedos y lengua hasta que soltó un gemido fuerte, y sus músculos se tensaron, y su cuerpo empezó a temblar sin parar.
– Ahhhhh, mmmmmmm siii-
– Te gusto negrita hermosa? Mira cómo te mojaste
– Mmm sí, no te da asco ‘
– No , claro que no, nada tuyo me da asco, me volver loco, estoy muerto por vos- y me empecé a chupar los dedos para sentir el sabor de su orgasmo, y su colita
– SOS un chancho, puaj
– No lo soy, tenes un sabor riquísimo- le dije metiendo mi dedo en su conchita y después llevándoselo a la boca, al principio resistió, – Dale bebe, probate, vas a ver lo rico que es- abrió dudando la boca, y me chupo el dedo, primero despacio y después como un ternerito prendido a la ubre.
– Mmm, tenes razón, esta rico
– Amor mio, que hermosa sos, déjame enseñarte de todo
– Te gusto de verdad?
– Si bebe, desde siempre, desde chiquita que me gustas
– Noo, enserio, vos a mí también, siempre me hiciste sentir tan bien…
– Y ahora te quiero hacer sentir mejor bebe- LA abracé y empecé a besarla apasionadamente, mientras tocaba sus nalgas y la apretaba contra mi pija. Todavía estaba con el pantalón por las rodillas y la remera levantada. Le agarre la mano y la lleve a mi pija sobre el pantalón- Viste alguna vez una?
– No, nunca…
– Queres verla? – Asintió despacio con la cabeza
Desabroche mi pantalón, y saque mi pija del calzonsillo, estaba re dura y babosa por la calentura, se me notaban todas las venas. Ella miraba sorprendida, hipnotizada, no podía emitir sonidos. Le agarre la mano y la hice acariciármela, que me la apretara y me pajeara, mientras yo seguía tocándole las tetas con los pezones parados apuntándome, unos pezones morenos, que coronaban esas tetas duras y juveniles.
– Viste como me pones? Es hora que me hagas sacar mi leche
– Como se hace eso? ¿Qué hago?
– Pajeame así como me estás haciendo- La empecé a besar, a chuparle las tetas mientras me pajeaba, estaba loco de calentura, quería que me saque la leche, para que vea como me hacia explotar. – Así amor…que rico me tocas, sentís lo dura que se me pone?
– Esta re dura y caliente. Te gusta lo que hago?
– Mucho, me gusta, quiero que me lo hagas siempre. A vos te gusta?
– Si…me gusta….
– Ahora viene la parte más rica bebe, me tenes que chupar la pija
– Eso es asqueroso…puajjj
– No bebe, baja a probarla, vas a ver que te va a gustar, no te hice sentir rico hasta ahora? Además, desde ahora es nuestro secreto, no me vas a dejar a la mitad no? – Me miro con duda, pero empezó a agacharse y acerco su cara a mi pija
– Mmm…bueno un poco, pero si no me gusta lo dejo
– Dale, pero proba…. Acerco su cara y olio un poco, no pareció disgustarle, así que con timidez le paso la lengua, esa lengua calentita fue la gloria- ahora métetela en la boca hermosa…- de a poco empezó a metérsela en la boca, pero la timidez me empezó a impacientar, la agarre de los pelos, y ella sorprendida me miro a la cara, asustada- Mira ro, me estas calentando desde la tarde, y estoy con la pija re dura, chúpame bien la pija, me la oles, me la babeas y te la metes en la boca hasta sacarme la leche
Se la metí toda en la boca, y empecé a cogérsela, al principio se resistía, pero después agarro rito, y si bien hizo un par de arcadas, enseguida entendió de que se trataba, no metía dientes, babeaba mucho, y respiraba por la nariz metiéndosela hasta el fondo. Yo se la sacaba de la boca babeada y se la pasaba por la caray la ponía a olerme y chuparme las pelotas. El asco y la timidez se fueron, y ya tenía claro que hacer, mi placer estaba al límite, puse la pija entre sus tetas y le dije que apretara, mientas me movía, y que le escupiera la pija. Llegaba a pasarle la lengua a la cabeza sin necesidad que se lo explique, acelere mis movimientos cada vez más, hasta que mi pija exploto bañándola de leche la cara, las tetas, la remera. Su cara llena de leche era un poema, era una nenita, morenita, toda guasqueada, hermosa. Casi sin entender…
– Mmmm, Rooo, que rico, como me sacaste leche mi amor…como me gusto. Sabes lo lindo que la vamos a pasar juntos amor …- Le acariciaba la cara con la pija y la miraba a los ojos. De repente empezó a sollozar y a lagrimear…y se levantó corriendo para su pieza
– Noooo, pero que hice, que pelotuda, que hice!!!- Salió corriendo y no pude agarrarla, la seguí a la pieza, y le toque la puerta, porque la trabo por dentro. No podía hacer mucho ruido porque mi esposa podía levantarse.
Como no me respondía, trate de mandarle un whats app pidiéndole perdón, que la quería, que no quería asustarla. Sabía que si mi esposa se enteraba se armaba alto quilombo. Pero me bloqueo…no sabía que hacer…pero tendría un par de sorpresas más con Ro.
Continuara