1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos)
Cargando…

Continuan las lecciones.
Después de la tormenta vino la calma, mas relajados, platicamos, asi desnudos, pero mas cohibidos, tapados ya, me pregunto varias cosas a las cuales respondí, resueltas sus dudas, quedo tranquilo al menos

le enseñe revistas, y algunas cosas que tenia escondidas, le dije que iba a bañarme, y ya estaba en la regadera cuando escuche que preguntaba si podia bañarse conmigo, no vi problema, aun que si mi adorada abuela se asomaba, podia ser un lio, se metio desnudo bajo la fria agua, nos lavabamos conversando, ya habia perdido la timidez, terminamos y salimos

caminando de regreso cargaba ya una nueva ereccion, que me vio mi primo, me pregunto en voz baja si asi me ponia a cada rato, le respondi que solamente en ciertos casos, cuando estaba caliente, apenas cruzamos la puerta me pidio que lo dejara «practicar» de nuevo, en minutos me tenia temblando pegado a la puerta, masturbando mi verga con casi podia decir deleite

unos minutos mas y de repente senti su boca, mis caderas se movian por instinto, volvi a cogermelo por su caliente y suave boquita, aguantando mis ganas de gemir y gritar, solo le decia que lo estaba haciendo muy rico, esta vez el mismo se detuvo diciendo que le dolia un poco la quijada, y yo no me venia, le explique por que, y atento escuchaba

recostados desnudos, escuchamos que nos avisaban por nuestra abuela que saldria a comprar al mercado, conteastamos, y minutos despues escuchamos la puerta, mientras platicamos el no dejaba de tocarme, me masturbaba, me acariciaba los huevos, estaba con tremenda calentura por la novedad, de repente se inclinaba y le daba besos

le explique acerca del sexo, le causo curiosidad saber que tanto mujeres como hombres, disfrutan de coger por el culo, entonces me pregunto -tu crees que yo lo disfrute?- solo conteste que no podia decirlo hasta que el mismo pruebe

pasaron largos minutos hasta que pidio le explique y que deseaba intentar, lo acomode con una almohada debajo del vientre, abriendo sus piernas, mi verga babeaba de excitacion, aun asi aplique aceite que guardaba para masturbarme, me subi detras encima de su carnoso culo, era riquisima la sensacion, comence con un suave frotamiento, mi verga se resbalaba en su canal del culo, lento, disfrutaba y mas cuando el me dijo -se siente rico primo-

me movia haciendo mas intensa la caricia, mi tronco frotaba su ano, sentia lo caliente y suave, lento avanzaba, mi glande ya punteaba su ano, haciendolo brincar, no se cuanto paso, hasta que despacio senti como entraba la punta, sacandole quejidos -ay primo, ay, duele, oohhhgg- me detenia y lo dejaba reposar, para luego volver a intentar

cuando menos esperaba, senti como su ano cedia y se tragaba mi glande, era excitante, como se quejaba pero sin pedirme me detenga, yo ardia de calentura, y empuje disfrutando desvirgar a mi querido primo, sabiendonos solos, gemiamos como animales en celo, excitado no pude evitar decir -aahhhh primito aahhh que rico tienes el culo aahhh- entre gemidos respondia -aahhgg primo…primito…aahhhh…me esta gustando esto aahhhh- no se cuanto tiempo paso

durante un rato, estuve cogiendomelo, desnudos los dos en mi cama, su expresion delataba su calentura, cada vez se la empujaba mas fuerte, sacudiendo su cuerpo, me sentia como semental montando su hembra, solo gruñi -aahhhggg primito siento que me sale mi leche aahhh- y se dejo llevar, eyacule en sus entrañas mirando su expresion como disfrutraba su enculada

continuara….

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario