1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos)
Cargando…

Un hombre que llevara por el camino de la perversión a sus hijas..
Hola mi nombre es Robert, y esta es mi historia.

Todo comenzó una tarde de junio cuando por cosas bastante comunes me quedé a solas con mi hija más pequeña Alison de apenas 6 años.

Gretel mi aún esposa en aquel entonces había salido al súper con mi hija mayor Odette de quien en algún momento les contaré.

Estábamos en la sala de la casa viendo el resumen de el partido de Alemania quien recién había derrotado a su similar de Portugal cuando Alison me dice que iría al baño.

Yo solo ascenti con la cabeza y seguí mirando el telvisor. Pasado un rato y tras percatarme que Alison no volvía comencé a llamarla por la casa escuchado su infantil voz en el piso de arriba pues había ido al baño del piso mencionado.

Enseguida subí a ver por qué había tardado mucho y al estar afuera del baño toque.

Yo: Alison ¿Todo bien? Alison: no papá pasa por favor. Cuando entre en el baño Alison estaba boca abajo queriendo alcanzar algo que estaba debajo del lava manos por lo que le pregunté que el por qué estaba así.

Ella enseguida espetó que se le había escapado su canica y que no la alcanzaba así que decidí ayudarla quedando a espalda de ella muy pegados.

No sé si a causa del alcohol que había bebido, pero al sentir las nalguitas de mi hija una sutil sensación empezó a invadirme pues la delicadeza de la piel de esa niña me desorbito incluso olvidando que se trataba de mi hija.

Me saco de ese trance el claxon de la camioneta de mi esposa anunciandome su retorno a lo que ambos nos paramos inmediatamente para ir al encuentro de madre e hija.

Al volver di un trago profundo a mi cerveza y seguí como si nada pero lo cierto es que algo había despertado.

Así pasaron las horas la cena y por su puesto en mi caso más cerveza y algo de vino de para mi esposa quién al sentirse algo tomada decidió irse a dormir quedandome a cargo de las niñas.

Odette subió enseguida de Gretel alegando que quería medirse una ropa que le había comprado su mamá en el súper supuse que Alison haría lo mismo por lo que fui por más cerveza a al refrigerador y al volver la niña había puesto en la tv sus caricaturas.

Me senté a su lado diciéndole que ya era hora de bañarse y dormir a lo que ella replicó que mañana no había colegio cosa que era cierta pues ya estaba de vacaciones.

No dije nada solo le di un trago a mi cerveza y coloque mi mano sobre la pierna de Alison sin ningún morbo hasta ese momento.

Así pasamos un rato yo llevaba de arriba a abajo mi mano por su pierna y entre el alcohol y la tersura de esa piel me fui perdiendo llevando mi mano cada vez más arriba sin que Alison sospechara nada.

Pues ni yo mismo sabia a ciencia cierta lo que hacía o lo que buscaba solo sabia que quería seguir acariciando esa piernita.

En eso se escuchó la voz de Odette quien desde el pasillo grito a su hermana que si ya iba a subir pues aún dormían juntas, supuse que era el final de aquel momento.

Cuando la cándida y angelical voz de mi pequeña me dice -Papi puedo estar aquí un rato más no tengo sueño- Yo solo sonreí y le dije que sí que yo la llevaría a acostar.

Así seguimos y en ese momento algo en mi cambio pues por las caricias a las piernas de Alison mi pene empezaba a reaccionar era algo nuevo que no sabía ni por qué, ni como afrontarlo solo me deje llevar.

Como si Alison intuyera o por buena o mala suerte recostó su cabeza en mis piernas adoptado una forma de bolita haciendo que su shorts se hiciese más corto dejándome a mano sus nalgas aún en desarrollo para poder palparlas con mi mano.

En ese momento no pensaba si Alison estaba aún despierta o dormida yo solo seguí un impulso que no sabía a donde me llevaría.

No sé si Alison estaba ya dormida cuando levante un poco su rostro para verla pero tenia los ojos cerrados, cosa que aproveche para meter mi mano por dentro de el short tocando su culito por encima de su ropa interior fue hay cuando no pude más y salí corriendo al baño a pajearme de lo exitado que estaba.

Posteriormente lleve alzada a la niña a su cama confuso y lleno de dudas o remordimiento no lo sé.

Continuará..

Es mi primer relato espero les guste.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario