1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos)
Cargando…

Genaro sigue Espiando a Mireya, sabe que se la cogen, pero el quiere verla, y eso se realiza el día que acompañó a Mireya y su mamá a una fiesta..
Genaro estaba desesperado, todo indicaba que Mireya era toda una piruja, pero con el no se dejaba, ella todas las tardes provocaba a su tío, le encantaba el juego del gato y el ratón, se divertía coqueteandole, dejándole que se emocionara y cuando el quería ir más allá, ella simplemente lo empujaba, y si el insistía ella gritaba que le diría a su mamá.

Mireya con el paso del tiempo se ponía más rica y espectacular, cuando Genaro tenía 22 años, no tenía novia, no le interesaba el sólo quería a su hermosa sobrina,todos se preguntaban por qué, pero el sólo no decía nada, pero si, iba a todos lados con Mireya, la acompañaba a donde sea, la llevaba a todos lados, le cumplia el más mínimo capricho, y eso hacia que muchos murmuraran, pues tanto amor, y luego el desarrollo precoz de Mireya, era sospechoso, pero el pobre Genaro ni siquiera la besaba.

Un día la mamá de Mireya le dijo a Genaro, vamos a ir una fiesta, quieres venir, y el contestó, y de cuando acá me invitas, anda, replicó ella, es que es lejos y mamá se enojara si llegamos tarde, pero si vas tu. No habrá problemas, interesada ok. Le contestó.

Llegó el día sábado salieron y cuando ya iban a llegar pararon en la casa de una amiga, que pasó, pregunto genaro,la mamá de Mireya por toda respuesta sacó un billete de 200 y se lo dio, diciéndole, mira mi mamá se enoja que una ande ala moda, por eso salimos así, pero aquí con mi amiga nos cambiamos, tu no digas nada, y no le digas nada a Mire, es su gusto ok, ok dijo Genaro no muy convencido.

Genaro espero cerca de una hora y media y cuando vio a su hermana, Waca parecía una golfa de la merced, pero cuando salió Mireya el corazón se le quería salir de el pecho y la verga se le paro instantánea, venía vestida con una minifalda rosa y blanco tableada, un top rosa y blanco igual ajustado y pequeñisimo, sus pequeños senos en desarrollo sobresalían.  La minifalda tan pero tan corta, que sus hermosas piernas se le veían espectaculares,y cuando se agachaba apenas se ocultaba su tanga, parecía que tenía la medida para dejar a la imaginacion, unas zapatillas doradas altas, no parecía una niña de su edad, se veía una Lolita de ensueño, robaba la mirada de todos. Miradas injuriosas.

Al llegar a la fiesta, obvio fueron el centro de atención,pero más Mireya obvio, sus amigos tenían como la rutina, tan pronto llego le empezaron a dar y dar de tomar, como para embriagarla,  y todos se turnaban para bailar con Mireya, se preguntarán de Genaro, pues el fue a estacionar su carro, y cuando entró a la fiesta , pensaron que era invitado de alguna de las chicas. Y lo sentaron aparte pero no perdía detalle de lo que pasaba, viendo como discretamente al bailar, manoseaban a Mireya, quien sólo reía como tonta, observó que también a ella le daban de beber.

Casi a las 2 de la mañana, casi todos se habían ido, Genaro platicaba con todas las muchachas, hasta eso tenía carisma y sabía hablar con las mujeres pero, el amaba a su sobrina, estaba sentado cerca y Mireya le dijo a la amiga de su mamá, more, así le decían, tengo sueño, donde me puedo dormir, ven le dijo y la llevo adentro, como a los 10 minutos su marido, Edgar, se dirigió a la casa, nadie lo notaba,pero Genaro si, estaba atento a quien iba adentro, dejó pasar 10 minutos y se levantó preguntándole a la hermana de la tal more, por el baño, adentro le dijo,  derecho, junto a la escalera,si esta ocupado arriba también hay uno, esta en el medio del pasillo donde las recamaras.

Genaro entro y sin dudar subió, busco recámara por recámara, y justo una que estaba junto al baño, al acercarse, escuchó gemidos y gruñidos, se acercó más y era la voz de Mireya, su corazón se aceleró, llegó y escuchaba los gemidos con voz de su sobrina,y la voz del tal Edgar, así, asi mire, que rico coges si, así. Y Mireya gemia diciendo roncamente, más duro, mas duro, Genaro empujó un poco la puerta y ahí la vio, Mireya a cuatro patas y Edgar detrás de ella, como estaban de espaldas no lo miraron, el tipo comenzó a pegarle nalgadas y Mireya gemia y se movia más, entonces la sujeto del cabello, era subreal,Genaro por fin veía a su sobrina cogiendo, veía sus enormes nalguitas al desnudo, y podía ver como entraba y salía la verga del tipo de la vagina rosada sin bellos de su sobrina, ella se movia como profesional, como toda una puta, y el le sujetaba el cabello y la nalgeaba, como a una yegua, Genaro se masturbaba viendo la escena, cuando Mireya lanzo un ronco gruñido y se desvaneció hacia el frente, el tipo gruño y la sujeto hacia el del cabello mordiendole la espalda, ambos se habían corrido, y Genaro también. El rápido se metió el pene y regreso corriendo a la fiesta, al poco volvió el tal Edgar y abrazo a su esposa la more, Genaro sólo dijo que maldito suertudo, pero pronto seré yo el que la coga……

Continuara…….

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario