1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos)
Cargando…

Siguen las aventuras sexuales de Mireya, después que su Tío Genaro la permitiera y descubriera lo que hizo .
Después de aquella fiesta en la que Genaro fue testigo de como le gustaba vestirse a Mireya y de como los amigos de su madre las emborrachan para poder manosear a Mireyita, al por fin ver como se la cogia Edgar, el marido de la amiga de su mamá, el pobre estaba más que loco por saber más, se masturbaba diario, a cada instante, robaba los calzones de su sobrina para masturbarse con ellos, imaginando como se la cogian, cuando las veía salir a alguna reunión oh fiesta se quedaba pensando como iría vestida, y quien se la cogeria esa noche, la espiaba cuando se bañaba, y se masturbaba, recordando como la cogia el tal edgar, estaba súper caliente, Mireya se daba cuenta de lo que provocaba en su tío, pero aún dolida por la forma en que la rechazo,  jugaba con el , lo dejaba calentarse, cachondear, pero cuando genaro se sentía a punto, ella se iba negándole probar al tan anhelado fruto prohibido.

Una tarde que regresaba de trabajar Genaro paso a jugar video juegos a la tienda de la esquina, frente de donde vivío su hermana, acababa de cumplir 22 años, aún era un adolescente y le encantaban los video juegos,  apenas estaba comenzando a divertirse cuando sintió una palmada en el hombro, provocando que perdiera, volteo molesto y una aguardientosa voz le dijo, yo te lo pago después, era el Señor de la tienda epifanio, se quedo confundido y el Don le dijo, ya no habías venido hace mucho, no contesto Genaro, tenía mucho trabajo, si que lástima dijo el don, sabes Mireyita ya no vive aquí, tiene como mes y algo que se volvieron a vivir con su abuelita, de verdad le comento Genaro, el señor Epifanio aún no sabía que era su sobrina. Si hombre, se te fue viva por no venir, jaja pero mira como somos amigos y se como la deseabas, hasta más que yo, por que dice eso le interrumpió Genaro, se te veía en tu mirada, no podías ocultar la lujuria con que la veías, jajaja se río nervioso genaro, y dijo, bueno, pero ya se fue cierto, si contesto don epifanio, pero mira como te dije, como somos amigos te tengo un regalito, de que es oh que dijo genaro, epifanio respondió, deja te platico desde el principio.

Hace como poco más del mes, antes que Mireya y su mamá se fueran, eran como pasado de las 10, estaba a punto de cerrar, cuando escuché a alguien gritar, era una dulce voz , que me dijo,  espero don epifanio,espereme, al voltear mis ojos no lo creían era Mireyita enfundada en una minifalda café a cuadros tableada como de la escuela, una blusita negra, un suéter café, levantados como si fueran top, calcetas y unas zapatillas negras, Babie, le dije que paso mire, hay don pifas necesito unas cosas por fa, le dije ok que ocupas, me contesto un kilo de jamón, queso igual, mayoneza, chiles en vinagre y un pan bimbo, ok le dije solo deja cierro por que ya no iba a atender a nadie pero a ti mamacita lo que quieras, cerré la puerta de la cortina y Mireya me dijo. Pero señor pifas, solo hay un detalle, que paso mami, le dije, es que mi mama tuvo que doblar turno y se fue hoy en la tarde y regresa hasta mañana en la noche y apenas hace rato me pidieron los sándwiches y ya no alcanze a pedirle a mama. Y la cosa es que solo tengo lo de mi pasaje de mañana, me dijo con un puchero, yo le dije, no te preocupes mire, me puede pagar luego, oh de otro modo, le dije y ella recargando se en un estante me dijo y que otra forma seria señor pifas,  me acerqué a ella y la arrincone, con una mano alcanze un paquete de pan que estaba sobre ella y con otra le acaricie una nalga descaradamente, ella se puso rojita y me dijo y como es la otra forma don pifas.

Baje el pan y ya descarado la jale hacia mi robándole las dos nalgas, tenía todo su culote en mis manos, le dije al oído, bueno, tu sabes yo soy un hombre solo pero, a mi me gustan mucho las chicas bonitas como tu, jajajaj río mire, si yo no soy bonita, estoy bien fea, don pifas, Le dije por favor Mire, mírate a un espejo, estas espectacular, cualquier hombre mataría por meterte la verga, bueno don pifas, me dijo, desde que conoci la verga me gusto mucho y yo dejaría que cualquiera me la meta si me lo pide sin que tenga que matar. Mireya , yo sabia que te gusta la verga. Se que coges con el tipo del carro y con el novio de tu mamá, ella abrio los ojos y me dijo. Como sabe eso, simple conteste. Con el del carro te vas por horas y regresas vestida así de sexy, y el novio de tu mamá siempre viene las noches que tu mamá trabaja y se va antes que llegue no hay que ser adivino para saber que hacen.

Si es cierto don pifas, me encanta, me gusta sentir que los hombres me desean y me gusta la verga, mientras me decía eso yo le iba bajando la tanga me la quería coger con la falda, y la besé metiendo mi lengua y ella hizo los mismo, la acariciaba, le saqué sus pechitos chiquitos pero bien ricos, ella me acariciaba igual, y yo ya traía la verga bien parada, la carge y ella me abraso la cintura con sus piernas y su brazos el cuello la sente en el mostrador y mientras la besaba, me saque la verga, la apunte a su deliciosa vagina, ya escurría de lo caliente que estaba ella, quise alargar el momento y solo movía en círculos mi verga sobandola en su clitoris, ella comenzó a jadear, y con voz ronquita y sensual, me dijo casi suplicando, ya metamela, por favor, le dije yo, dime que eres mi puta y pidemela por eso, ella de inmediato, dijo si don pifas Soy su puta, soy su puta, metame ya la verga, se lo suplico la necesito, quiero su verga dentro mío, yo lleno de lujuria se la meti de un solo arrancondole un grito de placer y lujuria.

Ella solo comenzó a mover sus caderas y yo comencé el mete y saca, le besaba sus pechitos, nos besamos,  ella me revolvía el cabello, y gemía bien lujuriosa era una maestra, y en un momento me salí de ella y la bajé al suelo poniéndola de a 4, me puse detrás y se la dejé ir de nuevo, comenzó a moverse más lujuriosa yo le decía si así putita, eras una puta. Ella solo me decía si. Si lo soy.  Dame más duro más, le comencé a meter un dedo por el chiquito y ella gimio más fuerte, estaba loca , y de repente sentí como su vagina me apretaba mi verga como si me la quisiera arrancar, si la puta tenía perrito, se sentía riquísimo, de pronto ella lanzó un grito como gimiendo medio ronca y con placer, se movió más y se fue de frente su vagina me apretaba más y más y yo ya no aguante y me hizo correrme ella se estaba corriendo igual, fue fabuloso sentir como se convulsionaba de placer, terminamos juntos y exhaustos, nos recuperamos, se acomodó su ropa, yo igual le di lo que me pidió y ella vio el reloj hijole don Epi me tengo que ir, ya es tarde, otro dia repetimos, me gusto, si mamacita estas bien rica como imaginé, salió corriendo y yo iba a cerrar, mire hacia donde vivía y ahí estaba el vago de el novio de su mamá, recordé que me dijo que su mamá trabajaría de noche, mireya abrio la puerta ambos entraron yo cerré y me dije esta niña es insaciable, pero yo ya me la di. Y así fue amiguito, así fue.

Genaro todo excitado miro al don y le dijo y solo me quería presumir, que,  el don lo interrumpió y le dijo no te iba a dar esto, extendiéndole un disco compacto, que es dijo genaro, el video de la cámara de seguridad de esa noche, me dijo, yo no lo puedo tener y pensé que tu lo podrías guardar, genaro tembló de excitación y le dijo de verdad, si hombre , ahora ve le dijo el don a casa y date gusto que Mireya es una mami que nació para dar placer, genaro casi le beso los pies y salió disparado a casa, llego se encerró y puso el video, estaba ansioso, la lujuria por su sobrina crecía más, y ahora podía verla en acción cuando quisiera, tenía la verga a mil necesitaba masturbarse pero en su mente sabía que quería más y seguiría buscando la forma de cogerse a su deliciosa sobrina 10 años menor que el.

Continuara…………

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario