1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Se inicia nuestra luna de miel donde pense compartir momentos romanticos y especiales con mi esposa pero las cosas salen mal a mi mujer se la terminan disfrutando,todo sale a la luz, ella feliz y yo… feliz.

Me dio un beso de despedida tomo un bolso para después tomar de la mano a su tío e irse, mientras se alejaban pude ver como el tío le ponía un mano en una nalga a mi esposa y se la iba sobando mientras ella pasaba su brazo por detrás de su cintura.

Tal parecía que quienes estaban disfrutando la luna de miel como pareja eran mi esposa y su tío, rápidamente me puse hacer las labores encomendadas terminando de pintar una hora después así que rápidamente me cambie de ropa por una bermuda una camiseta y unos tenis y me dirigí por el sendero que da a la playa tarde como unos 10 minutos los estuve buscando donde estuvimos el día anterior pero nada así que decidí ir a la tienda de Gustavo donde mi esposa había quedado en comprar un vestido y otras cosas a ver si ahí los encontraba, al llegar vi un letrero de cerrado en la puerta del almacén me pareció raro porque todavía no era la hora de almuerzo y se podía escuchar música de champeta que es un género musical de la costa a alto volumen me asome por la vitrina para ver si podía ver a alguien en el interior, al fondo cerca al vestidor atrás de un perchero donde estaban colgados unos jeans en línea pude ver la calva cabeza de Rodrigo a Gustavo el vendedor con los ojos cerrados lo extraño es que ambos estaban sin camisa y no veía a mi esposa por ningún lado en eso veo como Gustavo baja la cabeza abre los ojos se dibuja una sonrisa en su cara luego levanta la mirada y por coincidencia me ve a través de la vitrina sorprendido le hace una señal a Rodrigo para que mirara a donde estaba este me miro riéndose le dijo algo a Gustavo y se dirigió a abrirme la puerta cuando salió de atrás del perchero pude ver que se encontraba totalmente desnudo y con la polla parada bamboleándose mientras caminaba me abrió la puerta y me dijo.

Rodrigo: cuerno no pensé verte por acá.

Steven: y Diana?

Rodrigo: ahí está tu mujercita.

Señalándome tras el pechero con los jeans, al acercarme la pude ver y quede sorprendido estaba a cuatro patas totalmente desnuda, sudorosa haciéndole una mamada de campeonato a Gustavo que estaba desnudo con una polla gorda venosa de unos 20cm con unas pelotas igual de gordas y no solo eso atrás de mi esposa se encontraba otro hombre se veía joven mulato, cabello crespo corto, algo gordo corpulento grande como de 1.80mts sin menospreciar a las personas pero tenía cara de bobo como que no era muy listo pero que tenía encantada a mi esposa quien no dejaba de gemir poniendo cara de guarra y como no hacerlo si le estaba atravesando la vagina con una polla descomunal como de 26cm venuda, sin circuncidar se le veía la piel retraída cada que se la sacaba con unos huevos gordos parecidos a dos pelotas de tenis y totalmente peluda con esos pelos crespos apretados.

Gustavo: hola don Steven como esta.

Me estiro la mano para saludar, yo lo salud mientras a mi esposa se la cogían y le seguía chupando la verga.

Steven: pues bien y algo sorprendido.

Gustavo: es que no pudimos evitarlo su esposa está muy buena, mire lo rica que se ve con ese culote, esas tetisimas y mamándome la verga aaa y pues salió la oportunidad de negociar y que pagara por la ropa de esta forma.

Diana: aaahhh siiiii aaaayyy si mi amor no me van a cobrar por la ropita aaayyy y además es por una buena causa ooohhh.

Steven: buena causa por que buen causa te están cogiendo.

Rodrigo: es que tu mujer se ofreció a quitarle la virginidad al sobrino de Gustavo jajaja después que se la vio ella no dudo en ofrecerse.

Steven: que espera como así.

Rodrigo: es una historia divertida.

Gustavo: permítame le explico mmmm, pero primero permítame presentarle a mi sobrino Alfonso de cariño le decimos el burro.

Alfonso me miro levantando una mano saludándome, sonriendo con cara de estúpido y me dijo hola mientras continuaba bombeando a mi mujer a buen ritmo disfrutando de tan delicioso cuerpo, yo le respondí el saludo de la misma forma.

Gustavo: Rodrigo y Diana vinieron a comprar lo que habían seleccionado ayer mi sobrino estaba conmigo él trabaja aquí ayudándome con diferentes cosas le di trabajo ya que el muchacho no es muy listo el apenas tiene 16  no termino de estudiar solo curso hasta quinto de primaria, perdía el año, no prestaba atención en clase  a mi hermana siempre la llamaban del colegio por que no se portaba bien en fin por eso decidieron buscarle un profesor para que le enseñara en casa pero a medida que creció se empezó a meter en problemas bueno en especial con unos vecinos quienes tenían un par de burros uno hembra y el otro macho, no sé dónde vio o que pero lo encontraron metido en los terrenos de los vecinos cogiéndose a la burra eso se formó un escándalo en el barrio y no fue solo una vez fueron varias veces que se metía donde los vecinos y lo hacía, desde ese entonces le empezaron a decir el burro por su forma de ser y por el buen armamento que se carga entre la piernas.

Diana: aaaahhh siii asiii sigueee siii y sí que está bien armado el niño aaaauuu me está abriendo toda a punta de verga ooohhh que ricoooo.

Mi esposa estaba disfrutando en cuatro como el adolecente le percutía ese pollon dentro de su empapada vagina que parecía que se la fuera a arrancar cada vez que lo sacaba para volverla a meter, el cuerpo sudado de Diana se sacudía completamente sus tetas se movían de adelante hacia atrás, su culazo parecía moverse como una gelatina con cada pollazo que le daban.

Steven: y eso que tiene que ver con lo de la virginidad de su sobrino y que ahora se estén beneficiando de mi esposa.

Gustavo: pues en parte es culpa de tu mujer porque como te había dicho mi sobrino y yo estábamos acá trabajando cuando llego ella con su tío para lo que habíamos quedado de la ropa y los descuentos que le iba hacer ella decidió volver a probarse algunas prendas y a desfilarnos con ella preguntando como le quedaban, mi sobrino no es una persona que sepa mucho de respeto y cuando su esposa se puso aquel vestidito blanco de hombros descubiertos con bordados de rosas que le deja ver esas gordas tetas casi afuera y le marca se culazo pues no se aguantó y le agarro esas tetazas, su esposa se asustó por lo atrevido que era y quedo sorprendida al ver que el muchacho traía bajo su bermuda una erección descomunal que le formaba un bulto impresionante y su esposa no dejaba de ver, ahí tuve que contarle la historia del muchacho y porque era así porque le decían burro todo lo que le conté de él pero su esposa no creyó que Alfonso tenía un pene grande así que pidió que se lo mostrara para comprobar, apenas lo vio y vio lo enorme que lo tiene le dio pesar con Alfonso y se ofreció a quitarle su virginidad siendo su primera mujer.

Diana: aahhh siiii amor es cierto ooohh pero yo no le creí que le decían burrooo aaayyy porque también estuviera bien dotado aaahhh pero era verdad aaaayyy Alfonsito burrito te gustaaa aahh lo que me estás haciendo uummmm.

Burro: siii señora es mejor que hacerlo con la burra  me aprieta más el pene y se siente más rico siiii.

Diana: aaayyy burrito tienes que dejar a la burrita consíguete una mujer mayor aaaauuu ya verás que te lo van agradecer ooohhh me lo prometes siiii por eso te estoy ayudando hacerte hombre aaahh

Burro: si señora.

Diana: sigue así burrito sigue así no pares por favor aaahhh lo haces muy bieeenn aaayyyy.

Alfonso siguió fornicando a mi esposa llenándola de placer ante la mirada de todos.

Gustavo: pues como puedes ver mi sobrino no es muy agraciado y nada brillante además las chicas de su edad gracias a su reputación por lo que tiene entre las piernas se asustan pasando de él y su único contacto sexual ha sido con la burra gracias a dios su esposa al verle el pollon a mi sobrino se ofreció a ayudarlo para que se hiciera hombre y dejara de meterse en la propiedad del vecino.

Rodrigo: si cuerno tu esposa es un alma de dios jajaja que hace todo desinteresadamente jajajaja por eso hicimos un trato que a cambio de los favores de tu mujer para con Gustavo y burro pues nos daba la ropa como pago jajaja como vez a la putita de tu esposa jajaja.

Gustavo: don Steven espero que no se moleste por lo que le hacemos a su mujer.

Steven: no, no en este viaje he aprendido que si mi esposa es feliz yo lo soy también y no hay nada mejor que ver a tu esposa realizada y plena, es amor incondicional.

Diana: aaahhh amor te amo mi vida gracias oohhh por entenderme y permitirme ser quien soy, aaahh siempre te voy amaaarr uummm.

Gustavo: bueno Alfonso ya es mi turno con la señora ahora me toca a mí que le quiero hacer ese culo.

Alfonso le saco el pollon a mi mujer que estaba extasiada para luego Gustavo tomo a Diana y subirla al mostrador de madera de la tienda abriéndole las pierna colocando sus rodillas al lado de sus tetas dejando expuesto su ano rosadito para después enterrar su cara entre sus voluminosas nalgas empezándole a comer el culo pasándole la lengua, enterrándosela, dilatándola para después empezarle a meter los dedos terminándola de dilatar cuando ya la estuvo lista se la empezó a meter lentamente ahí sobre el mostrador con las piernas abiertas, mi esposa solo se mordió el labio cuando sintió que Gustavo se la metió en su totalidad para empezar un mete y saca a buen ritmo haciéndola gemir así la tuvo un rato hasta que decidió cambiarla e pose tomo una butaca alta que había al lado del mostrador parecida a la que hay en la barra de los bares la hizo sentar en ella arqueando su espalda, sacando el culo dejando esas nalgotas afuera vulnerables con sus brazos y sus enormes tetas apoyadas en el mostrador mientras él se puso atrás de ella apuntando con su gorda verga quedando a la misma altura de ese par de nalgas gracias a la altura de la butaca que teniendo a mi esposa así de ofrecida se la metió toda por el culo sin miramientos haciéndola gemir para después ponerle las manos en la cadera y empezarla a embestir duro.

Diana: aaaayyy que duro me estas abriendo toda aaaahhh

Gustavo: te gusta ooohh.

Diana: siiii aaahhh eres un pervertido ooohhh que rico.

Tuve que liberar mi pene de su encierro y empezarme a masturbar, era excitante ver a mi mujer ahí sentada con su cuerpo sudoroso, poniendo el culo mientras un tipo que apenas conoció el día anterior le enterraba la verga por el culo aferrándose a su cintura bombeándola a gran velocidad, Gustavo se veía extasiado y como no, se estaba cogiendo a una milf toda una hotwife que ni en sus más excitantes sueños se podría imaginar, Gustavo subió sus manos para agarrarle ese par de voluminosas tetas y apretárselas con desesperación mientras le seguía imprimiendo un mete y saca a gran ritmo, con fuerza la atrajo hacia el quedando su pecho y su espalda juntos para después tomar su rostro con una mano girarlo y empezarla a besar apasionadamente estuvieron un tiempo así hasta que Rodrigo reclamo a su sobrina.

Rodrigo: bueno ahora me toca a mí preciosa.

El viejo se acostó en el suelo con la polla parada mi mujer inmediatamente se puso ahorcadas sobre el enterrándose esa verga de un sentón para después empezarlo a cabalgar mientras el viejo la manoseaba agarrándole las tetas el culo dándole nalgadas, mi esposa gemía feliz gracias a la atención recibida dándose fuertes sentones sobre su tío repetidas veces algunas veces se daba un sentón fuerte y profundo enterrándose la totalidad de esa gruesa y gorda masa de carne para después empezar a mover sus caderas en círculo buscando que ese pollon le diera más placer.

Diana: aaahhh tío que riocooo nunca me voy a cansar de tu pollon ooohh

Rodrigo: bebesota nunca me voy a cansar de ti de lo rica que estas uuufff.

Diana estuvo cabalgando un rato a su tío hasta que empezó a pedir más verga.

Diana: aaayyy quiero más verga tío, uuumm, dame más, más por favor.

Rodrigo: ya oyeron a la puta de mi sobrina.

Rodrigo tomo a Diana por la espalda atrayéndola hacia el besándola apasionadamente dejando su culo parado, haciendo una seña con su mano llamo a Gustavo para después posar sus dos manos en ese par de nalgotas que tiene mi esposa y abrírselas enseñándole su abierto ano fácilmente Gustavo entendió la indirecta  sin esperar le enfundo su gorda verga hasta el fondo lo cual sorprendió a mi mujer quien pego un fuerte grito que ni la música que sonaba pudo opacar, Gustavo empezó a meter y a sacar su verga coordinándose con la de Rodrigo mientras uno entraba la otra salía mi mujer no pudo aguantar  poniendo los ojos en blanco empezó a convulsionarse teniendo un fuerte orgasmo podía ver como sus jugos salía de entre la verga de su tío, mi esposa quedo como una zombi momento en el que Rodrigo le dijo a burro ponela a mamar, burro de manera tosca la agarro del cabello levantando su cabeza dirigiéndola a su monstruoso miembro para después metérselo a la fuerza por la boca dirigiendo un mete y saca sin importarle que le pasara a mi mujer, Diana no pudo hacer nada simplemente resistió como pudo los pollazos que le daban y como pudo empezó a mamar, así tuvieron a mi esposa se la cogieron sin descanso usándola como un vil objeto hasta que Rodrigo anuncio su venida.

Rodrigo: aaaahhhh perraaaa me voy a venir te voy a llenar adentro con mi lechita aaahhh te voy a preñar, te preño, te preño aaahhh putoooonnn aaaaahh.

Pude ver como las peludas y gordas pelotas de Rodrigo se empezaron a contraer de forma espasmódica cada vez que le metía un lechazo a mi esposa no pude calcular cuántos fueron pero eran demasiados se le estaba empezando a rebosar por la vagina mientras aún tenía ese pollon adentro me la estaban llenando por completo en ese momento mi mujer volvió a poner los ojos en blanco a perder el control de su cuerpo con espasmos su orgasmo fue pleno mi mujer estaba casi desmayada y aun así ni burro ni Gustavo dejaron de cogérsela no se detenían hasta que también anunciaron su  que iban a acabar.

Burro: aaahhh se me sale el semen, le voy a llenar la boca a la señora aaaahhh.

Gustavo yo también me vengo aaahhh le lleno el culazo se lo lleno aaaahhh.

Las gordas bolas peludas de burro empezaron a surtir de leche a mi esposa vi como sus mejillas se empezaron a inflar por la cantidad de semen que llenaba su boca la cual no pudo contenerlo más y empezó a salir de ella grandes goterones chorreándole los labios el mentón las tetas y el abdomen rápidamente les sacaron sus miembros dejando a mi pobre esposa tirada en el piso casi desmayada brotando semen por todos sus agujeros, me corrí placenteramente viendo esa imagen.

Mi esposa quedo hecha polvo en el piso mientras Rodrigo, Gustavo y burro se vestían riendo contentos por la hazaña cuando Diana pudo recuperase le pidió el baño prestado a Gustavo donde se arregló un poco y se vistió de ahí agradeció a Gustavo y a burro por la ropa, ellos también agradecieron a mi esposa por su servicio social de ahí salimos a comer algo y luego para la casa, mi esposa quería salir en la noche a bailar o a tomar algo así que tomo una ducha y fue a dormir un rato mientras Rodrigo y yo tomamos unas cervezas  y veíamos la televisión después cenamos algo y a eso de las 10pm salimos a buscar un sitio donde pasar un buen rato Diana se puso unas sandalias, un  short blanco que le marcaba bien el culo metiéndose entre sus nalgas y un a blusita negra de tiritas las cuales se estiraban al máximo sosteniendo  ese buen par de tetas lechosas no llevaba sostén, su cabello lo llevaba suelto en fin fuimos hacia la carretera que pasaba junto a la playa ahí habían varios sitios con discotecas y bares, entramos en uno tomamos una mesa empezamos a beber hablamos Diana quería bailar así que salió con su tío a la pista la gente solo miraba a mi mujer por lo buena que estaba y no podían creer que estuviera con un viejo tan desagradable como su tío seguro pensarían que era su sugar daddy así paso el tiempo bebíamos y salían  a bailar Diana ya más bebida y con la música de reguetón se soltó más restregando su cuerpo con el de su tío quien aprovechaba para meterle mano agarrarla del culo sobarle las tetas mientras ella restregaba su culo sobre el bulto de Rodrigo al ritmo de la música la gente solo miraba sin creer lo afortunado que era el viejo verde de Rodrigo ya de lo caliente y borracha que se estaba poniendo mi mujer decidimos irnos para la casa donde mi esposa me mando a dormir a la habitación de su tío mientras su tío pasaba la noche con ella en nuestra habitación no cabe de decir que desde la habitación escuchaba los gemidos de mi esposa y Rodrigo mientras yo me masturbaba hasta quedar dormido.

A eso de las 10 am desperté me asome a mi habitación Diana y Rodrigo estaban desnudos durmiendo mi mujer abrazaba a su tío con la cabeza sobre su pecho y su pierna sobre la de el mientras este le pasaba su brazo izquierdo por la espalda poniendo su mano sobre su nalga. Los deje durmiendo baje comí algo al ver que llegaba la hora del almuerzo pedí algo para comer a eso de las 12:30pm bajaron Diana y Rodrigo a comer, Rodrigo me dio un simple hola y  mi esposa me saludo con un beso apasionado y muchos mimos se encontraba de muy buen humor y sonriente.

Diana: bueno prácticamente este es el último día así que tenemos que aprovechar para salir y conocer más.

Steven: si amor creo que debemos ir a la parte histórica.

Diana: buena idea hay que sacarnos fotos me voy a poner bien linda.

Terminamos de comer una hora después estábamos listos yo traía una camisa blanca, un jean y unos zapatos negros, Rodrigo unos jean, una camiseta roja y unos tenis pero mi mujer era todo un espectáculo se puso el dichoso vestido blanco con bordados de rosas que negocio con Gustavo a cambio de sus favores estaba para comérsela, la tela suave y lo ceñido de este resaltaba su voluptuosa figura mi esposa se veía hermosa su escote recto que dejaba ver casi la mitad de sus voluminosas tetas que resaltaban con el hermoso y elaborado bordado de rosas que rodeaba todo el vestido,  la parte del abdomen ceñido resaltaban sus caderas como si fuera la forma de una guitarra, la falda caía suelta a medio muslo dejando divisar la forma de su redondo trasero enseñando sus gruesas y torneadas piernas que terminaban con unos tacones blancos de tiritas que la hacían ver más esbelta levantando más si se puede ese culazo que hace desviar miradas por las calles, con sus uñas de manos y pies pintadas de rojo su cabello suelto y sus labios de un rojo brillante estábamos listos para salir iba a tomarla de la mano y a decirle lo preciosa que estaba pero Rodrigo se me adelanto haciéndome a un lado y tomándola de la mano.

Rodrigo: con permiso cuerno, pero mira que preciosa te vez sobrinita de solo verte así me dan ganas de abandonar a tu tía Camila para que nos vayamos a vivir juntos.

Diana: hay tío que cosas dices sabes que amo a mi esposito y nunca lo voy a dejar pero la puerta de nuestra casa siempre están abiertas para cuando quiera visitarnos cierto mi amor.

Steven: si claro.

Dije algo molesto.

Rodrigo: que afortunado eres cuerno, bueno vámonos que se nos acaba el día.

Tomados de la mano como estaban salimos a buscar un taxi paramos uno y Rodrigo muy caballeroso le abrió la puerta a mi mujer para que entrara luego entro él y a mí me dijo que me fuera adelante le pedimos al conductor que nos llevara a la parte histórica de la ciudad en el transcurso del viaje el conductor no dejaba de ver a mi esposa por el retrovisor lo acomodo para verla mejor yo miraba hacia atrás de vez en cuando y veía como Rodrigo la tenía abrazada pasando su brazo izquierdo por su espalda agarrándola de la cintura y su mano derecha sobre su pierna derecha sobándosela mientras le daba besitos en la mejilla y su cuello todo ante la atenta mirada del taxista seguimos el viaje y empecé a notar que el taxista iba más lento lo mire y estaba más atento al retrovisor que al camino pude ver como se mordía el labio y tenía un bulto en el pantalón cuando mire hacia atrás vi la razón por la que estaba así ya la mano izquierda no estaba en la cintura de mi esposa ahora se encontraba sobre su teta izquierda apretándosela moviéndola en círculo jugando con ella sobre su vestido y su mano derecha ya no estaba sobre su pierna ahora se perdía en su entrepierna moviéndose de adentro hacia afuera con facilidad gracias a que mi mujer se lo facilitaba abriendo un poco las piernas, todo esto mientras se besaban suavemente disfrutando el momento.

Steven: que hacen?

Rodrigo: nada cuerno solo un poco de morreo y cariñitos jajaja.

El taxista me miro extrañado para luego sonreír

Steven: pero podrían disimular un poco.

Diana: si perdón cariño.

Rodrigo: no pasa nada cierto amigo.

Le dijo al taxista.

Taxista: claro no hay problema.

Momentos después ya estábamos llegando mientras mi esposa y su tío bajaban del vehículo yo pagaba al taxista este me dijo

Taxista: veo que son una pareja muy liberal ehh.

Steven: si algo.

Saco una tarjeta y me la dio en ella se leía club vicious

Taxista: es un club muy popular donde van muchas parejas liberales de todas las edades y gente que busca algo de acción usted me entiende está en una playa privada tiene discoteca y bar en la playa puede bañarse tener relaciones y hacer intercambios creo que a tu mujer y al viejo le puede gustar.

Steven: ok gracias se los voy a comentar.

Guarde la tarjeta en mi bolsillo y empezamos a caminar por las pequeñas callecitas de piedra admirando las casas antiguas muy coloridas de arquitectura colonial mi esposa se llevaba todas las miras de turistas y transeúntes podía ver como algunas mujeres la miraban con celos ante la reacción que causaba en sus parejas también habían miradas de envidia y desaprobación en algunos hombres y mujeres que miraban extrañadas como tremendo mujeron podía estar con un viejo, calvo, feo, mal encarado y barrigón ya que mi esposa iba siempre tomada de la mano de su tío o de gancho algunas veces Rodrigo la llevaba de la cintura como si fueran pareja dándose piquitos en la boca mientras yo iba a su lado excitado permitiéndolo, nos empezamos a tomar fotos con mi celular en las fachadas de las casas donde salía ella sola o yo solo o yo abrazando a mi mujer muy cariñosos o Rodrigo besándose con Diana o pedíamos un favor a alguien para que nos tomara fotos a los tres juntos donde posábamos como marido y mujer junto a su tío o donde Rodrigo y Diana posaban como amantes y yo como amigo y así seguimos sacando fotos mientras íbamos a catedrales antiguas o a monasterios o a cualquier sitio turístico al que íbamos, cuando podía Rodrigo le metía mano a mi mujer disimuladamente sobándole el culo.

Llegada ya la noche aprovechamos para ir a un centro comercial Diana no pasó desapercibida en aquel lugar por su bello rostro y lo voluptuosa que se veía con su vestido nuevo ante la mirada de los hombre y algunas mujeres en los cuales despertaba malos pensamientos mientras miraba vitrinas dando un espectáculo inconscientemente cuando se agachaba para mirar algún artículo en las vitrina dejando ver el inicio de su potente culo o como casi sus grandes tetas intentaban escapar de su escote el tiempo paso y a eso de las 9pm paramos en la plazoleta de comida para comer algo mientras comíamos y con todo el cachondeo del día estaba excitado así que les comente lo que me dijo el taxista mostrándoles la tarjeta dándosela a mi mujer.

Steven: el taxista me dijo que era un club muy popular para parejas liberales donde hacen intercambios está en una playa privada con música y bar.

Diana: ay amor que pícaro eres, que guardadito te tenías esta invitación pero sabes me parece buena idea para terminar con broche de oro este viaje con una buena rumbita tenemos que ir.

Rodrigo: si cuerno al fin tienes una buena idea vamos.

Steven: yo solo comentaba lo que me dijo el taxista.

Diana: si bueno, paga para que nos vayamos de fiesta.

Pague la cuenta fuimos a la bahía de taxis mi mujer se montó con su tío atrás y yo adelante le dije al conductor donde íbamos el sonrió y miro hacia atrás para ver a mi esposa y su tío para decir claro yo conozco el lugar jejeje. Durante el viaje Rodrigo aprovecho para meterle un buen morreo a mi mujer como precalentamiento al llegar al sitio mi esposa se adecento su vestido se arreglándose un poco para quedar decente el sitio quedaba al lado de la playa la fachada era un muro grande sobre el muro habían unas letras en neón que decía vicious  también había una puerta donde había un par de porteros negros grandes a un lado había una pequeña ventana donde algunas personas hacían cola era una caja donde se pagaba la entrada por pareja eran 20 mil pesos y por persona 15 mil pesos, también se me dijo que si necesitaba una habitación me dirigiera a la mansión que ahí había una recepción donde nos alquilarían una, pague los boletos se los pasamos a los porteros quienes miraban las tetas y el culo de mi esposa sin disimular mientras entrabamos al pasar pudimos ver una mansión al lado izquierdo al lado derecho en frente de ella un jardín enorme con palmeras y plantas y algo de pasto un camino de piedra llevaba hasta un kiosco grande que quedaba entre la playa y el jardín que funcionaba como bar alrededor de este tanto en el jardín como en la playa habían mesas con sombrillas repartidas por el lugar también habían grandes bocinas repartidas por el lugar de las cuales salía música para bailar y tanto en la parte del jardín como en la playa habían un espacio para que las personas pudieran bailar el lugar mientras caminábamos por el jardín buscando mesa se podía ver que el lugar estaba casi lleno veían personas bailando en la improvisada pista de baile otras en las mesas tomando cuando uno de los meseros nos vio y nos preguntó si necesitábamos mesa le dijimos que sí y nos llevó a una que había al final del jardín ya instalados nos atendió mi esposa pidió un coctel, Rodrigo una cerveza y yo un wiski.

Mientras estábamos en la mesa podía notar como de las otras mesas miraban a la nuestra sobre todo a mi mujer Diana quiso bailar así que salió conmigo bailamos una canción de salsa yo como no se bailar casi apenas pude pero eso no evito las miradas que le daban a mi mujer, volvimos a la mesa seguimos tomando un rato después Rodrigo y Diana salieron a bailar así estuvimos aun que Diana y Rodrigo salieron más beses a bailar en una de esas que estábamos en la mesa nos llegó una botella aguardiente el mesero nos dijo que era un regalo señalándonos a otra mesa donde había un hombre blanco, alto, atlético de cabello negro con una varaba bien cuidada atractivo junto a él una mujer de cabello negro largo hasta mitad de la cintura traía un vestido negro ceñido al cuerpo que le llegaba a la mitad de sus muslos con un escote en v que permitía ver su cuerpo estilizado como de modelo trasero respingón senos pequeños pero bonitos.

Diana: que amables son por que no los invitamos a nuestra mesa para compartir la botella amor.

Steven: si buena idea.

Le dije al mesero que por favor les dijera a los de la otra mesa que queríamos compartir con ellos, la pareja se acercó a nosotros se presentaron como Roberto y Elena estuvimos hablando mientras tomábamos de la botella nos contaron que tenían 38 él y 35 años ella con un hijo de 9 años el abogado y ella diseñadora de interiores casados hace 10 años venían de Medellín y habían venido a tomar unas vacaciones solos también nos contaron que eran una pareja liberal y que habían entrado al mundo del intercambio de parejas hacia 3 años que eso les cambio la vida y les revivió la pasión que le habían recomendado este sitio donde también se hacían intercambios de pareja también nos preguntaron sobre nosotros le contamos que éramos recién casados que estamos de luna de miel, tenemos un bebe y que apenas estamos entrando en este mundo aunque yo pensaba que mi mujer ya tiene más años de experiencia de sexo con otras parejas y que nos acompañaba su tío que organizo el viaje, Rodrigo intervino diciéndoles que a mí lo que más le gustaba era ver a su mujer teniendo sexo con otros que era un cornudo consentidor ahí entendieron el porqué de la presencia de Rodrigo y lo que en realidad ocurría.

Roberto: te acuestas con tu sobrina uff, pero bueno es que es muy bella como no hacerlo.

Rodrigo: si a mí sobrinita le gustan los buenos machos que estén bien dotados y pues yo tengo lo que ella necesita de hecho yo le quite la virginidad cuando era adolecente.

Roberto y Elena se miraron sorprendidos.

Elena: en serio Diana.

Diana: si y no me avergüenza mi tío es todo un semental ahí donde lo ven sabe cómo tratar a una mujer como yo y lo que me gusta fui afortunada de que el fuera mi primer hombre.

Elena: quien ve a don Rodrigo pero con lo hermosa que es su sobrina uno entiende que no se pueda aguantar nosotros nunca habíamos conocido a personas que practicaran el incesto pero se ve muy excitante no lo crees cariño.

Roberto: claro que si amor.

A medida que pasaba la noche el ambiente se fue calentando se podía ver en las otras mesas como las parejas se besaban o como en otra una mujer le hacía sexo oral a un hombre mientras otra pareja en la misma mesa se besaban mirándolos

Salíamos a bailar ahora mi esposa con Roberto y yo con Elena, sonaba música de reguetón Elena me pegaba su cuerpo de forma muy insinuante al igual que lo hacia mi esposa con Roberto quien le rastrillaba todo su bulto por el perfecto culo de mi mujer de manera descarada mientras lo bailábamos podía ver a otras parejas bailando que hacían lo mismo incluso como a una mujer su pareja de baile le chupaba las tetas, seguimos así bailando y tomando cada vez mi esposa se encontraba más alcoholizada y cuando salía a bailar con Roberto este le metía mano le sobaba las tetas el culo la besaba le metía un morreo en toda ley todo ante la atenta mirada de Rodrigo, mía y Elena quien parecía complacida mientras me sobaba la verga sobre el pantalón también pude ver en la pista de baile como una mujer con su falda subida era penetrada desde atrás por un hombre ya el sitio se había salido de control eran más las personas que estaban teniendo un contacto sexual que las que estaban bailando se estaba convirtiendo en una orgia, cuando volvían a la mesa mi esposa se veía acalorada con sus mejillas coloradas como si se estuviera quemando por dentro con su hermoso vestido desarreglado casi con los pezones afuera se podía divisar el borde de ellos sobre su escote, Rodrigo solo me miraba con una sonrisa burlona.

Diana: uff tengo mucho calor.

Roberto: porque no vamos a la playa así la brisa te refresca no te parece.

Elena: si amor vayan yo me quedo con Steven que me haga compañía llévense al tío para que conozca.

Roberto: claro amor.

Roberto tomo de la mano a mi mujer y se la llevo a la playa junto con su Rodrigo.

Elena: por fin solos guapo ahora es tiempo de conocernos a fondo.

Elena desabrocho mi pantalón sacando mi verga totalmente dura al verla se desilusiono

Elena: no es tan grande como la de mi marido y es mucho mas delgada.

Igual con una sonrisa pícara en su rostro la tomo con su mano empezando hacerme una paja a las tres sacudidas no me aguante y me vine Elena sorprendida indignada y molesta me dijo.

Elena: no puede ser ya acabaste con razón tu esposa te pone los cuernos con ese pene tan delgado y eyaculador precoz y mira me ensuciaste el vestido.

Steven: perdón no lo pude resistir estaba muy excitado.

Elena: cállate inútil ahora me tengo que ir a limpiar.

Tomo su bolso y se fue dejándome solo, me quede mirando cómo se iba sentado ahí mire  hacia las otras mesas veía a las personas teniendo relaciones sexuales otras estaban completamente borrachas en la pista de baile había una orgia en fin me quede esperando como 10 minutos nadie venia sí que decidí ir a la playa en busca de mi esposa por donde pasaba encontraba personas bebiendo o teniendo relaciones estuve buscando pero no los veía  en una de las mesas que había en la playa que estaba más retirada vi un grupo de como unos 10 hombres desnudos entre ellos me pareció ver la calva cabeza de Rodrigo y si ahí estaba no solo el también Elena que se encontraba apoyada de brazos sobre la mesa con su vestido enrollado sobre su cintura y su tanguita  de hilo blanca a medio muslo con su perfecto y redondo trasero parado ofreciéndoselo a el viejo verde de Rodrigo quien se aferraba a ella agarrándola de la cintura dándole con fuerza enterrándole su grande y gorda masa de carne haciéndola gemir y no solo ella estaba gimiendo de placer a su lado se encontraba mi esposa en la misma posición con una de sus hermosas y voluminosas tetas fuera de su escote moviéndose al rimo de las fuertes embestidas que le proporcionaba Roberto, empinada en sus gruesas y torneadas piernas con la falda de su hermoso vestido sobre su cintura y su diminuta tanga blanca corrida hacia un lado dejando ver sus grandes, firmes y redondas nalgotas moverse como gelatina con cada pollazo que recibía mi mujer se veía extasiada y el público a su alrededor también sus erecciones daban cuenta de ello.

Todo esto era de lo más morboso y excitante ver a dos buenas hembras ser cogidas una de ellas tu esposa en una playa rodeados de mirones masturbándose y todo esto ambientado con música de reguetón de fondo tuve una erección nuevamente.

Rodrigo: uff que apretada estas Elenita.

Elena: aahhh no estoy apretada es que la tenes más grande y más gorda que mi marido ooohhh ahora entiendo por qué te revuelcas con tu tío Diana aaahhh.

Diana: aaahh siii es todo un macho aaahh pero tu marido no se queda atrás tiene muy buena verga aaahhhh.

Roberto: gracias mamasota y tu estas muy rica uff desde que te vi sabía que te iba a estar metiendo la polla como a una puta ooohh.

Diana: aaahhh gracias sigue asiiii.

Rodrigo: uff oohh miren quien está aquí hola cuerno.

Elena: aaahh miren quien llego el inútil eyaculador aahhh precos de tu marido aahahh apenas lo toque y se me vino encima aaahhh.

Diana: cornudo marica aaahhh usted siempre haciéndome pasar ver ahh vergüenzas aaahhh ricooo por eso me toca buscar verga en ahh en otra parte mmmmnn.

Continuaron follandose a las mujeres 5 minutos más hasta que empezaron a gemir fuertemente.

Roberto: aaaahh mierda Diana estas muy buena me vas hacer veniiiirrr no aguanto más aaahhh.

Diana: siiii vente, vente yo también me voy a venir hagámoslo juntos aaahhhhhh.

Rodrigo le empezó a dar un fuerte mete y saca a  la empapada vagina de mi mujer para darle una última estocada profunda y venirse dentro de ella para cayendo sobre su espalda aprisionándola sobre la mesa para después tomar su rostro voltearlo y empezar a darse un beso apasionado con lengua ya más recuperado Roberto se levantó sacando su polla morcilluda enfundada en un condón lleno de leche a mi mujer quien quedo tirada sobre la mesa con un sonrisa en su rostro.

Rodrigo también empezó a terminar cogió a Elena de su largo cabello negro y le empezó a dar con fuerza Elena no tuvo más opción que empezar a torcer los ojos teniendo un intenso orgasmo.

Rodrigo: me vengo perra me vengo aaaahhhh.

Elena: dios aaahhh me vengo también me estas volviendo mierdaaaaa aaaahhh

Rodrigo le metió la estocada final dejando caer a Elena sobre la mesa totalmente atontada por los orgasmos para después sacarle su verga que también traía un condón lleno de semen.

Uno de los hombres que estaba mirando impaciente dijo bueno ahora es el turno de nosotros como prometieron, traemos condones como pidieron.

Elena reacciono rápidamente tratando de ponerse en pie mirando a su esposo.

Elena: no, yo no puedo más amor llévame al hotel el hacerlo con un viejo y que tenga ese pollon fue suficiente para mí.

Roberto: ok mi vida.

Roberto se empezó a vestir como pudo tomo a su mujer quien se acomodó su tanga y se bajó el vestido para después despedirse los dos.

Roberto: bueno fue un placer conocerlos Rodrigo, Diana estuvo todo increíble Diana sobre todo tu eres toda una hembra.

Elena: gracias por todo Rodrigo que machote eres que buena cogida me pegaste fue todo un placer adiós.

Rápidamente los dos salieron de ahí y nuevamente el hombre hablo dirigiéndose a Rodrigo y a Diana  bueno no nos van a dejar así ambas estuvieron de acuerdo de pasarla bien con nosotros y ya se fue una.

Diana algo alcoholizada con una expresión de degenerada en su rostro viendo a los 10 hombres desnudos con tremendas erecciones dijo.

Diana: bueno yo estuve de acuerdo con Elena pero ella se fue corriendo pero para que vean como soy les voy a cumplir.

Hombre: que bueno que usted es una mujer de palabra y mejor aún se quedó la que está más buena va a ver como la pasamos de rico

Rodrigo: ok está bien mi sobrina hablo pero solo con condón si no nada.

El hombre rápidamente se puso el condón en su verga de 18cm gruesa tomo a mi esposa la dio vuelta acostándola boca arriba sobre la mesa puso sus torneadas piernas en sus hombros para enterrársela hasta el fondo de su mojada vagina y empezar a bombearla de manera salvaje mientras la cogía libero sus grandes tetas del vestido para empezar apretar su teta izquierda y aferrarse a chupar la derecha…. Mmmm mierda esta perra tiene las tetas llenas de leche dijo el hombre para continuar chupando y bombeando a mi mujer quien gemía con una cara de pervertida totalmente excitada así la tuvo alrededor de 5 minutos dándole a toda velocidad hasta que se empezó a venir dentro de ella llenado el condón de semen.

Rodrigo: cuerno rápido pásame tu celular.

Le di el teléfono a Rodrigo que rápidamente saco unas fotos para después empezar a grabar un video donde la protagonista era mi esposa.

Rodrigo: Esto va a estar bueno cuerno después me tienes que dar una copia.

Así empecé hacerme una paja mientras los 10 hombres se turnaban a mi mujer todos usando condón uno le arranco su tanga para llevársela a la nariz y olfatear el olor a hembra quedándoselo como trofeo, otro la ponía en cuatro y la penetraban por la vagina otro le comía el culo para después enterrársela por el orto haciéndola gemir como una perra otros la ponían a mamar verga para después cogérselas dos tuvieron la idea de hacerle una doble penetración tomaron a mi esposa hicieron que se montara sobre uno de los hombres y que pasara sus piernas por la espalda mientras este la sostenía del culo abriéndoselo para que otro tipo por atrás se la enterrara entera por el culo haciéndola subir y bajar enterrándole sus largos y gruesos miembros sacándole orgasmos a mujer que pedía más y así sucesivamente los 10 hombres que estaban ahí utilizaron a mi mujer para saciarse haciendo una orgia con ella que termino con su vestido arrugado como un cinturón, tirada sobre la arena sudada totalmente extasiada, satisfecha, yo no recuerdo cuantas pajas me hice viendo como esos hombres totales desconocidos se aprovecharon de mi esposa lo único que sé es que me pareció una de las experiencias más excitantes que he visto y por la cara de placer que traía mi mujer creo que también lo disfruto mucho.

Diana: uff cariño ayúdame a levantarme que estoy agotada.

Ayude a Diana a levantarse junto con Rodrigo,  le ayudamos a acomodar su vestido que estaba todo arrugado sudado lleno de arena la adecentamos un poco y salimos del lugar para ir a casa ya eran las 4:45am cuando llegamos Diana tomo una ducha junto con su tío y se fueron a dormir juntos yo nuevamente fui a dormir en la habitación del tío ese día salía nuestro vuelo a las 4:00pm así que había que descansar.

A eso del medio día Diana fue a la habitación del tío donde yo me encontraba durmiendo acostándose encima de mi dándome un beso apasionado para despertarme traía una camiseta blanca mía puesta que la tapaba hasta debajo de su culo debajo de ella no traía nada estaba completamente desnuda con su cabello recogido con un moño sobre su cabeza y con algo de ojeras se veía dulce y sensual a la vez.

Diana: buenos días amor como amaneciste.

Steven: bien amor y tú.

Diana: bien algo cansada fue una noche algo movida.

Steven: pero estas bien.

Diana: si amor y tú.

Steven: bien.

Diana: amor gracias por todo, por aguantar mis caprichos mi forma de ser, por todo quiero que sepas que te amo y eres el único que tiene espació en mi corazón.

Steven: yo también te amo amor y haría lo que fuera por verte feliz.

Diana me lanzo una mirada tan dulce, tan intensa, tan sincera llena de amor para acercarse a mí dándome un beso tan profundo, tan lleno de amor que para mí no existía nada más fue un momento único solo para los dos.

Diana: amor hay que recoger las cosas alistar la maleta, vaciar la piscina ya mi tío pidió comida así que bajemos para comer y alistarnos para el viaje.

Steven: ok vamos.

Bajamos a almorzar ya Rodrigo había servido comimos rápido organizamos la casa a eso de la 1:30pm ya estábamos terminando de organizar Diana dijo que ya se iba a bañar, Rodrigo me pidió que guardara los muebles de la piscina y pusiera a vaciar el agua de ella mientras el sacaba la basura, me puse a vaciar la piscina luego guarde los muebles en la casa ya con todo ordenado subí a organizar la ropa para ponerme y bañarme al entrar note que la puerta del baño estaba cerrada pero se escuchaba el ruido del agua mi esposa al parecer todavía se estaba bañando puse mi ropa sobre la cama, pensé en entrar al baño para bañarme junto a mi mujer así que me desnude busque una toalla para luego entrar y vaya sorpresa que me lleve.

Mi esposa estaba sobre su tío dentro del jacuzzi abrazándolo de espalda a mí su brazo izquierdo pasaba sobre su hombro rodeando su cuello, su mano derecha acariciaba la parte trasera de su calva cabeza mientras su  mentón descansaba sobre el hombro izquierdo de su viejo amante mientras Rodrigo rodeaba con sus brazos a mi mujer sujetándola descansando su cabeza sobre el hombro izquierdo de ella, todo esto con la mitad de sus cuerpos sumergidos en el agua, veía sus cuerpos húmedos como del cabello mojado de mi mujer rodaban gotas de agua por su espalda mientras ella subía y bajaba cabalgando lentamente sintiendo todo su miembro en el interior de su vagina rosando sus cuerpos disfrutando el momento con sus ojos cerrados, en eso Rodrigo abre sus ojos percatándose de mi presencia con una sonrisa burlona me dice.

Rodrigo: cuerno tu esposa me estaba pidiendo el de despedida jejeje.

Diana: perdón amor mmmnnn.

Me respondió mordiéndose el labio inferior.

Rodrigo: ven cuerno entra en el jacuzzi para que veas como le hago el amor a tu mujer por última vez en su luna de miel.

Las palabras que pronuncio Rodrigo me llegaron hasta los huesos la forma ofensiva y humillativa con que las dijo me excitaron tanto que tuve una erección inmediata y al parecer en mi esposa también porque empezó a tener un orgasmo temprano haciéndola gemir  y poner sus ojos en blanco abrazándose fuertemente a su tío.

Rodrigo: aaahh tu mujercita acaba de venirse como una perra cuerno no veas como me aprieta la ver cuando se viene parece que me la fuera arrancar ooohh.

Inmediatamente entre en el jacuzzi me empecé a masturbar viendo como mi mujer reiniciaba la cabalgata sobre su macho suave sintiendo cada milímetro de su gordo y largo pedazo de carne as estuvo un rato gimiendo disfrutando de ese miembro hasta que Rodrigo la desmonto sentándose en el borde del jacuzzi abriendo sus piernas ofreciéndole aquel cilindro de carne venoso a mi esposa.

Rodrigo: vamos amor usa esa boquita chúpamela como sabes.

Mi mujer cogió esa verga con sus dos manos para empezarla a chupar con devoción metiéndose ¾ partes de ese miembro haciéndole una garganta profunda,  pasando le la lengua por todo el tronco desde la raíz hasta la punta metiéndose sus enormes pelotas en la boca succionándolas haciendo que el viejo se retorciera de placer gimiendo y felicitando a mi esposa por lo buena mamadora que es.

Rodrigo: aaahhh si bebe lo haces muy bien sobrinita aahhh como me encanta aprendiste muy bien amor sigue asiiiii oooohh deja que tu marido también chupe de la verga que te hace tan feliz uff comparte con él.

Diana: mmnn glup ven amor ayúdame con esta verga mmnnn glop glop, glop aahh esta sabrosa mmnnn.

Me acerque a mi mujer poniéndome a su lado para empezar a pasar mi lengua por ese tronco mientras mi mujer chupaba su cabeza luego yo se la chupaba mientras ella chupaba sus testículos o ambos pasamos nuestras lenguas por todo ese miembro para besarnos jugando con ese pene de por medio luego Rodrigo tomo a mi mujer poniéndola en cuatro haciéndola apoyar con sus brazos en el borde del jacuzzi con su culote en pompa penas saliendo del agua para colocarse atrás de ella  enfundándole la verga entera por su vagina mi mujer solo gimió abriendo sus ojos sorprendida por la intrusión violenta en su interior de aquel invasor que empezó hacer que mi esposa empezará a delirar de placer ante el bombeo a la que la empezó a someter su tío mi mujer solo gemía y pedía más le suplicaba que no se detuviera que quería estar así para siempre que por favor la preñara que ella le daba todos los hijos que quisiera mi mujer estaba totalmente salida, sometida a los deseos de su tío totalmente entregada, el viejo de solo escuchar la le daba con todas sus fuerzas nalgueándola dándole fuertemente haciendo que sus nalgas vibraran moviéndose como gelatina haciendo ondas con cada pollazo, sus grandes y provocativas tetas con sus pezones rosa totalmente en punta, endurecidos se movían sin control chocando entre ellas, Rodrigo la insultaba  diciéndole lo puta que era que la iba a dejar panzona, bien preñada como una buena hembra debe estar, mi esposa no aguanto más y empezó a convulsionarse en un violento orgasmo sus ojos se empezaron a torcer perdiendo el control de todo su cuerpo haciéndola caer sobre el borde de jacuzzi totalmente ida.

Rodrigo: aahhh la puta de tu esposa se volvió a venir cuerno ufff que rico lo aprieta mmmnnn.

Cuando mi esposa se recuperó se veía agitada con una sonrisa perversa, feliz, Rodrigo la tomo y la acercó a él con fuerza para besarla apasionadamente comiéndole su boca jugando con sus lenguas, Diana se sentó en el borde del jacuzzi abierta de piernas ofreciéndose a su tío mostrando su potente cuerpo mojado voluptuoso con su grandes tetas en punta Rodrigo se arrodillo frente a ella para tomar su vergota y empezar a pasárselo como si fuera una brocha por su empapada vagina para después darle golpecitos con ese duro maso de carne tallándole su clítoris jugando con él, Diana se veía complacida gimiendo suavemente y con una sonrisa pícara en su rostro tomo el duro maso de su tío con una mano poniéndolo en la entrada de su hinchada vagina al ver la acción de su sobrina Rodrigo empujo su pene a las profundidades de mi mujer empezándola a percutir con fuerza dándole placer luego puso una mano en su cadera y con la otra la agarro de una apretándosela le siguió dando un rato así acariciando su voluptuoso cuerpo besándola, Diana complacida gemía.

Diana: que rico me lo haces tío aaahhh como me encanta siento que me abres con tu vergota.

Rodrigo: te gusta amor uuff te gusta más que la de tu marido.

Diana: aahhhh siiii es mucho más ricaaaa aaahhh.

Rodrigo: aaahhh sobrinita me vas hacer acabar ooohhh o voy aguantar muchooo.

Diana: aaaaahhh sí que bueno hazme acabar también lléname con tu leche quiero sentir como tu semilla llena mi útero tioooo aahhh.

Yo me masturbaba enloquecido viendo como mi esposa atenazo con sus gruesas y torneadas piernas a su tío quien aferrándose de sus cadera le empezó a meter con fuerza ese pollon a mi mujer haciendo la gemir pidiendo que le diera más fuerte que la estaba haciendo venir que por favor no se detuviera que la estaba haciendo mujer, Diana estallo en un orgasmo al igual que su tío que no aguanto más y abrazándola con fuerza le dejo ese mazo de carne enterrado hasta el fondo empezándola a surtir de leche vaciándose en su interior.

Diana: aahhh siento todo tu semen caliente me está llenando la matriz aahh estoy llena de ti tiooo me estas embarazandoooo aahhh.

Rodrigo: siiii sobrinitaaa aaahhh te estoy preñando mira cornudo como te dejo preñada a tu mujeeerrrrr aaahhhh.

Ese fue el gatillazo que me hizo acabar e manera intensa y placentera perdiendo todas las fuerzas de mi cuerpo, mi esposa y Rodrigo estuvieron abrazándose y besándose un rato hasta que Rodrigo le saco su polla morcilluda a mi mujer para luego ordenarme que se la chupara y se la dejara bien limpia me arrodille frente  el empezándole a dar una mamada a aquel pollon me lo metía a la boca degustando su sabor y el de  mi mujer mientras ella miraba atentamente sentada en al borde del jacuzzi cuando al fin se la deje limpia salió de jacuzzi tomo su toalla y dijo que se iba a vestir retirándose a su habitación.

Diana: uff amor que intenso, te gusto

Steven: si amor fue muy excitante, pero tú te estas cuidando cierto amor.

Diana: ay amor por que preguntas esas cosas.

Steven: es que tu tío parece tener muchas ganas de que quedes embarazada.

Diana: no, no, he no le hagas caso si este no te preocupes por eso ya te lo había dicho antes a los machos les excita la idea de preñar a una buena mujer pero no pienses en eso más bien vamos a vestirnos que se nos hace tarde.

Steven: está bien confió en ti.

Rápidamente me vestí mientras Diana terminaba de maquillarse, baje a la sala y me encontré con Rodrigo que ya esperaba sentado en el sofá pregunto por Diana le dije que ya bajaba e se estaba terminando de maquillar así que mientras empezamos a conversar.

Rodrigo: Cuerno debo decirte que te tengo envidia tu mujer está muy buena no la vayas a descuidar porque mujeres así no se encuentran y tampoco duran solas mucho tiempo.

Steven: si Diana es única y la amo.

Rodrigo: jejeje cuerno si eres afortunado a pesar de todo ella te ama de verdad he conversado con ella y me lo ha confirmado tú y tu hijo son lo más importante en su vida cuando lo hacemos veo en su mirada placer, lujuria solo sexo pero a ti te mira de manera diferente hay ternura, amor es diferente, es la niña que conocí antes de que la hiciera mujer.

Era algo que no podía concebir que el primer hombre con que estuvo Diana fuera un hombre tan desagradable que para mí no era digno de haberlo hecho.

Steven: Gracias por decírmelo el saber que me ama es lo único que me importa.

Rodrigo: bueno debo confesarte algo.

Steven: ¿qué?

Rodrigo: Diana ya sabía que iba a venir en este viaje para estar juntos lo estuvimos hablando cuando hicimos el paseo a la finca de su tía aunque ella no sabía cómo iba hacerlo yo le dije que no se preocupara que fingiera sorpresa.

Steven: que me dices que Diana ya sabía de todo esto.

Rodrigo: tranquilo no sabía cómo iban a salir las cosas aquí pero si que iba a venir e íbamos aprovechar para estar juntos pero salió mejor de lo que pensé gracias a eso su relación no tiene secretos y se han redescubierto como una pareja liberal han entrado en una nueva etapa más sinceros el uno con el otro sin secretos, tolerantes capaces de hacer cualquier cosa por la felicidad del otro.

En eso tenía razón ya no había secretos nuestra relación entro en una nueva etapa en un nuevo estilo de vida un estilo de vida que me gustaba.

Steven: tienes razón ahora nos amamos más tal y como somos.

Rodrigo: eso es muchacho que entiendan que se aman y que pueden compartir un tipo de sexualidad diferente pero siempre van a estar juntos.

En ese momento llego Diana mirándome con una gran sonrisa.

Diana: ya estoy lista, de que hablaban.

Steven: de nada sin importancia amor, bueno vámonos al aeropuerto que tenemos apenas el tiempo para irnos.

Tomamos el taxi para llegar al aeropuerto ya en el avión Diana se sentó junto a la ventana, Rodrigo se me adelanto y se sentó junto a ella en el asiento del medio y yo quede en el pasillo debo decir que durante el viaje Rodrigo aprovecho para meterle mano a mi mujer, acariciar sus piernas, tocarle las tetas y besarla, diciéndome que tenía que aprovechar porque ya no lo iba a poder hacer más mi esposa solo reía divertida por las ocurrencias de su tío diciéndole que era un pervertido y que lo único que buscaba era calentarla para poder aprovecharse de ella también me decía a mí que tuviera compasión del pobre viejo que era su última travesura con él ya que no lo iba a volver a ver porque en 2 días volvíamos a Europa así estuvieron con ese cachondeo que a mí también me causaba morbo sobre todo cuando paso la azafata repartiendo los refrigerios del viaje y los vio besándose apasionadamente con sus lenguas, la mujer no lo podía creer ver a un viejo calvo, feo, barrigón que podría ser su padre besando a una mujer tan bella que se veía joven como lo es mi esposa, la cara de desaprobación de la azafata era un poema para mí y todo ese morbo me tenía con una erección en mi pantalón que casi me hacía venir.

Aproveche también durante el viaje para organizar las fotos que habíamos tomado con mi celular en las que salíamos Diana y yo como pareja o con su tío de manera decentes para mostrarles a la familia y las otras donde salían Diana y su tío como amantes junto con las fotos y el video de la orgia las guarde en una carpeta diferente para evitar problemas, cuando aterrizamos fuimos a recoger el equipaje íbamos con los demás pasajeros del vuelo caminando por un pasillo que daba un giro hacia la derecha y daba a un espacio amplio donde estaban las bandas transportadoras que entregan el equipaje y donde hay ventanales grandes y una puerta de cristal que da a la salida donde se encuentran esperando las personas que vienen a recoger a los viajeros, en el pasillo justo antes de girar a la derecha Rodrigo tomo a mi mujer para darle el último beso cargado de pasión el cual mi esposa correspondió ante las miradas de las personas que miraban como bichos raros a tan dispareja pareja una mujer de 32 años bella de piel suave con un cuerpazo voluptuosa y un hombre de 57años de aspecto desagradable, de rostro feo y mal encarado algo gordo, barrigón, calvo de piel blanca que parecía que sudaba a cada rato, el ultimo para el camino cuerno me susurro el viejo verde de Rodrigo haciendo reír a mi mujer, al entrar al espacio donde estaban las bandas transportadoras entregando las maletas pudimos ver de frente en primera fila atreves de unos grandes vitrales a mis suegros, nuestro hijo, David el primo de Diana y su tía Camila, tomamos nuestro equipaje fuimos con nuestra familia que nos recibieron con una gran sonrisa a excepción de Camila quien tenía una mirada asesina para después irnos a casa.