1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos)
Cargando…

Escribo otra parte de este relato donde regrese en busca de los nenes para ver si querían que les mamara otra vez las pijas, no los encontré pero me pase un día dejando me ver desnudo muy excitado..
Como todos mis relatos no me gusta engañar a los lectores, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira, desde luego que algunas cosas que escribo se pueden haber dado en alguna parte del mundo.

Durante la semana estuve excitado recordando a los nenes calientes por lo que decir ir el domingo a ver si los encontraba y querían que se las mamara otra vez.

Me Desperté a las cinco de la mañana para otra vez caminar desnudó entre los edificios antes del amanecer y tratar de que alguien me viera.
Me puse de pie y metí en una mochila lo que podría necesitar incluyendo un pantalón deportivo y playera, ensarte en el ano el dildo masajeador de prostats, me puse una panty bikini de nena para que al caminar no se saliera el dildo dejando de fuera las bolas y pija, ya preparado abrí la puerta del departamento y me asome a ver si nadie estaba, salí cerrando la puerta y baje las escaleras, por lo exitado que andaba y miedo que algún vecino saliera de su departamento y me viera me latía el corazón muy rapido.

Antes de salir del edificio mire que nadie estuviera cerca ni en el estacionamiento, salí y camine al auto abrí la portezuela y metí la mochila, me subí encendí el auto para ir a otro conjunto de edificios retirado de casa para que no me reconocieran.
Conduci el auto a un conjunto de edificios cerca del deportivo donde encontré a los nenes, entre al estacionamiento y lo pare cerca del paradero del autobús, aún estaba oscuro encendí el dildo para que vibrará despasio, baje del auto y fui hacia los edificios caminando lentamente por los pasillos cuidando que nadie me viera si yo no quería, porque vi salir a trabajar a hombres, mujeres y algunos de avanzada edad.

Empezó a salir el sol y clarear el día así que me dirigí al estacionamiento para ir al auto, abri la portezuela, al caminar con el dildo dentro moviéndose y vibrando ya tenía muy pegadas las bolas al cuerpo y sabía que estaba a punto para descargar leche, vi que por el estacionamiento cruzaba una señora joven con un nene de unos seis años, pasó dos autos a lado del mío y se paró en el paradero del autobús, ella estaba distraída con su teléfono celular, desidi ir a pararme cerca y descargar la leche para me vieran, me fijé que nadie más viniera, fui y me pare a lado de un arbol a dos metros de la señora y nene que de inmediato me vio desnudó, ella seguia entretenida en el celular solo mirando si venía el autobús, me toque la pija y le sonreí al nene, con la otra mano saque de la panty el dildo y lo empecé a sacar y meter, solté la pija que punzaba de lo dura que estaba, sentí que llegaba el orgasmo abrí un poco más mas las piernas repujando al fondo el dildo, se me salió un pequeño gemido que ella escucho cuando me vio la pija empezó a escupir los chorros de leche, agarró de la mano al nene y dio un paso atrás sin dejar de mirarme, cuando termine me agarré la pija.

—- si te gusta mi pija, te puedo hacer otro nene —
Mientras se lo decía seguía rempujadome el dildo, puso al nene tras de ella para que no me viera
—— cuando ando muy excitado me sale mucha leche, como para hacerte un bebé —-
Sentí que me llegó otro orgasmo
—— mira como se me sale la leche —-

Salieron disparados cinco buenos chorros de leche, vi que ya venía el autobús
—— a tu nene le gustó verme la pija parada, me gustaría hacerte sexo frente a él —-
Escucho al autobús y se pegó más para subir, me metí rápido al estacionamiento y agachado camina por los autos para llegar al mio, cuando me subí vi que el autobús arrancó, apague el dildo, me puse la playera encendí el auto y salí de ahí por si la señora reportaba algo.

Eran las seis y media de la mañana pero fui a parar el auto a la calle donde encontré a los nenes, aunque descargue dos veces leche solo se me bajo un poco la pija, así que me puse un condón por si se me salía leche.
Los nenes no se aparecieron ya eran pasadas las ocho de la mañana, pensé que para no encontrarme se fueron por otras calle al deportivo, me puse el pantalón y acerque más el auto al deportivo y entre a ver si los encontraba, camine viendo a los nenes que jugaban en las diferentes canchas sin tener suerte, no estaban los nenes y yo andaba con ganas de chuparles la pija.

Tenía hambre y fui a un restaurante para almorzar, al ser temprano no había mucha gente y me atendieron rápido, ya había ido ahí varios veces y como muchos restaurantes tenían su zona de juegos para los nenes y nenas, en este estaban dos torres separadas con escaleras, toboganes y comunicadas con un puente colgante, el juego estaba pegado al cristal que daba al estacionamiento, decidí que al salí trataría que algún nene y nena me vieran desnudó echando leche.
Al terminar pague y salí, fui al auto y lo lleve a parar a lado de otro auto pegado al cristal donde estaba la zona de juegos, puse el auto con la parte de atrás hacia los juegos, me quite toda la ropa incluida la panty, abrí la portezuela el otro auto me cubria por si alguien venía, encendí el dildo me quite el condón y baje, estaban tres nenes y dos nenas entre los cuatro y seis años, pero había una nena de unos diez años cuidando y jugando con su hermana, traía un leggins anaranjado donde se le veían unas ricas nalgas y muslos, me pegue más al ventanal con las piernas un poco abiertas, con una mano sostenía el dildo para que no se saliera, el temor que me vieran así hacía que me excitara más, miraba para todos lados por si alguien se acercara, los nenes y nenas pasaban jugando sin verme, hasta, que la nena más grandes pasó por el puente colgante me vio y regreso parandose para mirar, ya con su atención empecé a sacar y meter el dildo para disfrutar el momento, fueron unos cuatro minutos que goce ella,se quedó mirando miéntras los otras seguían pasando por el puente o por abajo sin darse cuenta que estaba ahí desnudó, cuando sentí que ya estaba por llegar el orgasmo di un paso adelante la miré y sonreí, me toque la pija como diciendole si le gustaban, llegó el orgasmo la solté y empezó a echar los chorros de leche, se quedó mirando como salía, cuando termine le sonreí, vi que camino a una de las torres y se bajo por el tobogan, me puse nervioso pues crei iba a decirle a su mami, me iba a subir al auto pero la vi corres hacia mi pegandose al vidrio, la nena caliente quería ver más, agarré el dildo sacandolo y metiendolo, la di la espalda empinando me un poco saque el dildo para que lo viera y lo ensarte otra vez, con la otra mano me jale la pija para terminar rápido porque la nena se podía ir, cuando sentí el orgasmo me pegue el cristal apunte la pija hacía ella y salió la leche cayendo en el cristal y escurriendo, ella por instinto dio un paso atrás, en ese momento llegó su hermana mirandome, apenas termine saque el dildo y se lo ensñe me toque las bolas y pija me tenia que retirar era riesgoso continuar de caliente con la nenas, fui a la portezuela deje el dildo agarré la panty se las enseñe me la puse y camine al cristal como modeló, al llegar las dos giraron las cabezas y saliero corriendo, no sabía si las llamaron o fueron a decirles su mami lo que vieron, así que me subí al auto y salí rápido del estacionamiento.

Después de esas dos eyaculaciones se me bajo la pija, pare unas calles adelante para ponerme el pantalón deportivo y playera, ya no estaba muy excitado y pense regresar a descansar a casa, pero recordé que salí en busca de los nenes del domingo pasado y decidí ir al parque de donde se metían amojara la fuente.
Llegué al parque y busquen un lugar para estacionarme donde viera a los que estaban en la fuente sin bajarme, no tarde en ver jugando a Darío en trusa bikini verde claro, me di cuenta que no estaban con el César ni Alberto, estaba jugando con dos nenes y un nene, después de un rato vi que a veces salían a una banca donde estaba un señor y señora por lo que supuse que eran su papá y mamá, por lo que era riesgoso bajar para que me vieran o tratar de hablar con el.

Aunque en la trusa se le notaba el bulto, no se me paró la pija por la cantidad de leche que me saque frente al nene y su mamá y la nena morbosa que se le salían los ojos al verme la pija parada y como eche la leche.
Me quedé en el parque mirandolo hasta las cuatro de la tarde que salió de la fuente, se vistio y fue con el señor, señora, nenas y el otro nene, encendí el auto para regresar a casa pero de caliente decidí seguirlo a distancia para saber dónde vivia.
Los seguí unas calles y entraron aún grupo de edificios donde vivían gente que trabajaba en el gobierno, los vi entrar a un edificio pegado al estacionamiento.
Ya eran pasadas de las cinco de la tarde y ya no estaba caliente por lo que decidí regresar a casa a comer algo y ver una película, al ir por una avenida me tocó un alto y pare, entre los autos vi a una nena de unos doce años vendiendo chicles, traía una playera amarilla pegada y ya se le notaba los pechos y short pegado y se le marcaban los muslos y nalgas, de inmediato despertó mi pija y se pudo dura, se puso la luz verde avance antes de que llegarás conmigo, decidí dejar que me viera la pija en la siguiente calle giré, estacione el auto y me quite toda la ropa, me ensarte en el ano el dildo y lo puse a vibrar lentamente, ya preparado regrese unas calles para pasar otra vez por esa esquina tratando que me tocará el alto.

Delante de mí quedó un auto, la nena se acercó a ofrecer los chicles no le compraron y la vi caminar hacia el mío, abrí un poco más las piernas para que vieran las bolas, la pija dura apuntaba al ombligo punzando al sentir el dildo, llegó a la ventanilla y de inmediato su vista fue a la pija ni me ofreció chicles, la agarré con dos dedos jalandola despasio nos miramos un instante a los ojos y le dije
—– nena, ando muy caliente, quiero meterle el palo a una nena —-
Solté la pija para que la viera y agregué
—— lo malo es que tú estás muy nena y no te entraría todo el palo para darte leche, sino si te lo metía —-

Pense que después de verme y decirle eso se iba a retirar, pero se quedó mirando la pija sin decir nada, se puso la luz verde y tenía que avanzar así que le dije
—— creo te gusto mi pija nena, si quieres ver cómo le sale leche te espero pasando el semáforo —–
Pase el semáforo y me estacione mirandola por el espejo retrovisor, vi que fue a hablar con una señora supuse que era su mama, la nena señalo mi auto y por los movimientos supe que le estaba diciendo lo que vio y le dije, así que avance y me fui no iba a esperar a ver qué pasaba, eso me puso de nuevo muy excitado y decidí ir en busca de que alguien me viera haciéndome la paja.

Ya casi oscurecía y decidí a un parque ecológico que estaba a la entrada de la ciudad, por la hora ya abría poca gente y podía encontrar a slgun nene o nena curioso que me viera.
A llegar ya estaba oscureciendo, el parque era grande en un terreno con pequeñas lomas, por las veredas se llegaba a lugares donde había mesas para comer ahí, también había varios lugares con columpio, toboganes y otros juegos infantiles.
Pare el auto frente a una de las veredas de entrada, me iba a poner la ropa pero decidí solo ponerme la panty para que no se saliera el dildo y bajar asi al fin ya estaba oscureciendo, me fijé que nadie viniera, baje rápido cerrando auto y entre a la vereda, pasos adelante puse la llave del auto pegada a un árbol y la cubrí con una piedra y hojas, me internera por la vereda atento por si venia gente mayor que no quería que me viera, si escuchaba que venía alguien me metía en los arbustos o árboles ocultadome, al llegar a algunas de las mesas aún habia gente que estaba guardado sus cosas para irse y tenía que regresar y buscar otra vereda, después de andar de caminando escuche ruidos tras los arbustos entre con cuidado y unos metros adelante en un claro iluminado por el alumbrado público vi a un nene de uno trece o catorce años que estaba manoseando a una nena de unos diez u once, lo hacían sobre la ropa, los miré un poco y decidí ponerlos más calientes.

Salí al claro y se separaron asustados, ella miro mi pija parada y le dije
—– andas de calientes, porque no dejas que el nene te meta e palo en la concha —-
Me agarré la pija y agregué
—– mi palo es muy grande, sino te lo metía yo pero te lastimaría —
Se quedaron quietos sin saber que decir ni hacer, aproveche y me pegue más a la nena tocándole las nalgas y concha sobre se el shorts, pegue la cara así oído y le dije
—— nenita, quiro verte las nalgas y concha para que se me salga la leche —
Mientras se lo decía le baje el shorts y panty a medio muslo, le acaricié la concha metindo unos dedos a la entre pierna sintiendo lo húmeda que estaba su vagina
—- el nene ya te tenía caliente, estás mojada por tus juegos —-
Metí un dedo a la vagina y sentí como su cuerpo se extremo,
—– eres una nena caliente, ya quieres que te metan palo —-
El nene solo miraba sin decir nada, al andar de calientes desde que me vio la nena de los chicles sentía a punto del orgasmo, moví el dedo dentro de la vagina y le dije al oído
—nena caliente, no te puedo meter mi palo pero le voy a dar mi lechehe en la concha —

Sin dejar de dedearla, agarré la pija y puse laccabecita pegada al clítoris jalandola para terminar, al sentir eso sonrio, llegó el orgasmo saliendo los chorros de leche sobre el clítoris, labios de la concha y escurrió hacía la vagina,
—– ya te di mi leche nena caliente —-
Le saque el dedo de la vagina y le unte la leche
—— gracias nena por sacarme la leche —-
El nene solo miró, me puse frente a él y deslicé una mano bajo su pantalón bermuda y trusa agarando su pija patada,
—— por ver te pusiste más caliente y tu palo está durísimo —-
Le baje la bermuda y trusa hasta las rodillas mirando su pija parada y sus bola pegadas al cuerpo estaba punto del orgasmo, ya tenía pocos pelos, se la agarré y lo empecé a pajear
— estás muy caliente, no se porque no le metiste el palos a la nena para que te sacará leche —

Me miró muy sonriente gozando la paja que le hacía, le dije al oído
—– nene, quiero que me des tu leche en mi pija —-
Sin dejar de jalarsela la puse pegada a la mi, se la jale tres minutos y dijo
— ya me va a salir —-
Deje de jalarsela y la pegue a la mía sintiendo su leche caliente caer en ella, la nena mientras nos veía se acomodo la ropa, cuando termino deje que la nena viera la leche del nene en mi pija y bolas diciéndole
—— mira cuanta leche le sale al nene, seguro te llenaría la vagina —
Ella se pegó al nene
—- ya vámonos, nos vana buscar —
El se subió la ropa y salieron rápido a la vereda sin decirme nada, no me preocupe de que fueran con sus familiares a contar lo que pasó porque tendríamos decir que se estaban manoseando ellos, salí a la vereda y camimine rápido al auto antes de llegar al pasar por una vereda que daba a unos juegos escuche que hablaban unos nenes, por la paja que le hice el nene seguía muy excitado, entre a la vereda y camine despasio para ver quién estaba, vi que eran cuatro nenes, el mayor de unos doce años y los otros entre los ocho y diez años, me fijé que no estuvieran con algún mayor para ira para me vieran de caliente.

Una vez seguro que nadie más estaba me quite la panty, saque el dildo y lo puse a vibrará s lo máximo, camine y me fui a parar frente a ellos a unos dos metros, al verme pararon de jugar mirandome, les enseñe el dildo sonriendo, gire dando la espalda me empine y metí el dildo al ano, ensartado lo saquen metí despasio unas veces para que vieran, solo se escuchaban sus risas de morbosos y nervios, me enderece y gire para que vieran la pija dura, abrí un poco las piernas, empecé a sacar y meter el dildo muy rápido dejando escapar gemidos de placer, los morbosos se quedaron mirando mientras gozaba lo que sentia, sabía que el orgasmo no tardaría en llegar pues tenía poco que tuve el otro, me estaba bombeando tan rápido que mi mano hacia ruido cuando pegaba en las nalgas.
Estaba tan excitado que a sentir el orgasmo continúen sacado y metieron rápido el dildo y entre gemidos mientras salía leche dije
——-ya,ya,ya,ya, ya, que rico —-
Los nenes al ver salir los chorros de leche rieron, cuando termine saque el dildo se los enseñe la pija aún punzaba y salieron unas gotas de leche escurriendo por ella, les sonreí y me fui sin decirles nada, escuche que el más grande les decía
—– al señor le gusta que le metan una la pija —-

Los escuche reír mientras mientras me alejaba, llegue al auto saque la llave y antes de subir me puse la playera y pantalón y salí de regreso a casa, mientras conducía me dolía el ano por la bombeada rápida que me di y por traer ensartado el dildo mucho tiempo.

Al llegar me duche lavando bien el ano y después me metí crema para calmar el dolor, mientras cenaba pesanba que había sido un buen día porque me vio el nene y su mamá, en el restaurante la nena y su hermanita, en el semáforo la nena vendedora de chicles, en el parque el nene y nena caliente y al final los cuatro nenes morbosos, en total me vieron once desnudó sacandome leche.

Fue mi día de suerte porque otros días que salía de caliente a buscar quién me viera, andaba todo el día y tarde sin encontrás a nadie.

Ese domingo no se me dio el poder mamarle las pijas a los nenes, pero los iría a buscar el siguiente domingo para hacerlo.

En otro relato les contaré que pasa pon esos nenes y de otras veces que me deje ver.
Sebas.