1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)
Cargando…

(EL INICIO DE BIANCA).
En cuanto Alexander partió del rancho de sus padres, marcos de inmediato hizo un viaje con Bianca.

Víctor también había llegado a preguntar por su perra KIKA, la cual se había metido a la casa y marcos mintió a su amigo en decirle que no la había visto, en cuanto Víctor se fue, Marcos de inmediato fue por su caballo.

Puso una correa a Bianca, luego fue a preparar a su caballo para poder montarlo, en cuanto lo tuvo listo, llamo a KIKA y entonces partió en rumbo diferente, al que se fue su amigo.

Después de cabalgar por largo rato sin rumbo, encontró el lugar perfecto, el aire era fresco, casi había un total silencio, de no ser por el canto de los pájaros y el sonido que producían los arboles por el viento.

Marcos desmonto su caballo, ahí lo dejo libre para que pastara, así el aprovecharía un buen rato con KIKA, además de la compañía de Bianca, Marcos de inmediato empezó a desvestirse y cuanto quedo completamente desnudo, llamo a KIKA con un silbido.

KIKA de inmediato se acercó a él, sin perder tiempo empezó a lamer la entrepierna de marcos, su lengua pasaba desde sus bolas hasta la punta de esa verga, que para este momento ya estaba completamente dura.

Mientras tanto Bianca, estaba sentada, observando lo que sucedía, como tratando de entender lo que estaba pasando, marcos llamo a Bianca, la cual, con algo de temor acerco hasta donde ellos estaban, ella movía la cola con timidez, pero pronto cambio de ánimo, sintió la mano de marcos acariciarla, esto hizo, que ella entrara en confianza.

Marcos tomo la cabeza de Bianca y la guio hasta su entrepierna, ahí ella descubrió un olor diferente, un olor que nunca había sentido en su vida como perra, el olor de aquel humano era nuevo para ella, por lo cual, empezó a olfatear sus bolas y toda aquella verga dura.

Bianca, al percibir el olor de su sexo de aquel macho humano y animada por la curiosidad, pasó su lengua por la punta, limpiando las gotas de líquido pre seminal que ya brotaban de la verga de marcos.

Al hacer esto, KIKA se sintió celosa, por lo que, mostro los dientes e intento intimidar a Bianca, pero marcos enseguida calmo a ambas.

Marcos: ¡tranquilas nenas, que para las dos hay verga!

Marcos aparto a KIKA de su verga y le dio toda la prioridad a Bianca, pues la quería preparar para él lo más pronto posible, así ya no tendría la necesidad de salir a buscar a KIKA.

De pronto, Bianca fue apartada de aquella verga, marcos empezó a acariciar la cabeza de la perra y fue bajando la mano lentamente, hasta llegar a sus ancas, justo ahí, empezó a tocar aquella vagina, estaba gorda por su edad o por las anteriores camadas y además tenía un color rosa.

Bianca no entendía lo que estaba sucediendo, estaba asustada, por lo cual, movía las ancas en diferentes lados para apartar su vagina de la mano de aquel humano, pero le fue inútil, marcos inmovilizo el cuerpo de Bianca con los pies.

Estando el cuerpo de Bianca entre los pies de marcos, le era difícil moverse, pero pronto se quedó muy quietecita, marcos había metido un dedo ensalivado dentro de esa vagina, Bianca sintió temor de ese acto, pero por instinto hizo la cola aun lado.

Marcos: ¡vez que se siente rico! ¡Quedate tranquila y disfrutaras más!

El dedo de marcos se encontraba entrando lentamente, en cuanto logro meter un poco más sintió aquel esfínter, con leves movimientos circulares, empezó a intentar penetrarlo, minutos después; Bianca ya se encontraba jadeando y con 2 grandes dedos dentro de su vagina.

Marcos: ¡muy bien, nena ya estas casi lista! ¡Ahora observa y aprende!

Marcos llamo a KIKA, la hizo dar vuelta, luego froto sus dedos húmedos por fuera de aquella hinchada vagina, la perra estaba toda receptiva e hizo a un lado la cola, en ese momento, marcos lubrico con su saliva toda su verga y empezó a penetrar lentamente a KIKA.

En poco tiempo, su pubis hizo contacto con la vagina de la perra, KIKA volteo a ver a Bianca triunfante de tener dentro, los gruesos 18 centímetros de aquel macho humano y marcos de inmediato empezó a coger a KIKA.

Marcos: ¡aprende bien Bianca, que en unos minutos será tu turno!

Varios minutos después, marcos retiro lentamente su verga de la vagina de KIKA, enseguida se dirigió a la cara de Bianca, ella rápidamente empezó a lamer aquella verga, la cual estaba cubierta por fluidos de ambos sexos.

Marcos se colocó detrás de ella, luego empezó a meter los dedos nuevamente, al principio se intentó mover, pero después Bianca se quedó quieta y empezó a disfrutar de los movimientos de aquellos dedos.

Cuando marcos creyó prudente, abrazo a Bianca para que se familiarizara con su cuerpo y con su olor, momento que el aprovecho para frotar la punta de su verga en la vagina de la perra.

Marcos no sintió la necesidad de atar a Bianca pues ella era dócil y mansa, entonces prosiguió a lo que había ido, escupió una buena cantidad de saliva para lubricar bien su gruesa verga y acomodo la punta en la entra de esa vagina canina.

Con un leve empuje, los labios de esa vagina se abrieron, atrapando por completo la cabeza de esa verga, Bianca al sentir que algo más grueso empezaba entrar en su vagina, hizo a un lado su cola y volteo a ver a su nuevo amo.

El permiso estaba autorizado, ahora era momento para culminar lo que ya se había empezado, marcos empezó a empujar lentamente sin detenerse, hasta que logro toparse con aquel esfínter, estuvo jugando con él por unos minutos, pero solo le permitía la entrada de la cabeza y segundos después marcos sujeto fuerte a Bianca.

Con una fuerte estocada, aquel esfínter se abrió, permitiendo el paso de aquella verga humana, Bianca chillo un poco e intento zafarse, pero le fue inútil, marcos la tenía fuertemente aferrada a él con sus grandes manos y de otro fuerte empujón termino por entrar en ella.

Marcos se quedó quieto por un instante, sintiendo el calor y la estreches de aquella vagina, luego empezó acariciar el lomo de Bianca para tranquilizarla, pues en ese momento ya había logrado su cometido.

Marcos: ¡ahora eres mía nena!

En ese momento, empezó a mover su pelvis lentamente, aquella vagina se amoldo perfectamente al tamaño y grosos de esa verga, por lo que rápidamente facilito los movimientos de vaivén.

En cuestión de minutos, aquella verga entraba y salía a un ritmo acelerado, marcos tenía que parar para no acabar pronto, pues la estreches y el calor que emitía esa nueva vagina, era demasiado para él.

Pero continuo penetrándola por unos minutos más, viendo como su vello púbico topaba con esa vagina color rosa, la cual ya se había amoldado perfectamente a la dimensión de su verga.

Marcos acelero sus embestidas, entraba y salía de esa vagina rosa, haciendo que Bianca jadeara de placer, pues ella nunca había disfrutado de una cogida así en su vida perruna; bastaron un par de movimientos más y marcos estallo, varios chorros de leche fueron a parar al interior de Bianca.

El cuerpo sudado de marcos, se desplomo sobre la perra y así pegados se quedaron por largo rato, aquel primer coito, había sido muy satisfactorio para ambos.

Cuando marcos logro reponerse por completo, se despegó del cuerpo de Bianca, lentamente fue retirando su verga, la cual no había perdido su firmeza, la perra al sentir que estaba vacía, de inmediato empezó a lamer aquella verga que le había provocado mucho placer y después, se lamio su vagina, saboreando por primera vez la leche de un macho humano.

Marcos se recostó en el pasto aun desnudo, pues necesitaba un descansando para continuar con un segundo raund; 10 minutos después, sintió una lengua áspera lamer su verga y entonces dijo.

Marcos: ¡ya se KIKA, es tu turno!

Cuando marcos abrió los ojos, se dio cuenta que no era KIKA sino Bianca la que estaba haciendo eso, viendo a todos lados, se dio cuenta que solo estaban ellos dos y que KIKA se había marchado.

Marco: ¡al parecer KIKA se puso celosa de ti nena! (jajajaja) ¡pero mejor para ti, así te acostumbrás a comer verga humana más rápido, porque tienes que estar lista en 2 semanas, porque regresa tu anterior amo!

Ese día Bianca probó aquella verga varias veces más y así continúo en la primera semana, pues marco estaba feliz de tener una vagina canina, que podía tomarla en cualquier momento sin que ella se cansara o dijera algo; pero en casa su madre le hizo un pequeño comentario.

BERTHA: ¡Mi amor! ¿Te puedo preguntar algo?

Marcos: ¿dime mama?

Bertha: “he notado que Bianca tiene la vagina hinchada”

Marcos: “pues tu hijo dijo que pronto entraría en celo” ¿no te acuerdas?

Bertha: ¡es verdad! ¡Entonces tendrás que cuidarla mucho!

Marcos: ¡no te preocupes mama, yo me encargo de que ningún perro la monte!

Marcos se apretó la verga y viendo a Bianca se empezó a reír.

 

Bianca ahora tenía un nuevo hogar, nuevo amo, nuevas experiencias en su vida y rápidamente fue presentada con los amigos de marcos, para que aprendiera a cazar como los otros perros.

 

CONTINUARA….               “saludos y recuerden mi telegram @Angelblacks