1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)
Cargando…

Marcos no podía creer lo que acaba de ver, jamás pensó que su hermano se fuera capas de coger a una perra y antes de que Alexander lo viera, marcos se fue a su cuarto. .
Alexander se acomodó el pantalón, todo sudado, entro a la casa de sus padres, KIKA fue detrás, pero él no le permitió la entrada; se quitó toda la ropa y en seguida se fue a bañar, pues quería dormir fresco.

Cuando Alexander terminó de bañarse, con toalla en la cintura fue por un vaso de agua a la cocina, al pasar por la puerta principal, sintió curiosidad de ver si la perra se había ido; que sorpresa se llevó, KIKA seguía ahí, esperando en la puerta.

En cuanto Alexander abrió la puerta, KIKA de inmediato empezó a mover la cola, como si tuviera mucho tiempo de conocerlo, cuando Alexander se acercó acariciarle la cabeza, KIKA se metió al interior de la casa; Alexander se rió un poco e inmediato camino hacia su cuarto, KIKA fue detrás de él y aquella puerta se cerró con seguro.

Marcos intentaba dormir, pero por el suceso que acababa de ver, le era difícil conciliar el sueño, aunque ya se había masturbado 2 veces viendo a su hermano coger a KIKA, la verga aun la tenía muy dura y salió en busca de esa perra.

Camino por los alrededores sin lograr encontrarla, marcos supuso que KIKA había regresado a su casa, así que regreso a su cuarto muy triste; cuando marcos estaba a punto de entrar en su cuarto, sintió curiosidad por saber si su hermano ya dormía.

Intento abrir la puerta pero tenía llave, tomo una silla, luego muy despacio la puso junto a la puerta, marcos se subió sobre la silla y asomo la cabeza, por el cristal que adornaba la parte superior de la puerta.

Marcos vio al interior del cuarto, se llevó una gran sorpresa, vio a su hermano parado a un lado de la cama totalmente desnudo, junto a él se encontraba KIKA, ella estaba sobre la cama frente a él, su áspera lengua pasaba por toda la verga gruesa de Alexander; quien gustosamente recibía aquellas lamidas proporcionadas por la perra.

Marcos no podía creer lo que sus ojos estaban viendo, jamás pensó que su hermano llegara a tanto con aquella perra; en un segundo, Alexander giro a KIKA, dejo caer una buena cantidad de saliva en su gruesa verga y la fue enterrando lentamente en la vagina hinchada de la perra.

Aquella verga nada más avanzó unos centímetros, Alexander de inmediato se topó nuevamente con aquella barrera, que impedía que su verga avanzara, por más que empujaba hacia adelante, le era difícil meter más su dura verga.

Alexander se preguntaba ¿porque sucedía eso? si horas antes pudo meter su verga dentro de la perra; Alexander se quedó quieto por un momento, fue entonces cuando el observo, como KIKA arqueaba la columna, parando un poco más las ancas, en ese momento ella retrocedió, permitiendo que la punta de aquella verga abriera su anillo interior.

Alexander sintió como se abría aquel anillo, entonces muy despacio fue empujando su pelvis hacia adelante, sintiendo como centímetro a centímetro de su gruesa verga, iba desapareciendo en el interior de aquella vagina.

Alexander quedo fascinado, su pelvis chocó con aquella rica vagina, ahí fue donde recordo, que a las perras tienen un  anillo, el cual abren para dar paso a la verga de un perro o humano; Alexander se quedó quieto sintiendo como toda su verga era exprimida, aquella vagina emitía unas fuertes contracciones.

Alexander no podía creer, que la vagina de una perra diera tan rico placer, lentamente empezó a retirar su verga de aquella vagina, para enseguida, ir la hundiendo despacio, así empezó el vaivén lentamente y posteriormente las embestidas fueron más fuertes.

Alexander: aaaaaaahhhhh rico, aaaaaaahhhhh

Marcos solo observaba desde arriba de la puerta, en su bóxer se apreciaba aquella mancha húmeda por el líquido pre seminal, así también era notoria la gran erección que tenía, marcos nada más se consolaba apretándose fuertemente la verga, las bolas le dolían, en verdad quería cogerse a la perra.

Marcos vio a su hermano Alexander separarse de la vagina de KIKA, pensó que el coito ya había terminado, pero no fue así, Alexander fue acariciando a KIKA, con las caricias que le hacia la fue acomodando al centro de la cama, cuando por fin la tuvo con las patas hacia arriba; Alexander se puso detrás de ella, acomodo su verga en la entrada de aquella vagina y la empezó a penetrar.

Poco a poco, Alexander se fue acomodando encima de la perra, ahora estaba en posición de misionero sobre KIKA, aquella escena era fenomenal para marcos, viendo a su hermano totalmente desnudo cogiéndose a KIKA, en esa posición podía ver claramente cuando su hermano enterraba toda su verga en aquella vagina.

Sus bolas chocando acompasadamente en el culo de la perra, aquella hinchada vagina, se amoldaba perfectamente al grosor de aquella verga humana, para marcos era excitante, ver a su hermano totalmente desnudo cogerse a KIKA.

Alexander: ¡que rica vagina tienes KIKA! ¿Te gusta mi  verga eh?

Alexander estaba realmente encantado con aquella vagina, había cogido con varias mujeres, pero ninguna se comparaba con la que estaba cogiendo en ese momento; el placer que sentía era tan rico, que había logrado retardar su eyaculación 2 veces, pero en su tercer intento, no pudo contenerse.

Empezó a coger con más fuerza aquella vagina, su verga entraba y salía con mayor rapidez, la cama se movía al compás de sus movimientos; para este momento Alexander se había olvidado que estaba en casa de sus padres, él nada mas se concentró en llenar aquella vagina de leche, olvidándose de todo a su alrededor.

Alexander: ¡te voy a llenar la matriz de mi leche!  ¡aaaaahhhhh!

Con una última estocada, Alexander termino dentro de la vagina de KIKA y se quedo quieto, sentía las contracciones de aquella vagina, en verdad le estaban ordeñando hasta la última gota de su leche.

Para este momento, marcos acaba de eyacular, lanzando varios chorros de su leche al piso; vio cómo su hermano fue sacando su verga casi flácida de la vagina de KIKA, por lo que apresurado acomodo la silla y se fue a su cuarto, para no ser visto por su hermano.

Alexander se puso una toalla en la cintura, luego llamo a KIKA para sacarla de la casa, entonces abrió la puerta de su cuarto y al dar un  paso, sintió un líquido pegajoso sobre la planta de su pie, vio hacia abajo y noto que había varias manchas blanquecinas.

KIKA de inmediato empezó a lamerlas, pero Alexander no le dio mucha importancia y se apresuró, a llevar a la perra fuera de la casa, para no ser descubierto por nadie, cuando regresaba a su cuarto, se encontró con Bianca, acariciándole la cabeza le dijo:

Alexander: “de lo que me he perdido todo este tiempo contigo” pero ya te regalé con mis papas… ¡ni modos, tendré que chingarme a tus hijas!

Por la mañana después de desayunar, Alexander se despidió de su familia, hizo saber que en 2 semanas, vendrían  sus hermanos a celebrar el cumpleaños de su padre; pero en realidad, él quería volver para disfrutar una vez mas de aquella rica vagina.

Cuando Alexander se subió a su camioneta, marcos salio junto con Bianca a despedirlo, ahí fue donde Alexander dijo: “cuídala y te la encargo mucho”

 

Marcos respondió ¡no te preocupes hermano, conmigo estará muy bien y créeme que estará lista para tu regreso! (sonriendo pícaramente, se apretó la verga que la tenía súper dura en el pantalón)

 

Alexander vio la notoria erección sobre el pantalón de su hermano menor y el nada más sonrió nervioso; justo cuando estaba dando vuelta a su camioneta, vio a Víctor que venía montado en su caballo, el nada más presiono el claxon y sacando la mano, se despidió con una fuerte erección entre sus pantalones.

Víctor llego a preguntar a su amigo, si de casualidad no había visto a su perra, ya que se había escapado por la noche, marcos mintiendo, respondió que no había visto a KIKA. Entonces Víctor se despidió, encargando a su perra a su amigo y que si la veía se lo hiciera saber pronto.

 

CONTINUARA……….                     (@Angelblacks   telegram)