1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Relato publicado originalmente en SexoSinTabues.com por Anonimo.
Llevaba meses esperando y por fin te habías decidido a hacerlo.
Hacia semanas que entrenaba a Tris.
Le llevaba tangas tuyos usados y le los daba a olfatear y le daba paté de ese tan rico, que tanto le gusta.
Cada vez se lo ponía más lejos y él lo buscaba, y cuando lo encontraba y me lo señalaba le daba una generosa raccion de paté mientras lo masturbaba.
Tomaba su polla, notaba su hueso del pene, le estimulaba bajándole la protección hasta que sacaba su polla sonrosada y puntiaguda.
Me miraba mientras lo hacía mientras lamía la crema.

Así fueron pasando unas semanas en las q cada vez q olfateaba la proximidad de tus tangas, Tris se ponía frenético, empezaba a sacar su polla y buscaba de mi mano lamer su golosina.

Por fin estaba preparado.

Ese día te avise que cuando deseases.
No estaba seguro de tu determinación pero hacia días que me corria pensando como lo pasarías.

Te pregunté “Ori, estás segura?” y me dijiste que si, que lo harías.

Te tome de la mano, te lleve al cuarto.
Te ate a los barrotes de la cama de modo que quedases arrodillada, con tu cabeza sobre el colchon.
Te tome la cara, te besé y te vende los ojos.
Baje el tanga q llevabas puesto y te lo quite entre tus piernas a cuatro.
Pase mis dedos por tu culo, y los meti en tu coño.
Estabas mojada ya!!
Con mis dedos esparci un poco de paté por tu cara y entre los labios de tu coño.
te estremeciste al sentir su contacto.

Salí de la habitación y fui en busca de Tris, que ya se agitaba en la perrera.

Lo conduje hasta ti y tan solo la mezcla de olores le puso frenético.
Quiso ir directamente a tu culo, pero lo dirigí a tu cara.
Te lamió con pasión , como solo su lengua lame, mientras observaba su miembro que salía de su funda de pelo.

Te tocaba la cara mientras Tris lamía tus cachetes, tu boca, tu frente,,, lo contenía para evitar q sacase la venda de tus ojos.

Jadeabas y notaba como tu respiración se hacía más agitada, como tus tetas se movían arriba u abajo, como se tensaban las cuerdas que te ataban.

Cuando dejo sin rastro de paté tu cara, tire de su collar lo lleve tras de ti.
Se volvió loco, como tú loca, cuando encontró la mezcla de olores, lamió decidido tu coño mientras te estremecías, la lengua no dejaba rincon de tu coño sin explorar.
le tocaba la polla mientras lo hacía, y esta surgía enérgica.
Poco a poco acabo con la golosina y la mezcla de olores de definió sobre el olor de tu coño, de tus fluidos.
y su polla le guiaba.

Torpemente se montó sobre ti.
Note como su peso te desequilibraba y como Tris empezaba a culear sin saber dónde hacerlo.
Ambos estábamos locos por ti.
Tu boca se abria y dejaba oír suspiros de ansiedad, sin saber que es lo que sentirías la próxima vez.

Se montó sobre ti pero con su torpeza apuntaba a tu ano, a todo tu cuerpo, no sabía bien por donde debía meterla.

Le tome la polla, agarre firme aguantando sus embestidas y la puse en la puerta de tu coño.
Con mis dedos abrí tus labios y acerqué su polla q embestía con locura.

Gritaste al primer contacto.
pero seguímos.
Me asegure de que Tris te la metiese,, y bombeaba cada vez con más fuerza,
Sus embestidas tocaban con las paredes de tu coño, te hacían doler y jadear.
pero seguimos.

Notaba como cada vez su polla entraba más en ti.
Sus patas arañaban tu espalda y sentías el jadeo sobre tu nuca.

Mmmmm me asegure de que la tenía bine metida cuando lo solté y fui hacia tu cara.
En cada embestida Tris te sacaba un quejido, hasta q se acomodó a la profundidad de tu coño.
Me gustaba verle culear sobre ti, como cada vez más se hacía contigo.
Sentí en tu cara como empezaba a engrosar su bola, como gritabas y me suplicabas, como sudabas.
como empujaba dentro de ti.
Te sujetaba la cabeza mientras a ciegas eras montada por mi perro.
Te acariciaba y te besaba mientras tu boca no dejaba de soltar gemidos y alaridos.
Me llamaste hijo de puta.
Pero te contuve.
Notaba como la fuerza de Tris cedía poco a poco y como te estaba llenando de su semen, como su bola apretaba contra tus paredes, como te dolía tanto como te daba placer.

Mi polla estaba a mil mientras te veía, mientras sentía como Tris se descargaba en ti.

Tus gestos de dolor eran evidentes.
pero no te podías deshacer de ello.
Tris descanso a los minutos, y dejo aflojar su empuje mientras estaba montado sobre ti.
hasta que quiso deshacerse de su unión.

Su bola tiraba de tu cuerpo y sentirás como si algo tirase desde dentro de tus entrañas.

Para ese momento te pase mi polla con la boca, “mámame, perra”.
y te la metí de una.
Cuando tenia la seguridad de que Tris había terminado.

Le ordene que se tumbase, y lo hizo, arrastrando tu cuerpo desmadejado con el.
Cada movimiento suyo era un extasis tuyo, un dolor y un gemido.

Bombeé en tu boca, te la follé mientras apenas te sostenías.

Cuando me iba a acabar te saque la venda y te dije “puta!” Y te llene la boca de leche.

Aún seguías en extasis.
Podía imaginar el mar de leche dentro de tu cuerpo.
Tris se quiso deshacer de ti y con un ruido de descorche, consiguió deshacer su nudo no sin proporcionarte un último momento de placer y de dolor.

Vi como la leche se derramaba entre tus piernas.

En ese momento te desaté, te tome en brazos y te subí a la cama,,, te abrí las piernas y te follé.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario